Buscar un empleo es uno de los retos más fuertes a los cuales se tiene que enfrentar el ser humano durante toda su vida. Se tenga una formación profesional o no, el pasar por la etapa de búsqueda es realmente un desafío, sobre todo si se transita por primera vez y no se sabe por dónde comenzar dicha búsqueda.

Desde empezar a planificar que tipo de trabajos estás buscando hasta conseguir dicho empleo, es un camino que puede parecer bastante largo sino se tiene las confianza en sí mismo necesaria y sobre la paciencia. A veces puede que la desesperación, de no conseguir nada inmediatamente, te hace sentir que estás haciendo todo mal. No podemos caer en este error.

Para comenzar la búsqueda de cualquier empleo es mejor tener las herramientas necesarias a la mano. Con herramientas no nos referimos a que vayas a trabajar obligatoriamente reparando algo en particular, sino más bien a cada una de las cosas o circunstancias que harán que obtener ese trabajo sea una meta mucho más cercana.

Se debe demostrar confianza pero hay que tener muy en claro que una cosa es ser confiado y otra muy diferente ser presumido, así que hay que tener mucho cuidado de no cruzar esta línea tan fundamental a la hora de buscar cualquier tipo de empleo. Las posibles personas con las que trabajaras no querrán un compañero o empleado que se sienta superior al resto que pueda llegar a entorpecer el trabajo.

¿Que necesitas para buscar empleo?

  • Perseverancia
  • Higiene personal
  • Organizarte
  • Lápiz y papel
  • Currículum u hoja de vida

