Cómo gestionar tu negocio para ser próspero.

La gestión de un negocio es probablemente lo más importante del mismo, puede que incluso más que la propia mercancía, producto o servicio que ofreces. Ya que sin una buena gestión, eventualmente el fracaso o la banca rota tocaran a tu puerta. Y eso por supuesto es algo que todo emprendedor o empresario que se respete desea evitar a toda costa. Por este motivo el tema que hoy nos reúne es aprender a cómo gestionar tu negocio, para que de esta forma se amucho más próspero.

Este es un artículo que no solo va dedicado a aquellos que ya iniciaron algún emprendimiento, sino también para aquellos que pretenden empezar. Pues la información que aquí se comparte vale oro, y si piensas que es una exageración, solo quedarte hasta el final y pon en práctica nuestros consejos. Solo así sabrás de primera mano si los resultados mejoran o no.

gestionar tu negocio

Por otro lado, si no es lo tuyo el tipo de contenido del cual hablaremos. Puede que si te llame la atención nuestra entrada recomendada: Qué es administración – Definición, Significado y Concepto.

No puedes gestionar tu negocio si no hay una preparación previa.

Si creías que emprender es solo anunciarte por instagram y comenzar a vender, estas muy equivocado. El emprendimiento no es algo que cualquiera pueda sostener sin presentar dificultades, de hecho solo aquellos que se preparan ben son los que logran crecer, y eventualmente potenciar sus ventas y ganancias. Cuando hablamos de preparación previa, claro que nos referimos a la organización de tu negocio.

Debes dedicar un día para considerar todos aquellos elementos o factores que permiten un óptimo desarrollo para tu emprendimiento. Por poneros un ejemplo, digamos que vuestro emprendimiento consiste en la venta de helados. Sabiendo esto, deberás hacer una lista con aquellos factores que favorecen o representan un problema para ti, por ejemplo:

Una heladería necesita de si o si de congeladores dónde guardar los helados, a su vez vais a necesitar aprender a fabricar los helados. O bien acudir a un distribuidor al cual comprarle en cantidades para poder vender.

Si os dais cuenta, con este breve análisis ya podemos ir darnos cuenta de que necesidades o problemas pueden afectar a nuestro emprendimiento. Por lo que solo restaría idear planes o alternativas para abordar dicha situaciones. Para este caso sabremos que necesitaremos heladeras o congeladores para almacenar nuestra mercancía, y deberemos tener anotado el número de al menos un par de distribuidores con los cuales acudir en caso de quedarnos sin stock. Es así como nos preparamos para la gestión de un negocio.

Establece una correcta división de las ganancias.

Probablemente el talón de Aquiles de muchos emprendedores es que no saben cómo dividir correctamente sus ganancias. Y esto es una parte vital para saber gestionar tu negocio para que sea próspero. Pues si no sabes dividir las ganancias para atender las necesidades de tu emprendimiento, eventualmente quedaras estancado, o peor, quebrado.

El dinero que ganemos debemos distribuirlo de forma inteligente. Para empezar, si vendemos algún tipo de producto, deberemos estar consiente que una parte del dinero va a ser dirigido a reponer el stock vendido. Siguiendo con el ejemplo de los helados, si vendemos 300 helados en una semana, sabemos que debemos destinar una parte de las ganancias para reponer en nuestro stock esos 300 helados que vendimos.

Tras reponer el stock nos quedara una cantidad la cual es llamada ganancia neta. Esta deberá ser dividida en dos partes… Una mitad será destinada para al reinversión de tu negocio, y la otra mitad si es la que te corresponde a ti como dueño. Tener asignado un capital de reinversiones  es importante porque es lo que permitirá que tu negocio crezca con el tiempo. Pudiendo así expandirlo o bien introducir una mayor cantidad de productos a vender. Sino haces esto, tu negocio se quedara estancado, o difícilmente pueda crecer.

gestionar tu negocio

Necesitas objetivos para poder ser prospero.

Para gestionar tu negocio y hacerlo prospero, debes de tener en mente siempre los objetivos que deseas alcanzar. Todo negocio tiene metas que debe cumplir, y de no hacerlo, significa que el negocio no está siendo rentable o bien hay una mala gestión del mismo. Y con objetivos no nos referimos a solo intentar vender más, no. También entra la expansión y progreso de tu emprendimiento.

Retomaremos el ejemplo de la heladería, puede que tu emprendimiento lo empieces en un pequeño local. Pero es necesario aspirar a algo mucho más grande. Conforme incrementen las ventas, será necesario disponer de la logística necesaria para abarcar y rendir lo suficiente. Por ello siempre es bueno plantearse objetivo como ese.

De esta manera concluimos con la redacción de este artículo, si te ha resultado interesante y de utilidad, considera también visitar nuestra entrada relacionada: Qué es gestión – Definición, significado y concepto.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.