Una ONG (Organización No Gubernamental) es una organización, generalmente internacional, que, como su nombre indica, no tiene influencia del gobierno de ningún país ni de ninguna empresa con ánimo de lucro, por lo que la variedad y cantidad de puestos de trabajo que podemos encontrar con estas características es infinita.

Sin embargo, una cosa es el trabajo y otra, el trabajo remunerado, por lo que debemos identificar desde un principio dos intenciones claramente separadas, la del trabajo en sí con sus pagas mensuales, extras, retenciones e impuestos, otra que es igualmente laboriosa o más, que tiene que ver con el voluntariado. Son cosas muy distintas y como tales hay que entenderlo.

El término se confunde bastante con el de ONL (Organización No Lucrativa), pero las ONGs tienen un marcado carácter benéfico y altruista, mientras que las ONL, también llamadas fundaciones, tienen intereses más particulares no siempre benéficas en un sentido generalista, dicho de otro modo, mientras una ONG siempre está detrás de alguna “causa” de carácter humanitario y ambientalista (generalmente),las ONL tiene que ver muchas veces con empresas que buscan una exención de impuestos en sus donaciones, y cultivar la marca de las empresas que las financian.

Este artículo también te puede interesar: Cómo Realizar Trabajo Social

Existe una variedad enorme de ONG en el mundo. Según algunas estimaciones hay una ONG por cada 2.000 habitantes del planeta, por lo que pudieran existir unas 35.000.000 de ONGs en todo el mundo, lo que abarcaría todos los tipos de trabajo posibles. Cualquiera que se tu profesión podrías encontrar un puesto de trabajo en una ONG, si quisieras, otra cosa es que ese trabajo se encuentre remunerado, y. y otra bien distinta también, que esté “bien” remunerado.

copic-141192_640

Trabajar remuneradamente en una ONG

Trabajar en el progreso y desarrollo humano es una opción atractiva para mucha gente de todo el mundo. En los últimos 20 años han proliferado notablemente un sin fin de iniciativas que defienden todo tipo de causas nobles, y las que había, han crecido enormemente y se han sofisticado mucho con la experiencia y las tecnologías de la información. Por todo ello, trabajar en una ONG es cada día una opción más sólida y más a tener en cuenta, y que presenta una enorme diversificación de tareas y especialización.

Mucha gente se pregunta si es posible encontrar un puesto de trabajo estable en el seno de una ONG, si se requieren estudios de grado o avanzados, si se requiere experiencia, si es preciso haber pasado un tiempo como voluntario, y la respuesta en todos los casos es afirmativa: Sí se puede trabajar de manera estable y remunerada en una ONG, cuántos más estudios tengas mejor, si tienes experiencia mucho mejor, y si además conocer la labor del voluntariado, pues tienes todas las papeletas para conseguirlo.

Una ONG funciona administrativamente como cualquier empresa, con o sin ánimo de lucro, es decir, tiene sus departamentos de contabilidad, gestión, recaudación de fondos, operaciones, relaciones exteriores, y por supuesto, de recursos humanos.

Las más grandes ONGs como UNICEF, OXFAM y Save the Children, se gestionan de manera muy similar a las grandes corporaciones internacionales con sus propios departamentos o sistemas de producción, comercialización, publicidad, distribución, relaciones públicas, abogados, I + D, etc.

mark-1577987_640

Fíjate un objetivo

Entrar a trabajar a una ONG no es difícil, al menos no más difícil que entrar a trabajar en cualquier empresa. Los puestos de trabajo son tremendamente parecidos, y los criterios de selección también. Todo lo que tienes que hacer es tener muy claro la labor que deseas desarrollar, y después buscar esa actividad entre las miles de ofertas que se publican todos los meses, y preparar muy bien tu currículum, tu carta de presentación, tu entrevista y, sobre todo, tu mente comodona, para que empiece a aceptar que vas a trabajar de ese modo, y específicamente para ese puesto, porque una cosa que he aprendido con los años te voy a decir: me creas o no, tarde o temprano, esa oferta llega, y si te mentalizas y haces bien tus deberes, va a llegar más temprano que tarde. Prepárate, para que no te pille de improviso.