Instrucciones para buscar empleo

  1. Estudiar: Este primer paso puede parecer trivial pero realmente es necesario. Tener buenos estudios en combinación con la experiencia es una carta acertada a la hora de buscar cualquier empleo. No necesariamente se tiene que ser profesional, ya que hay muchos jóvenes que no han entrado a la universidad y están en búsqueda de su primer trabajo, cosa que es perfectamente aceptable. Con estudios nos referimos al esfuerzo por tener buenas calificaciones ya que algunos empleos, independientemente del grado, lo exigen como muestra de la responsabilidad y compromiso que pueda tener una persona. Es por ello que es fundamental mantener los estudios activos y si se está buscando un trabajo en alguna área en específico los conocimientos al respecto deben ser bien justificados y comprobados.
  2. Hacer cursos, talleres, entre otros: En este sentido sucede lo mismo que con el estudio, entre más conocimientos demuestres en alguna área en específico será mucho más fácil buscar empleo a su alrededor. Existen dos formas en las cuales puedes realizar algún curso. Si eres profesional o estas estudiando en la universidad, lo mejor es realizar algún curso que complemente ese tipo de educación que estás recibiendo, esto es valorado por las empresas que buscan personal joven pero que demuestre sus competencias en alguna área de la carrera estudiada. En el caso de que no tengas una profesión, lo mejor al buscar empleo es realizar cursos o talleres con respecto al área en la que desees trabajar. Por más sencilla que sea la labor a desempeñar si demuestras que ya tienes conocimientos previos al respecto sumará puntos a tu favor que te irán poniendo poco a poco a la cabeza como un posible candidato.
  3. Si es el primer empleo: La búsqueda del primer empleo es un poco más cuesta arriba que el segundo o el tercero. Por ello es importante que en cada entrevista te esfuerces el doble por demostrar lo que sabes a pesar de no tener tanta experiencia como el resto. Si te esfuerzas lo suficiente demostrarás fácilmente lo que puedes aportar a esa empresa, quizás una persona con mucha experiencia no logre conseguir mostrar esta parte tan fácilmente, todo es cuestión de actitud.
  4. Preparar un buen currículum u hoja de vida: El cuarto paso quizás sea uno de los pilares más fundamentales en tu búsqueda de empleo. Muchas veces subestimamos lo importante que puede llegar a ser la hoja de vida o currículum vitae, por ello no se toman el tiempo suficiente para prepararla adecuadamente o peor aún se colocan los datos incorrectos. Tomate un tiempo para organizar, de la forma más adecuada, los datos personales. En la actualidad colocar el correo electrónico y el número de móvil es muy importante ya que la tecnología ha avanzado lo suficiente como para hacer de estos vías de comunicación directa y por la cuales la mayoría de las empresas informan a sus usuarios sobre la situación en particular de las postulación. Recuerda que esta hoja u hojas son tu carta de presentación ante tu futuro empleo, por ello la organización debe ser prioritaria a la hora de realizarla. Muchas personas se han quedado sin trabajo por presentar una hoja vida inadecuada a pesar de tener experiencia y conocimientos, por más sencillo que sea el cargo de postulación. Ten muy presente este pasó.
  5. ¿Qué tipo de empleo? Antes de comenzar cualquier tipo de búsqueda se debe tener muy en claro qué tipo de empleo se va a solicitar. No podemos ir metiendo currículum en todas partes sin definir que se quiere hacer realmente. Lo mejor es que sepas hacia qué tipo de empleo quieres dirigirte y cuáles son las áreas que quieres desempeñar.
  6. Define tus cualidades: Esto debe estar impreso en la hoja de vida, pero tú concientemente también debes saberlo antes de comenzar las entrevistas. Definir tus cualidades te permite tener en claro  inicialmente el tipo de empleo que vas a solicitar, junto con el área. Además es una forma de demostrarte a ti mismo para que eres bueno y al tenerlo claro internamente podrás mostrarlo a las personas de tu alrededor.
  7. Buscar tradicionalmente: Es momento de comenzar la búsqueda, pero ¿por dónde comenzar? Una de las formas más tradicionales para esto es por medio del periódico, hoy en día siguen apareciendo clasificados en diferentes áreas laborales que pueden servirte para dejar luego tus currículum o presentarte a entrevistas directamente, según lo que solicite la empresa.
  8. Caminar y visitar: Otra forma de buscar empleo es comenzar a caminar por diferentes sectores de tu comunidad observando los diferentes puestos y locales detalladamente y preguntando de ser necesario. En ocasiones las empresas colocan pequeños letreros en donde solicitan empleado para laborar en dicho establecimiento y hasta en otros. Camina por diferentes sectores, centros comerciales o zonas laborales y ve dejando tu propuesta en los lugares en donde consigas una posibilidad de un futuro trabajo. Ese esfuerzo traerá sus frutos posteriormente.
  9. Buscar por internet: Actualmente con los avances tecnológicos la mayoría de los anuncios de trabajos se encuentran por Internet, sobre todo en las áreas profesionales. Es por ello que debes informarte cuáles son las páginas más adecuadas y utilizadas para buscar empleo. Igualmente se debe investigar cómo debe ser el abordaje de las empresas por esta vía ya que puede ser una forma bastante impersonal, es por ello que cada mínimo detalle cuenta al respecto.
  10. Tener contactos: Con tener contactos nos referimos a amigos, colegas o conocidos que puedan llegar a facilitarte el conseguir un empleo. Cuanta más personas conozcan habrán más posibilidades que te digan en qué lugares están solicitando personal para trabajar o en donde puedes dejar tu resumen curricular. Igualmente los contactos son una forma de demostrar la importancia de tu trabajo y pueden llegarte a servir como referencia personales para algunas áreas en específico.
  11. Demostrar responsabilidad: Ya has conseguido una entrevista después de tanta búsqueda ahora es momento de que demuestres responsabilidad. A la hora de buscar empleo es fundamental que si se te presenta la oportunidad de interactuar con las personas relacionadas con la empresa demuestres puntualidad, responsabilidad y compromiso con tu labor profesional. Entre mejor sea la impresión que causes, más posibilidades tienes de conseguir ese trabajo que tanto deseas. Junto con la responsabilidad esta la buena disposición, demuestra que eres positivo y que puedes sumar más que restar. Se atentó con las personas que te están entrevistando y demuéstrales que así como eres con ellos serás con los clientes o con tus futuros compañeros de trabajo.
  12. Vestirse acorde al empleo solicitado: Para cada área de trabajo existe una vestidura que se adapte a la misma. Es por ello que para las entrevistas debes tener esa ropa que te haga parecer diferente de una forma poco excéntrica y que de muy buena expresión. Hay que estar acorde a la situación dejando un poco de lado los intereses personales, ya que las entrevistas pueden llegar a ser bastante prejuiciosas y no queremos que por un malentendido dejes de tener la posibilidad de conseguir lo que buscas. En la vestimenta lo más importante es estar aseado, por más obvio que parezca es significativo recordarlo. Ya sea que tengas el cabello largo o corto, pero bien peinado; la ropa debe estar limpia, al igual que tu (asegurándote que no salgan olores extraños) y con zapatos acordes a la situación. Créenos que son detalles que marcar una notable diferencia.
  13. Seguir en la búsqueda: Ya llevas buscando durante mucho tiempo y aun nada. Analiza primeramente que puedes estar haciendo mal y busca las maneras de solucionarlo para que no se repita en futuras ocasiones. Igualmente sigue buscando ya que no sabes en qué lugar podría estar ese trabajo por el que tanto te has esforzado.
  14. No subestimes ningún empleo: Quizás tus primeros trabajos no sean los que soñabas para ejercer tu vida profesional, pero por algo se comienza. Ningún trabajo es malo, todos te dejan algún aporte o enseñanza que podrá servirte en el futuro, así que anímate a seguir trabajando mientras continuas en la búsqueda de ese cargo que tanto ansias. La experiencia también será un beneficio extra que se ira sumando poco a poco y que te abrirá muchas más posibilidades.

Consejos para buscar empleo

El primer consejo que te damos con respecto a la búsqueda de empleo es que no te desanimes, puede parecer una tarea bastante larga pero que se debe realizar si queremos obtener el tan anhelado premio. No podemos dejar que nuestra autoestima decaiga por hacer una búsqueda que nos parezca interminable. Sigue adelante ante todas las cosas.

Al momento de presentarnos en una entrevista laboral podemos presentar un ataque de nervios. Hay que ser conscientes de estos nervios, ya que pueden ocasionar que digamos o hagamos algo que no va acorde con toda la experiencia por la que estamos pasando. Es casi imposible decir que no estés nervioso pero sí que intentes controlarlos lo más que puedas para que generen consecuencias indeseadas al respecto.

Buscar empleo, como te decíamos en un principio, es una labor por la que todos vamos a pasar. Para algunos el tiempo es muy corto y para otros la búsqueda será como eterna, lo importante es saber que tenemos la voluntad para seguir buscando y que a medida que esto ocurra las puertas se irán abriendo tomando en cuenta todo lo que te hemos dicho anteriormente.

Te van a interesar también los siguientes postCómo trabajar de recepcionista y Cómo trabajar en Excel

¿Te ha gustado?