La publicidad lleva haciéndose fuerte desde hace muchos años, y es que es primordial para dar a conocer una empresa, una marca o un producto y atraer clientes, pero para que sea fructífera debe ser creada de manera eficaz.

Esto conlleva que hay que dedicarle tiempo y esfuerzo, así como un presupuesto. Se trata de un proceso creativo en el que vamos a intentar atraer al mayor número de clientes posibles, así como a fidelizar a los que ya tenemos de forma que nuestras ventas crezcan, y por tanto también nuestros beneficios.

Aunque en un principio te pueda parecer que no tienes fondos para gastarlos en publicidad, lo cierto es que ésta, si está bien hecha te compensará los gastos e incluso añadirá mayores beneficios.

La publicidad es uno de los medios de comunicación más importantes que existen actualmente en el mundo, ya que tiene un alcance a través de todo tipo de soportes y canales de información de carácter mundial. Lo podemos comprobar en cualquier momento cuando vemos una noticia referida a algún lugar remoto en África y aparece un niño con una camiseta con la palabra Cocacola escrita en la tela o con los colores de los equipos de fútbol Barcelona o Real Madrid.

Hay muchos tipos de publicidad, pero siempre esta es parte fundamental del éxito de cualquier empresa, negocio, comercio o actividad que se quiera y necesite darse a conocer. Ya sea un gran banco o el bar de la esquina, la publicidad favorece que sean más conocidos y tengan más clientes.

Hoy en día la publicidad está muy desarrollada y constituye todo un sector profesional con técnicas y teorías que se estudian en una carrera universitaria, lo que no significa que, además de consultar con profesionales, cualquiera pueda plantearse su propia campaña publicitaria a través de los medios conocidos, con la suficiente eficacia y éxito, teniendo unas nociones básicas. Te proporcionamos esas nociones imprescindibles para que sepas cómo hacer publicidad.

A continuación vamos a mostrarte cómo hacer publicidad, ya que para que sea eficaz como hemos dicho es importante tener en cuenta algunos factores y pasos básicos.

Público objetivo

A la hora de empezar a planificar tu campaña debes pensar cuál es tu público objetivo, es decir, ¿a quién va dirigido tu comercial? Puesto que no será lo mismo un comercial para mujeres jubiladas que otro para niños.

Debes tener en cuenta el género de tu público (masculino, femenino o adulto si es igual para hombres como para mujeres),  así como el rango de edad (12 a 24 años, de 18 a 49 años, etc. )

Adapta tu publicidad según los cambios demográficos que ocurren, así como ciertos acontecimientos que pueden afectar a tu público objetivo.
Cómo hacer publicidad

Medio a utilizar

El medio adecuado para poner tu publicidad es realmente importante, puesto que deberás elegir en qué medio o medios quieres poner publicidad. Esta elección debe estar pensada para atraer la mayor cantidad de público posible, por lo que piensa en tu público objetivo (señalado anteriormente) y piensa en qué medios usan más, de forma que puedas poner ahí tu publicidad.

Si eliges el medio adecuado donde sabes que tu público verá tu publicidad te asegurarás el éxito, y no irás a tientas esperando que de algún modo el medio elegido sea el adecuado y que atraiga a las personas que pueda.

No existe un tipo de publicidad más efectivo que otro en sí mismo, todo reside en el lugar que decidas colocarla. Estos medios pueden ser anuncios en televisión, radio, periódicos, revistas, internet, vallas publicitarias, etc.
Cómo hacer publicidad

Presupuesto

Como en todo cuando se refiere a un negocio, los presupuestos son importantes, y en este caso también. Tan sólo grandes marcas y corporaciones pueden hablar de “presupuestos ilimitados” para sus campañas de publicidad, pero seamos sinceros, que tengan mayor presupuesto no quita que hagan mejor publicidad, porque a pesar de tener mucho dinero a utilizar puede ser que la idea final sea todo un fiasco y deban volver a empezar o que incluso no tenga un gran impacto en su público.

Busca la forma de equilibrar presupuesto con diseño y público, es decir, para que no pierdas dinero úsalo de forma coherente para crear un diseño atractivo y eficaz para tu público objetivo. Recuerda que una campaña mal diseñada será un coste, no una inversión puesto que no será efectiva y te hará perder tiempo y dinero sin atraer clientes.

Las prisas no son buenas amigas, permítete tiempo para producir un buen anuncio, además la investigación previa también será necesaria para conocer un poco más a tu público objetivo y saber qué les puede interesar y cómo conseguir llamar su atención.

El presupuesto económico siempre es algo clave a la hora de hacer publicidad, pues cuanto mayor sea, más difusión tendrá y mejor calidad podrá alcanzar. Esto hace que tengas planificar con mucho detalle en qué capítulos y con qué prioridad se harán unos gastos u otros. A la hora de destinar fondos económicos, puede que te plantees que es un gasto menos necesario de lo que creías. Pero con poco o con mucho presupuesto, es mejor dar publicidad de tus productos, tus servicios, y que la gente se entere a que sólo te pongas detrás del mostrador a esperar y ver si la gente entra o no en tu comercio o en tu empresa. La publicidad es una estupenda inversión, pues ese gasto se te devolverá en forma de más ventas o contratos.

Sí es cierto que lo necesario es que hagas una buena publicidad, porque la mala puede llegar a ser muy contraproducente.

