Cuántas veces no habrás discutido con tus padres por la paga que te dan para los gastos del mes. Y es que a ellos siempre se les olvida que no todo es estudiar. ¡Hala! Que de vez en cuando hay que salir de marcha; o practicar el deporte que te gusta. ¿Qué puedes hacer tú para cubrir esos gastos “extras” que ellos no toman en cuenta? Pues ni modo, si quieres disfrutar, tienes que trabajar. ¡El que algo quiere, algo le cuesta!

Eso sí, no puedes descuidar tus estudios. ¡Que el lío que te formarían tus padres sería grande! El plan es distribuir el tiempo inteligentemente. Así podrás dedicarte a tus tres actividades fundamentales: estudiar, trabajar, y por supuesto, disfrutar. Entonces, necesitas un trabajo de medio tiempo. Que te exija una dedicación como de cuatro horas al día.

¿Dónde puedes trabajar?

Entonces empiezas a pensar en qué podías ser bueno; porque eso de cuidar nenes no es tan fácil como lo pintan, con tantos berrinches y desorden no parece ser lo tuyo. También puedes trabajar bañando algunas mascotas; pero ojo que si eres alérgico a los pelos de animales mejor ni te lo pienses que te vas a gastar más en medicamentos que en el sueldo que podrás ganar. ¿ Y si te animas a repartir volantes? Puede que eso resulte, búscate una buena cachucha y ya estás, que de repente no te toca en el sol tampoco.

Pero, si encontrar trabajo es difícil; uno de medio tiempo (y que además te guste), debe serlo más. Ese empleo debe, también, adaptarse a tu horario. ¡Ah! Y  que sea en Madrid. El asunto se complica. No te preocupes, no estás solo. Veamos en qué podemos ayudarte. Para empezar, te daremos algunas indicaciones y consejos para que puedas encontrar trabajo de medio tiempo en Madrid.

Instrucciones para encontrar trabajos de medio tiempo

  • Haz una lista de lo que te gustaría hacer. Qué habilidades tienes. También anota, aquellas labores que de ninguna manera te interesa realizar. Busca un trabajo acorde a tu personalidad y a tus destrezas. Además, que no represente ningún riesgo para tu salud, como te explicamos antes: si eres alérgico a los animales, ni pienses en trabajar bañándolos, cuidándolos o en una tienda de mascotas; esto pone puede desencadenarte una alergia y tus padres sí que estarán molestos y preocupados.
  • Elabora un horario de actividades. De esta manera, tendrás claro cuáles horas del día podrás dedicar al trabajo que buscas. Esto es muy importante, recuerda que lo principal es el estudio. El horario no solo te sirve para organizarte las horas de trabajo y estudio; también puedes organizar las actividades recreativas como practicar fútbol, visitar a una amiga, ir al cine, salir a comer pizza; incluso, puedes sacar tiempo para leer, editar, estar solo al aire libre o echarte una siesta, que no cae mal.
  • Puedes preguntarle a familiares y amigos que tengan trabajos de medio tiempo. Puede que hasta te recomienden en su lugar de trabajo. ¡Hala, que pedir ayuda a veces resulta provechoso! Que te recomienden con su jefe, no estaría de más. Te ahorrarías la búsqueda. Además, cuando tienes conocidos en el trabajo te sientes más confiado y pueden tenderte la mano por si algo sale mal en algún momento.
  • Ten siempre tus ojos bien abiertos cuando salgas de casa. Muchas veces los avisos de solicitud de empleados se publican en los lugares que más frecuentas, y tú, casi ciego. Busca en las carteleras de la uni o de las cadenas de comida rápida, o en las vitrinas de las tiendas, etc. Ahí han estado siempre y nunca les has prestado mucha atención.
  • Revisa en la web. Hay una gran cantidad de páginas para buscadores de empleo. Solo como ejemplo, podemos mencionarte: jobrapido.com, indeed.es, y jooble.org.   Te muestran un abanico de posibilidades. El problema será decidirte. Solo escribe en tu buscador trabajos de medio tiempo en Madrid; y listo. Además, que trabajar desde casa en una buena forma de ahorrar dinero, porque no gastas en transporte, ni tienes que levantarte muy temprano, ni nada de eso. A tus padres les encantará la idea por lo de la seguridad de tenerte con ellos en casa y tú te darás cuenta de lo cómodo que puede llegar a ser.medio tiempo
  • ¿Dónde puedes trabajar? En restaurantes (de comida rápida o no), tiendas, empresas telefónicas, oficinas, periódicos, fábricas, de ayudante de cocina, de lavaplatos, de niñera, de cuidador de mascotas, de repartidor de volantes, de redactor de contenidos para web, de social media, de atención al público y muchas opciones más que se puedan ocurrir. Por ejemplo, puedes ayudar a barrer una tienda, a acomodar cosas en la casa de un anciano, cortar el césped del vecino o de limpieza, en fin; solo ponte creativo que siempre hay alguien dispuesto a pagar por una ayuda extra.
  • ¿Con qué tipo de trabajos te puedes encontrar? Tienes más opciones para escoger, como ya te lo explicamos. Si te gusta la velocidad, como repartidor de comida (Deliveroo), manejando una bicicleta o una moto. Si quieres manejar otro tipo de vehículos, puedes ser repartidor.
  • Tanto damas como caballeros pueden trabajar como dependientes en una tienda; o frente a un teléfono, como operadores, ejecutivos o agentes (tantos nombres). También hay muchas oportunidades como niñera, que no tienes que ser mujer para trabajar con niños. ¡Vale, a cuidar niños!
  • Revisa con cuidado las ofertas que aparezcan en la web. Sopesa cuidadosamente cada una de ellas. Analiza factores como: horario, ubicación del trabajo, transporte, esfuerzo que exige. Y no te olvides del salario.
  • Comprueba los datos de la oferta de empleo. Especialmente si es un domicilio particular. No debes descuidar tu seguridad; busca referencias del sito o de la persona que está contratando el servicio. Trata de citarte primero en un lugar público para la entrevista, nunca entres en un domicilio privado de buenas a primeras. Y sobre todo avísale a tus padres dónde y con quién vas a estar para que ellos también estén pendiente por si ocurre alguna eventualidad.
  • Antes de realizar la entrevista de trabajo, haz una lista de las dudas que tengas; entre ellas, los deberes y los beneficios.
  • Cuando te entrevistes con tu futuro empleador, hazlo con tus cinco sentidos muy despiertos. Que no quede nada al azar. Después solo te quedará lamentarte, renunciar y empezar de nuevo la búsqueda.
  • Para la entrevista vístete adecuadamente. No se trata de ponerte un traje ni nada de eso; sino que tienes que ir bien vestido: la ropa limpia y planchada (una camisa mal planchada habla mal de ti); un aliento fresco es fundamental para dar una buena impresión. Y por supuesto, es importante que tu atuendo se adapte al tipo de trabajo; es decir, que si vas a cuidar niños no te vayas en minifalda o si buscas ser repartidor mejor ponte ropa cómoda para pasar el día dando vueltas.

