Comunicarse con el jefe en estos tiempos que corren puede ser una de las tareas más complicadas que existen. Esto se debe a que comunicarse con el jefe de malas maneras puede desembocar en un despido.

En estos tiempos de crisis y de paro, el trabajo ha pasado a valer más que nunca, ya que se ha transformado en estos últimos tiempos en un bien escaso, con un paro de más del 20% no es para menos.

Según la ley de la oferta y la demanda, a más escasez de puestos de trabajo haya más aumenta el valor del mismo, así como más disminuye el valor del trabajador. Por estos motivos, comunicarse con el jefe de manera eficiente puede marcar la diferencia entre conseguir ese ascenso o conseguir únicamente un despido.

Hay que pensar que el jefe es una persona humana como todos, sin embargo, el tiene el poder de poderte despedir y por lo tanto, hay ciertas pautas que se deben seguir para comunicarte con el jefe de manera eficiente sin que te despidan.

Antes de nada ya te adelanto que si eres una persona maleducada, grosera y prepotente, lo tienes muy crudo para comunicarte con el jefe, ya que a los directivos no les gusta la gente demasiado vanidosa.

Por eso desde la sección de negocios desde doncomos.com, te vamos a enseñar detalladamente y paso a como, como comunicarse con el jefe, ya sea para conseguir un ascenso, para hacerle una propuesta, contarle algún problema o simplemente para dialogar con el evitando el despido.

Instrucciones para comunicarte con el jefe

  1. Siempre guarda las formas:
    Lo primero que tienes que saber es que estás en un lugar donde vas a entablar una conversación de manera civilizada con un superior, por lo tanto, guardar las formas es obligatorio para conseguir una buena conversación con tu jefe. Con guardar las formas me refiero a que trates al jefe con respeto, ya que no es tu colega o tu compañero de trabajo, recuerda que tiene el poder de despedirte. Por supuesto, evita levantar el tono de voz, evita insultar y evita menospreciar al jefe porque sino te pondrán de patitas en la calle en menos que canta un gallo. En cuando al lenguaje y la etiqueta, esto dependerá del contexto, el cual voy a explicar a continuación.
  2. Observa el contexto de la situación:
    Obviamente no es lo mismo comunicarse con un jefe de un taller mecánico que con un jefe de una gran multinacional, así mismo, no es lo mismo hablar con un simple encargado que hablar con el director general de la empresa. Lo que quiero decir es que analices el contexto de la situación y actúes como tal según la situación en la que te encuentres. Por ejemplo si vas a una oficina, debes vestir con la etiqueta adecuada y trata al jefe con educación, de usted y con un lenguaje correcto, sin palabrotas, tratando con diplomacia el tema del que hablar con el jefe. Si en cambio trabajas en la construcción, te podrías permitir utilizar un lenguaje coloquial, incluso con palabrotas, dependiendo del jefe y de la categoría del mismo(no es lo mismo el capataz de la obra que el jefe de la constructora).
  3. No seas vanidoso:
    Si algo odian los directivos es a las personas que van de superlistas en una empresa. Esta es una de las razones por las cuales mucha gente sobrecualificada no encuentra trabajo, ya que a los jefes no les gusta gente que sepa más que ellos. Si vas de listo, el jefe te verá o bien como un competidor para su puesto de trabajo, o bien alguien que no es capaz de trabajar en equipo y un rebelde, por lo tanto, aunque seas el mejor de la empresa, ten los pies en la tierra, ya que en estos tiempos que corren con el valor del trabajo tan escaso, un trabajo es un tesoro y debes intentar conservarlo a toda costa.
  4. Hazte valer:
    Con el paso 3 no me malinterpretes, ya que no es lo mismo no ser un vanidoso que dejarte pisar por toda la empresa. Debes trabajar duro, pero de manera humilde, sin pisar a nadie pero tampoco dejándote pisar. Por ejemplo si sufres acoso laboral no temas denunciarlo, si quieres dar una pequeña sugerencia al jefe no temas en hacerlo y si quieres quejarte de algún compañero no temas en hacerlo, pero siempre con educación y sin ser un vanidoso como ya dije en el paso 3. A los jefes no les gustan tampoco los seres sin autoestima, ya que si eres una persona sin autoestima, el jefe pensará que no vales para trabajar en su empresa e igualmente te despedirá.

Consejos para comunicarte con el jefe

  • No seas un pelota: Por todos los medios evita ser el pelota de la empresa, no solo porque no les gusta demasiado a los directivos una persona que no les ve ningún defecto y les sigue a todas partes, sino porque estás vendiendo tu dignidad y eso no es agradable.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.