Cómo hacer una entrevista de trabajo

Por lo general la gente tiende a preocuparse más cuando va a presentar una entrevista de trabajo. Los nervios se hacen presentes principalmente porque tu contratación dependerá de los resultados que saque el entrevistador. Ir bien presentable, lucir calmado, conocer la empresa a la que te postulas son algunos de los consejos más recomendados y que sirven para que el entrevistado se prepare. Sin embargo… ¿Qué pasa en la otra cara de la moneda? Lo creas o no el entrevistador también debe prepararse como es debido. Y si bien no estará sometido bajo la misma presión que el entrevistado si debe asegurarse de cumplir ciertos parámetros o cualidades.

Cualidades las cuales aseguran realizar una excelente entrevista y no solo eso, sino de tomar la importante decisión de contratar a la persona adecuada para el cargo. Las razones para asegurarse hacer una buena entrevista son muchas y hoy te explicaremos todo lo que debes de saber para ser un excelente entrevistador.

entrevista

Aconsejamos leer todo el articulo si estas interesado. Ya que no solo comentaremos la importancia de una entrevista de trabajo, sino brindar algunos tips o consejos útiles para hacer una entrevista. Así como algunas de las preguntas que se deben considerar a formular durante la entrevista. Dicho eso es momento de empezar con el tema en cuestión…

También puede que te interese leer es siguiente artículo sobre «Como trabajar en la ONU«. De nuestra sección de trabajo en el sitio web.

¿Conoces lo Importante que es una Entrevista de Trabajo?

Está claro que las entrevistas de trabajos son una herramienta clave dentro del departamento de recursos humanos de cualquier empresa o compañía. Y hoy día es el método de contratación más popular que ha rendido buenos resultado con el pasar del tiempo. Claro está que una entrevista de trabajo no es cien por ciento efectiva y quizás no siempre se acierte al conseguir a la persona adecuada para el puesto de trabajo. Pero aun así sigue siendo la mejor manera de determinar el perfil idóneo para un cargo determinado.

La información que puede proporcionar una entrevista de trabajo es muy valiosa. Empezando por el hecho de que permite determinar las cualidades y características laborales que posee un individuo. Así como conocer su experiencia y aptitudes de trabajo. Pues al someter al individuo a una entrevista, el entrevistador puede evaluar una serie de características en él y deducir si la persona es apta para el empleo.

Otra característica importante que se puede descubrir a través de una entrevista de trabajo, son las motivaciones del entrevistado. Ya que en una entrevista no solo se trata de conseguir a la persona con las mejores habilidades laborales. Sino también encontrar a aquella con buenas aspiraciones, una visión y sobre todo poseer el entusiasmo para trabajar.

candidatos

Un factor importante y que debe ser determinado antes de realizar una entrevista, es establecer y definir el puesto de trabajo. Ya que en base a ese análisis previo, se puede hallar al perfil adecuado que buscamos para el cargo. Así conoceremos que características y cualidades son necesarias y la experiencia que debe poseer el futuro trabajador. Su formación académica, habilidades sociales y talentos. También se deben de tener en consideración y son elementos que podremos definir si logramos determinar correctamente el puesto de trabajo.

Puede que te interese leer «Para qué sirve una entrevista«.

Consejos para hacer una entrevista de trabajo

Se nos ha ocurrido la idea de elaborar una lista con una serie de consejos que te serán de gran utilidad si planeas ser un excelente entrevistador. Si cumple con la mayoría de estos consejos las probabilidades de hallar al perfil correcto por medio de tu entrevista serán muy altas.

