Un controlador o controladora es una persona que se dedica a intentar controlarlo todo, ya sea lo que le concierne o lo que no le concierne.

A veces es bueno ser un poquito controlador en esta vida, ya que ser una persona despreocupada va a hacer que tampoco podamos lograr nuestros objetivos de la manera correcta, sin embargo, cuando te pasas de la raya ocurren cosas muy feas.

La gente controladora suele alejar a su familia, a sus amigos y a sus seres queridos, ya que se van a sentir abrumados con tanto control sobre ellos, lo cual no es bueno y no gusta a absolutamente nadie. Además te diré que la gente que controla mucho a los demás suele también tratar de imponer sus propias creencias, sean o no del agrado de las otras personas.

Si no paras a tiempo de ser un controlador, al final te vas a ser solo o sola en la vida, algo que nadie quiere acabar estando nunca.

Si sientes que estás siendo demasiado controlador, sigue los siguientes consejos desde doncomos.com, en los cuales te voy a enseñar como dejar de ser un controlador y empezar a ser una persona más querida por los demás.

¿Que necesitas para dejar de ser controlador?

  • Autocontrol.
  • Capacidad de escuchar.
  • Paciencia.
  • Capacidad para realizar tus propios sueños.

Instrucciones para dejar de ser controlador

  1. Causas de ser controlador:
    Todas las acciones que hacemos en esta vida, sean acciones buenas o sean acciones malas, las realizamos por alguna razón en especial. Conocer cuales son estas razones es crucial para una mejor salud mental y para dejar de ser controlador. Algunas de las razones más comunes son las siguientes:

    1. Incapacidad de realizar nuestros sueños: Muy común en padres que no pudieron ser mucho en la vida e intentan que sus hijos cumplan los sueños que ellos tenían, lo que se conoce como autorrealización a través de sus hijos.
    2. Desconfianza: Las personas que han sufrido mucho en esta vida desconfían de los demás y por lo tanto, intentan controlarlo todo porque creen que si dejan de controlarlo todo, no le van a hacer caso y le van a dañar, ocurriendo a veces justamente lo contrario.
    3. Falta de confianza en uno mismo: Una persona que no confía en si mismo, necesita controlar a los demás para que hagan lo que el quiera, ya que mandar sobre otros es una forma que tiene de sentirse importante y superior a los demás.
    4. Locura: En los casos graves, suele ser por trastornos obsesivos compulsivos, esquizofrenias…
      Cómo dejar de ser controlador
  2. Realiza tus sueños:
    En el caso de que intentes autorrealizar tus sueños a través de tus hijos, la mejor forma de pararlo es realizar tus propios sueños. Mucha gente pone como escusa la edad, pero eso no es válido, ya que conozco mucha gente que consiguieron sus sueños con más de 40 años, por lo tanto, no te rindas e intenta lograr tus sueños por ti mismo, así dejarás en paz a tus hijos. Por ejemplo, si quieres ser ingeniero y tienes 40 años, da igual, métete a estudiar en tus ratos libres y tarde o temprano lo sacarás. Si tu sueño fue ser futbolista profesional, igual con 40 años no logras, pero puedes hacerlo a pequeña escala jugando en una liga local de fútbol sala o incluso siendo entrenador.Cómo dejar de ser controlador
  3. Confía en los demás y escucha:
    Otro problema de los controladores es que no ven más allá de sus intereses y por lo tanto, son incapaces de escuchar lo que dicen las demás personas y lo que quieren. Tienes que dialogar y escuchar a tus seres queridos para saber lo que quieren, les puedes aconsejar sobre lo que es mejor para ellos, pero nunca controlar ni imponer lo que tu quieres que hagan, ya que a la larga va a ser mucho peor para ellos porque lo van a ver como una ofensa y una falta de libertad. Al final la gente te hará más caso si eres capaz de escucharlos atentamente cuando tienen sueños y aspiraciones en la vida.
    Cómo dejar de ser controlador
  4. Confía:
    Debes confiar tanto en ti mismo como en los demás, ya que la confianza es clave para no ser una persona controladora. Si confías en ti mismo, vas a poder creer que la gente te va a hacer caso y no vas a tener que estar siempre encima ni creerte superior para intentar demostrar tu valía. Si confías en los demás, vas a poder dejarles algo de libertad para realizar las acciones. SI lo haces bien, al final van a confiar en ti ellos también y van a hacer lo que les digas, sin necesidad de ser controlador.Cómo dejar de ser controlador

Consejos para dejar de ser controlador

  • Ni tanto ni tan calvo: No seas controlador pero tampoco te despreocupes del todo. Muchas personas, sobre todo los hijos, necesitan una guía por parte de los padres para no hacer lo incorrecto y si pasas de ellos completamente, van a ir por el mal camino.
¿Te ha gustado?
61 usuarios han opinado y a un 86,89% le ha gustado.