Imagen de marca

Gracias a la publicidad no sólo atraes una mayor de clientes, sino que además estás dando a conocer tu marca. Cuanta más gente conozca tu marca más ventas realizarán ya que algunas investigaciones de mercado han demostrado que la gente se decanta más por marcas que conocen o que les suenan en vez de por marcas desconocidas.

Debes crear una imagen simple y a la vez que llame la atención para que los clientes reconozcan tu marca en cualquier momento.

Piensa en crear un logotipo, un jingle o un eslogan que identifiquen a tu empresa y sea reconocida en cualquier momento.

El tipo de anuncio, el estilo, la gama de colores, la música, la tipografía, así como las personas que aparecen en él influyen en la imagen de tu empresa, por lo que este anuncio debe coincidir con tu imagen de marca y lo que quieres transmitir con ella.

Una vez que te hagas con un estilo que te funcione sigue con él para crear tus futuros anuncios, da igual el medio que vayas a utilizar, puesto que ya será reconocida, y de este modo tampoco crearás confusión a los clientes puesto que un anuncio les puede dar una impresión de tu marca y otro anuncio otra.

El mensaje

Todo anuncio debe tener un mensaje claro que atraiga al público objetivo. Para ello nunca te copies de otros anuncios, el tuyo debe ser único e inconfundible. En el mensaje debe quedar claro cuál es la ventaja de comprar tus productos, por qué son mejores y en qué se diferencian de un centenar más que hay en el mercado.

El contenido es otra parte esencial, y ese contenido se tiene que resumir en un mensaje claro y reconocible. El atractivo visual, las frases simpáticas o inteligentes, el físico de las personas que puedan aparecer en tu anuncio o campaña, son cosas importantes y deben estar presentes, pero lo fundamental es que quede claro por qué hay comprar tu producto o solicitar tu servicio.

Y debes buscar que ese mensaje llegue en pocas palabras, dejando clara tu marca para que te reconozcan siempre, y destacando las cualidades que te hacen especial frente a tu competencia, pero sin atacar a tus rivales. La idea que debes transmitir es que eres lo mejor por tí mismo, no porque digas que el resto es pero, lo que al fin y al cabo es sólo una opinión muy interesada, la tuya.

Y no olvides internet, como es tener una buena página web, y un manejo constante y efectivo de las redes sociales, que hoy en día se han vuelto imprescindibles.

Este artículo seguro que también te interesará: Cómo Promocionar mi Negocio en las Redes Sociales

Los destinatarios

Es fundamental que lo primero que te plantees a la hora de planificar alguna campaña o acción publicitaria sea a quién te quieres dirigir. ¿Quiénes son tus destinatarios, de tu producto o servicio? Obviamente, no es lo mismo querer promocionar algo para niños, como algún tipo de chuchería o material escolar, que publicitar un producto de peluquería.

Por eso mismo, es lógico y necesario que conozcas quienes son tu público, porque si no no podrás crear una publicidad que llegue directamente a quienes pueden ser tus clientes directos. Para ello debes delimitar quiénes son y procurar conocerlos lo mejor posible.

En primer lugar, el género y la edad, qué rango de edades, adultos o menores, mujeres u hombres, qué perfil profesional tienen, qué gustos predominan en ese grupo. Tienen que coordinar el perfil de lo que vendes o promocionas con el tipo de personas a quienes puede interesar, para hacer una publicidad englobada entre esos parámetros, lo que contribuirá indudablemente a tu éxito.

Lugar y medios

Dónde colocas la publicidad es otro factor de primera importancia para que llegue a sus destinatarios y que estos la reciban favorablemente. El lugar físico y virtual, es decir, buzones, carteles, vallas, pero también los medios de comunicación como los periódicos y revistas, la radio, la televisión, internet…

Un ejemplo negativo es que puedes haber preparado un anuncio perfecto sobre los audífonos de tu comercio especializado en ellos, pero si lo difundes a través de una emisora de radio juvenil, con música y programas juveniles, parece que no va a funcionar demasiado bien.

Por eso, es necesario que estudies con detenimiento donde se van a ver u oír tus anuncios y publicidad. Si tienes un comercio local, está claro que un anuncio de tu tienda en un semanario local, de tu ciudad o barrio, tendrá una estupenda acogida, mientras que si lo pusieras en un periódico de alcance nacional perdería todo su sentido. Se trata de que estés seguro/a de que tu anuncio lo van a ver o leer, u oír, tus potenciales clientes, que a su vez leen, ven u oyen el medio elegido.

Igualmente, si piensas en buzonear una hoja volante o un folleto, tienes que pensar que si lo que estás publicitando es material de construcción, seguramente estás desperdiciando tu dinero, ya que el público que lo va a ver en los hogares en su mayoría no compran cemento con regularidad. Pero si vendes teléfono móviles, seguramente tendrás un gran impacto.

Pero debes tener en cuenta que no hay una publicidad mejor que otra, ya que la mayoría de los medios difunden bien toda la publicidad en general, y que cada medio es diferente de los demás por sus característica particulares, por lo que son más complementarios que rivales entre sí.

No para todos

Por último cabe señalar que cada campaña tiene un público objetivo porque va orientado a una proporción de clientes que pueden venir a comprarte, aunque eso no quite que tus productos puedan interesarle a otro público que no entra en tu objetivo, pero la clave del éxito reside en sacrificar un posible grupo para hacerte con otro potencialmente mayor, puesto que es imposible satisfacer a todo el mundo.

Con estos factores claves sobre cómo hacer publicidad ya puedes ponerte manos a la obra y conseguir muchos más clientes de los que pensabas.

¿Te ha gustado?