Las agresiones suelen ser definidas de forma similar pero con pequeñas diferencias entre las distintas jurisdicciones. Pero lo importante, es que en los casos de agresión siempre existe uno o más agresores y una o dos personas agredidas.

Si tú estás siendo agredido tanto de forma física como verbal, es hora de que comiences a tomar cartas en este asunto, ya que se trata de una situación muy grave, y que cada vez puede ir a peor, alcanzando situaciones indeseables.

Si deseas saber cómo denunciar por agresiones debido a que alguien te está agrediendo por ejemplo en el trabajo, aquí en doncomos.com vamos a mostrarte los pasos que debes seguir para realizar una correcta denuncia y que el agresor pare de golpe con su mala actitud.

Qué es una agresión un delito de agresión

En el Código Penal, el delito de agresión es aquel delito que se comete por haber realizado una o más agresiones.

Entendemos por agresión el causar daños o lesiones a una o más personas menoscabando su integridad corporal, su salud física y/o mental.

Este tipo de delitos conlleva distintas penas, dependiendo de la gravedad del daño cometido se establecerá una pena mayor o menor. También deberá tenerse en cuenta si la agresión se ha efectuado por dolo (a sabiendas del daño que se produce y de la ilegalidad de sus actos) o por culpa (cuando no se sabe las consecuencias que pueden acarrear el acto). Normalmente si se consigue probar que la agresión ha sido por culpa, la pena suele ser menor que en el caso de las agresiones por dolo.

Cómo denunciar por agresiones

El primer paso que debes hacer es no rebajarte, y decirle que la próxima vez tomarás cartas en el asunto, que ya está bien de su actitud y de agredirte. Si no para en sus agresiones deberás empezar a moverte y a defenderte.

Si se trata de agresiones en el trabajo es acudir a tu jefe o a tu departamento de recursos humanos para interponer la denuncia en la propia empresa. Deberás exponerles lo que te está ocurriendo, y tú mismo llevarles a un compañero como testigo, o que sea la propia empresa la que realice una investigación ya sea entrevistando a varios de tus compañeros como revisando las cámaras de seguridad.

También llamarán al agresor para saber su opinión al respecto y luego tomarán un veredicto, que puede resultar desde una amonestación verbal hasta una suspensión de empleo y sueldo de varios días, o incluso puede llevar al despido si la empresa descubre que esta persona está agrediendo a más de una persona y lo lleva haciendo durante mucho tiempo, así como también dependerá de la gravedad de la agresión.

En el caso que después de la resolución por parte de la empresa, este cumple su “condena” pero sigue agrediéndote, entonces deberás denunciar esta actitud por la vía legal. Avisa a la empresa de que vas a denunciar a tu compañero, es posible que alguna empresa te apoye y otras en cambio te pidan una segunda oportunidad para arreglar las cosas, pero esto no suele ser suficiente. Si el agresor no ha cambiado de actitud desde su primera amonestación, no cambiará de actitud por más que la empresa pueda hacer de forma legal.

Así que para interponer una denuncia por agresión, lo primero que debes tener son pruebas. Lo más importante es tener testigos que puedan declarar ante la policía o ante el juez. Puedes pedírselo a uno más compañeros de trabajo, pero siempre será mucho mejor que estos testigos no estén relacionados personalmente contigo, es decir, que no tengáis una relación más allá de ser simples compañeros de trabajo. De esta forma su testimonio será más creído y tendrá un valor de mayor veracidad.

Otra opción es que le pidas a la empresa copias de las imágenes de las cámaras de seguridad, o que se lo menciones a la policía y que sean ellos, con una orden quienes las adquieran para evitar problemas de manipulación, veracidad, etc.

Debes tener mucho cuidado con las grabaciones. Aunque te pueda parecer la forma más fácil de conseguir las pruebas que necesitas, no puedes grabar ni en audio ni en video a ninguna persona sin su consentimiento, por lo que, si lo hicieses y lo entregases a la policía, podrían denunciarte a ti, por un delito, ya que has violado la ley de protección de datos, y por tanto puede resultarte más cara la cura que la propia enfermedad.

En el caso de una agresión física, además del testimonio de alguna persona que lo haya visto será preciso que acudas a un servicio de urgencias para que te atiendan y hagan un informe donde se contemple la gravedad de las lesiones. Siempre debes mencionar que ha sido una agresión, pues así harán el informe correspondiente.

En la mayoría de los casos, el propio hospital, al saber que ha habido una agresión, llamarán a la policía, sobre todo si se observan graves daños.

Siempre es mejor que escribas la agresión según haya ocurrido para que tu memoria no te juegue una mala pasada y tengas claro todo lo que ha ocurrido y no cambies o dudes a la hora de contarle lo ocurrido a la policía.

Una vez que salgas del hospital (si fue necesario acudir allí), deberás acudir a la oficina de policía o de la guardia civil más cercana para interponer una denuncia por agresión. Se pueden interponer denuncias civiles (en caso de agravio) o denuncias penales (que suelen ser por agresiones más graves).

Una vez que te estén tomando nota, te pedirán tus datos personales y los del agresor, tales como el nombre, apellidos, teléfono, dirección si la supieses, así como el lugar, la fecha y la hora de la agresión, etc. Recuerda también llevar las pruebas (testigos, informes médicos, etc.) , pues te las pedirán para poder archivarlas junto con la denuncia.

También deberás narrarle todo lo ocurrido con todos los detalles. En este caso puedes ayudarte del papel donde lo apuntaste todo anteriormente para no olvidar nada, pero es posible, que el policía te haga varias preguntas para verificar que lo que está escrito es de verdad o ha sido una invención.

Una vez efectuada la denuncia te darán una copia de esta, y tu caso pasará a tramitarse por los juzgados, teniendo que pasar el archivo por un forense fiscal si fuese preciso. Y una vez tomadas todas las pruebas y la declaración en cuenta, se procederá a emitir una notificación al agresor.

Como hemos mencionado, puede llevarse a cabo un juicio penal que puede tardar tiempo en resolverse o ser un juicio más sencillo dependiendo de la gravedad de la situación. Según la ley del código Penal establece que por una agresión leve, el agresor puede ser condenado a una multa de entre uno y tres meses, mientras que para una agresión grave, la sanción puede ser de entre 3 meses y 3 años de cárcel, o una multa de entre 6 y 12 meses.

En el caso de golpes y/o maltratos que no ocasionen lesión, la sanción puede ser de una multa de entre uno y dos meses.

Esperamos que todas tus dudas sobre cómo denunciar por agresiones hayan quedado resueltas y puedas acabar con esta situación.

¿Te ha gustado?
47 usuarios han opinado y a un 85,11% le ha gustado.