Dejar un trabajo es algo que es poco habitual en estos tiempos que corren, sin embargo, puede ser que en algunas ocasiones, cierta gente necesite dejar un trabajo por la razón que sea, algo que muchas veces no es tan sencillo como parece.

Cuando hemos entrado a trabajar a una empresa, en muchas ocasiones se crea un ambiente familiar, un ambiente en el cual se puede estar y se está bastante a gusto. Sin embargo, en algunas ocasiones puede ser que por alguna razón, quieras abandonar este ambiente y no sea tan sencillo.

Por ejemplo, si te sale otro trabajo mejor remunerado o en el que estés más a gusto, un trabajo en el cual estés mejor o simplemente quieras dejar el trabajo para ir a cuidar a tu familia. Además no todo el mundo necesita trabajar, puesto que hay gente que tiene dinero y ya tiene la vida resuelta, por lo tanto, en estos casos es común que quieran dejar de trabajar para poder tener más tiempo libre, ya que quitando unos trabajos que son buenos, nadie quiere trabajar si puede evitarlo.

También hay casos menos comunes, como por ejemplo que te toque la lotería o que haya aparecido un compañero que te haga acoso laboral. Lo malo de dejar un trabajo es que muchas veces no quieres decir la verdad(sobre todo el tema de la lotería para evitar cotilleos y gorrones varios) y tampoco quieres que te intenten convencer de que no te vayas. Además sienta un poco mal decir que te vas a personas con las cuales te llevas bien o tienes una buena relación, así que siempre es un tema algo complejo.

También te interesará: Cómo Dejar un Trabajo

Por este motivo, es necesario saber ciertas cosas para poder dejar un trabajo adecuadamente, ya que por si nos va mal en el anterior, en muchas ocasiones querremos que las puertas de nuestra antigua empresa sigan abiertas.

Pero no te preocupes por nada, ya que hoy te vamos a enseñar todo lo que necesitas saber para dejar un trabajo, algo que cualquier persona puede hacer fácilmente y para lo que no hace falta demasiada preparación, puesto que realmente son cosas que todos podemos hacer.

Instrucciones para dejar el trabajo

  1. Presentar dimisión por escrito:
    Si eres una persona de pocas palabras, es difícil hablar con tu jefe o simplemente no quieres ver su cara, tienes la opción de presentar tu dimisión por escrito. Esta opción es buena para dejar un trabajo si no quieres tener charlas con el jefe, sin embargo, al dimitir vas a perder la opción de cobrar el finiquito. Además, a menos que estés en periodo de prueba, debes avisar con 15 días de antelación que te vas de la empresa ,algo que puede dificultar estos 15 días de trabajo con el jefe. Si te deben vacaciones, puedes cogerte los días de vacaciones al dimitir, para que te manden a casa antes y no tengas que estar estos 15 días viendo las caras de tus compañeros y sobre todo de tu jefe, los cuales no entenderás por qué te vas.
  2. Hacer que te despidan:
    Esto es todo un clásico, el cual se usa para dos cosas. En primer lugar, para no tener que realizar la carga de dimitir y en segundo lugar, para cobrar el finiquito y la indemnización por despido. La forma de hacer que te despidan es simple, sólo tienes que incumplir algún tipo de normativa. Eso si, recuerda que si te pasas, el despido será disciplinario, el cual no tiene derecho a indemnización, así que trata que el despido sea por causas objetivas, es decir, que sea por alguna causa como pequeño bajón de rendimiento, alguna falta o demás que no sea demasiado grave. De esta manera, vas a poder cobrar tu indemnización por despido procedente, la cual suele ser de 20 días por año trabajado, además de vacaciones no disfrutadas.
  3. Hablar con el jefe:
    Desde mi punto de vista, esta la opción más inteligente y la más valiente, es decir, ir al despacho del jefe y contarle las razones por las cuales quieras irte. Si es por un problema en la empresa como mobbing, podría ocurrir que no tuvieras que dejar el trabajo, ya que se podría solucionar el problema y poder así volver a tu puesto de trabajo de forma normal. Si te vas a otro trabajo, di a tu jefe que es la oportunidad de tu vida y que no la puedes dejar pasar y si es un jefe comprensivo,te dejará ir sin problemas, incluso redactando una carta de recomendación si has sido un buen empleado. El caso es que hables claras las cosas, sin miedo, sin mentiras y agradeciendo tu estancia en la empresa. Un jefe normal entenderá la situación y te dejará ir y con un jefe malo discutirás, pero si presentas la dimisión no te puede retener en la empresa contra tu voluntad.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.