¿Que necesitas para encontrar trabajos de medio tiempo?

  • Tiempo y ganas de trabajar.
  • Horario de disponibilidad.
  • Ordenador o portátil, para buscar las ofertas.
  • En algunos casos permiso de tus padres si aún eres menor de edad.

Consejos para encontrar trabajos de medio tiempo

  • Aprende de las experiencias de amigos que tienen trabajos de medio tiempo y estudian.
  • Dedica tiempo a tu búsqueda, pero no tardes demasiado, que te quedas sin trabajo.
  • No selecciones solo una opción. Si no es positivo el intento, tienes que volver a empezar. Sin embargo, demasiadas opciones tampoco es lo ideal. Cinco ofertas es un buen número, tendrás mayores oportunidades.
  • Es recomendable que trabajes cerca de donde vives o estudias. Recuerda que no puedes desperdiciar mucho tiempo para dedicárselo al viaje de ida y vuelta. También tienes que ir a clase, estudiar para las evaluaciones, y hacer trabajos o informes. ¡Vamos!, que tienes que ahorrar la mayor cantidad de tiempo.medio tiempo
  • Si no tienes mucho tiempo para dedicarle al trabajo, no aceptes trabajos que te exijan llevar trabajo a casa. Los trabajos más sencillos, son los mejores. Tendrás más energía para el estudio. Y si tienen que ver con lo que estás estudiando mucho mejor; por ejemplo, que si tienes pronto un examen de ciencias y te ha salido un trabajo de atención al público en un laboratorio podrás relacionar lo que haces con lo que estudias.
  • Si tu horario de estudio puede variar periódicamente, selecciona un trabajo que te permita cambios de horario. No todos te lo permitirán.
  • Si eres muy hábil con el ordenador, puedes trabajar desde tu casa, ganando dinero por Internet. Hay muchas ofertas de trabajo que surgen de la misma web. Puedes trabajar, por ejemplo, como Community Manager, o como redactor de contenidos web como ya te habíamos dicho; pero también puedes ganar dinero resolviendo encuestas o haciendo un sinfín de cosas más en la red. ¡A postularte ya!
  • Aprovecha cualquiera de tus conocimientos o habilidades. Si eres bueno en matemáticas, en inglés, o hábil para la cocina, o en cualquier otra cosa, puedes dar clases particulares. Tus posibles clientes estarán cerca de ti y será una manera sencilla de sacarle provecho a tus conocimientos.
  • Recuerda que todo comienzo es difícil. No renuncies al terminar la primera semana. Cambiar tu tiempo de descanso en tiempo de trabajo, no es fácil. Los trabajos no están siempre a la vuela de la esquina.
  • Organiza bien tu tiempo. Y ahora, ¡a trabajar!

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.