¿Estás cansado de la situación en la que te encuentras en tu trabajo? ¿Has encontrado un trabajo mejor para ti y quieres dejar tu trabajo actual?

Por extraño que parezca hoy en día, debido a la dificultad de encontrar trabajo, esto ocurre, en muchos casos se trata porque el trabajador está soportando condiciones muy malas de trabajo y ya no aguantan más, pero hay otras en que por suerte el trabajador se ha “movido” y la suerte le ha sonreído, de modo que le ha surgido algún trabajo que le interesa más que el que tiene actualmente. Sea cual sea el motivo la cuestión es cómo dejar un trabajo, pues en ningún caso resulta fácil, y dejar un trabajo quedando bien y con posibilidades de volver es más complicado aún.

Si tú también quieres saber cómo dejar un trabajo a continuación te daremos las claves para que lo hagas saliendo por la puerta grande. Recuerda que nunca se sabe y quizás en algún momento de la vida tengas que volver a pedir trabajo.

Piensa con cabeza fría

Antes de dar cualquier paso es fundamental que pienses con cabeza fría en tu decisión. Está claro que tomar la decisión de dejar tu trabajo porque has tenido un mal día, o porque ya has aguantado mucho y crees que no puedas hacerlo por más tiempo es una mala idea. Por supuesto la idea puede aparecer y permanecer en tu cabeza, pero no lo lleves a la acción sin haberlo meditado y pensado una vez que ya te has calmado y has dejado pasar un poco de tiempo.

Una vez que sea el momento ideal para pensar al respecto debes plantearte las ventajas y desventajas de tu trabajo desde todos los puntos de vista, es decir debes tener en cuenta el horario, la ubicación, las tareas a realizar, la relación con los compañeros, el sueldo, las horas extras, posibilidades de ascensos, etc. Esto te ayudará a ver la situación objetivamente.

Pero si además te planteas dejar tu actual trabajo porque tienes sobre la mesa otra oferta, entonces haz otra lista de ventajas y desventajas de este nuevo trabajo para que puedas comparar ambos. Recuerda no dejarte influir por la ilusión y la atracción de este nuevo trabajo, en este punto tienes que ser más objetivo que emocional.

Una vez que has sido objetivo plantéate sin demasiado reparo tus sentimientos respecto a cada trabajo.
Cómo dejar un trabajo

Comunica tu decisión

Una vez que la decisión de dejar tu trabajo ha sido tomada es hora de comunicarlo. Por supuesto el primero en saber que quieres marcharte debe ser el jefe.
Cómo dejar un trabajo

Que tus compañeros cotilleen y hablen del tema antes de que lo sepa tu jefe te hará quedar mal y perder puntos.

Aunque te vayas a ir necesitas aliados y debes irte con las puertas abiertas y con un trato cordial, nunca se sabe si en algún momento tengas que volver o incluso colaborar en algún proyecto con tu antiguo jefe.

Por eso acude primero al jefe y con buenas palabras y educación exponle tu decisión de dejar el trabajo. Sé cordial y positivo, de manera que ellos también lo vean como algo bueno y se pongan de tu parte.

No le entregues tu carta de renuncia en esta primera conversación, para que no sea una conversación abrupta. Entrégasela mejor en otro día después de haber hablado cordialmente.

Tus emociones

Debes controlar tus emociones, no dejes que tu ira y enfado se apodere de ti, piensa en lo poco que te queda en la empresa y que no merece la pena actuar mal y acabar mal en la empresa ni con tus jefes ni compañeros. Estos son casos frecuentes cuando se ha sido víctima de acoso, o maltrato de algún tipo, pero recuerda que el tiempo lo pone todo en su sitio y tú debes salir con elegancia y positividad.
Cómo dejar un trabajo

Elige el momento perfecto

Quizás no hay ningún momento perfecto cuando se trata de dejar un trabajo. Ya sabemos que durante el año existen varias etapas en el trabajo, con algunos momentos con mayor incremento de trabajo y con disminuciones, o incluso con mayor estrés, o por ejemplo etapas de creación de nuevos proyectos.

Si eres parte crucial de un proyecto, quizás deberías barajar las posibilidades de dejar tu trabajo un poco más adelante si es posible, de forma que no cause un gran impacto y tu salida no ocasione más retrasos o la paralización total de ese proyecto.
Cómo dejar un trabajo

Otro factor importante es el tiempo de preaviso para comunicar tu decisión de dejar el trabajo. Por supuesto no es del todo correcto avisar con un par de días de antelación, siempre es mejor dar un poco de tiempo a la empresa para que se organice, prepare papeles, o incluso pueda buscarte un sustituto. De todas formas no te recomiendo que le des “demasiado” tiempo, puesto que puede llevar a que tus jefes comiencen a desconfiar de tu implicación en tu trabajo y tu proyecto, si de verdad lo haces bien o no puesto que te vas a marchar.

Con estos simples consejos tienes las claves sobre cómo dejar un trabajo, de forma elegante y profesional asegurándote una buena relación profesional con tu jefe y la empresa.

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.