Decide exactamente qué es lo que quieres hacer en tu vida, en qué quieres trabajar, qué es lo que quieres lograr, qué es lo que te impulsa a ello, qué tipo de cambios quieres ver en tus semejantes y en el mundo, tómate todo el tiempo que necesites para averiguar eso que es lo que más te llena en esta vida, y, manos a la obra: alinea tu pensamiento, tus palabras, tus emociones, tus sentimientos, tu voluntad, y tus acciones, en esa específica dirección y no en ninguna otra.

No te dejes distraer por tus padres, tus amigos, la vida cómoda del pesebre hogareño y la televisión. Salta ahora mismo de la silla y ponte a caminar. Alinea tus chacras, diría un oriental, en esa dirección de tus sueños, y estarás avanzando conscientemente hacia ellos, hacia tu meta específica en la vida, hacia tu propio y específico destino.

Y te avanzo otra cosa: cuando alguien avanza hacia su destino con disciplina y sin distracciones, no hay nadie, ni nada, que lo pare, te lo aseguro. Y además, la satisfacción de haber alcanzado tu destino en la vida, tu software personal, tu programa vital, es el mejor premio que podrás llevarte cuando te alcance la muerte. Si tu destino está en una ONG, ve por él.

Tanto si quieres trabajar con los refugiados, animales, niños, personas con discapacidad, víctimas de guerra, ancianos o cualquier otra causa que se pueda imaginar, busca en Internet y habrá una ONG involucrada en tus mismos objetivos.

woman-1570796_640

Presenta tus credenciales

La obtención de un puesto de trabajo en una ONG sigue los mismos planteamientos que cualquier otro empleo. Tu personalidad, conocimientos, cualidades, habilidades y experiencia, son los que van a determinar si usted se queda en el puesto o no.

Todo lo que puedas invertir de tu dinero y tu tiempo en hacer crecer esos cinco potenciales lo estarás invirtiendo en ti mismo, y van a ser tus credenciales para toda la vida, y si destacas mucho, también para tu descendencia y tu entorno, por aquello de que lo bueno, también se pega.

Si ya has identificado tu destino en la vida, y ya las localizado la ONG que se alinea mejor con tus programas, pensamientos, sentimientos, emociones, palabras, voluntad y acciones, adelante, toma tu CV, tu carta, tu experiencia, y el resto de tus credenciales, y ve a buscarlo.

Ventajas de trabajar en una ONG

La remuneración no lo es todo, pero ayuda bastante a alinear tus centros vitales y a avanzar en la dirección de tu destino. Ayuda, y mucho.
Explorar otras tierras, conocer otras culturas y otras lenguas, decir adiós aunque sea por un tiempo a la familia, el barrio y agentes tóxicos similares, es muy saludable.
El aprendizaje que te da vivir sobre el terreno cualquier problemática no se compara con ninguna teoría, trabajar muchas causas in-situ se puede tomar como unas prácticas, que te van a dar una perspectiva única sobre cualquier área, y servirte luego para trabajar en empresas de lucro, e incluso, para emprender tu propio negocio.
Voluntariado

Es la vía para adquirir experiencia para trabajar en una ONG más rápido y efectivo que existe. El voluntariado es la puerta de entrada por excelencia para trabajar en una ONG. Lo difícil es después dar el salto hacia la remuneración, y cuanto más tiempo estés como voluntario más difícil te resultará dar ese salto.

Cuando echas raíces en el campo de batalla y te enamoras de una causa, es muy difícil cambiar de hábitos. En cuanto te acomodas en tu puesto de voluntario te empiezas a sentir útil e imprescindible, y ese sentimiento será una droga muy difícil de dejar.

Si lo consigues, tendrás seguramente las puertas abiertas del mercado laboral, conocerás otros idiomas, otras fuentes de riqueza, y una experiencia incomparable en cualquiera que sea el área de tu trabajo.

Esto es duro decirlo, pero si no te gustas cómo eres, te vendrá bien darte un tiempo de voluntariado, porque si algo hay seguro es, que volverás siendo otra persona.

¿A qué esperas?

Ponte a investigar, En Internet están todas las ONGs que te interesan y las que aún no has descubierto. Busca, infórmate y lánzate. Nunca va a ser mejor momento que ahora.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.