  1. Presta mucha atención al lenguaje corporal. Es normal hallarse con personas que traten de mentir al responder a nuestras preguntas. Pues para el entrevistado el interés por obtener el cargo es muy alto y por supuesto tratara de posicionarse de la mejor manera posible. Haciendo que en ocasiones recurra a mentiras. Para tu buena fortuna hay una manera de conocer la verdad y es por medio del lenguaje corporal de la persona. Los gestos, su ropa y la forma en la que se expresa, son acciones que te permitirán deducir muchas cosas. Es increíble lo honesto que es nuestro cuerpo y quizás lo que la persona diga por la boca sea muy distinto a lo que transmite con sus gestos.
  2. Prepara tus preguntas con anticipación. Ningún soldado debe irse a la guerra sin cargar su rifle, es por ello que debes tener ya elaboradas todas las preguntas que quieras realizara a la persona. Por supuesto esas preguntas tienen que estar muy ligadas a las cualidades y requisitos que se buscan para el cargo.
  3. Pídele anécdotas y experiencias relacionadas a sus competencias. Muchas veces el entrevistado te dirá… «Yo soy bueno en esto, aquellos y lo otro. También he realizado eso, aquello y lo de allá…”. Sin embargo no basta con que él lo diga o se vea escrito en su currículo. Tú como entrevistador debes indagar un poco más en ello y pedirle anécdotas o situaciones donde haya realizado tal acción. Pues de esa forma podrás saber si lo que dice es cierto, así como evaluar la forma en la que pensó y se comportó ante aquel problema. Eso servirá mucho para saber si la persona reaccionara de la manera que queremos ante una situación similar en nuestra organización.
  4. Estudia al postulante. Por norma general se le solicitara el currículo al entrevistado mucho antes. Este es el momento en el que debemos leerlo detenidamente y sacar nuestras conclusiones previas. A veces la forma en la que se entrega el currículo puede decirnos mucho sobre la persona. Errores ortográficos, la presentación, como lo entrego y la información que aporta es muy importante y puede ayudarte inclusive a formular unas determinadas preguntas a esa persona.
  5. Se dinámico, adapta la entrevista según cada candidato. Este consejo va muy relacionado al anterior. Cuando leemos previamente el currículo de un candidato, podemos extraer algunas preguntas personalizadas para él. Inclusive este tipo de preguntas pueden surgir a medida que se desarrolla la conversación. Un buen entrevistador debe ser capaz de adaptar la entrevista en función a lo que el entrevistado comenta.
  6. Tranquiliza al candidato y hazlo sentir cómodo. Para poder sacar el máximo potencial de una persona debes generarle confianza. De esa forma la conversación fluirá de forma muy armoniosa y los nervios del entrevistado bajaran. Ya que en muchas ocasiones estos mismos nervios harán que se equivoque y cometa errores, que pueden hacernos creer que no es una persona apta para el cargo, cuando la realidad es que sí. De allí la importancia de saber tranquilizar a los candidatos y transmitirle un ambiente más amigable.

¿Qué Tipo de Preguntas se Deben Hacer en una Entrevista de Trabajo?

Ya para ir concluyendo este artículo, solo queremos comentar que tipo de preguntas se deben hacer en una entrevista. Como ya hemos dicho el entrevistador puede formular diversas preguntas en función de las cualidades que se buscan para el puesto de trabajo. Sin embargo también resulta importante hacer preguntas referentes a la empresa u organización y evaluar el conocimiento que posee el candidato sobre esta. Así como preguntas relacionadas a su comportamiento y experiencias laborales previas (Tanto positivas como negativas). Todo con el fin de conocer mejor al candidato y determinar si es la persona correcta para el empleo.

Si deseas continuar leyendo más artículos de nuestro sitio web, prueba leer este sobre «Cómo ser vendedor«.

Consejos para hacer una entrevista de trabajo

Se nos ha ocurrido la idea de elaborar una lista con una serie de consejos que te serán de gran utilidad si planeas ser un excelente entrevistador. Si cumple con la mayoría de estos consejos las probabilidades de hallar al perfil correcto por medio de tu entrevista serán muy altas.

  1. Presta mucha atención al lenguaje corporal. Es normal hallarse con personas que traten de mentir al responder a nuestras preguntas. Pues para el entrevistado el interés por obtener el cargo es muy alto y por supuesto tratara de posicionarse de la mejor manera posible. Haciendo que en ocasiones recurra a mentiras. Para tu buena fortuna hay una manera de conocer la verdad y es por medio del lenguaje corporal de la persona. Los gestos, su ropa y la forma en la que se expresa, son acciones que te permitirán deducir muchas cosas. Es increíble lo honesto que es nuestro cuerpo y quizás lo que la persona diga por la boca sea muy distinto a lo que transmite con sus gestos.
  2. Prepara tus preguntas con anticipación. Ningún soldado debe irse a la guerra sin cargar su rifle, es por ello que debes tener ya elaboradas todas las preguntas que quieras realizara a la persona. Por supuesto esas preguntas tienen que estar muy ligadas a las cualidades y requisitos que se buscan para el cargo.
  3. Pídele anécdotas y experiencias relacionadas a sus competencias. Muchas veces el entrevistado te dirá… «Yo soy bueno en esto, aquellos y lo otro. También he realizado eso, aquello y lo de allá…”. Sin embargo no basta con que él lo diga o se vea escrito en su currículo. Tú como entrevistador debes indagar un poco más en ello y pedirle anécdotas o situaciones donde haya realizado tal acción. Pues de esa forma podrás saber si lo que dice es cierto, así como evaluar la forma en la que pensó y se comportó ante aquel problema. Eso servirá mucho para saber si la persona reaccionara de la manera que queremos ante una situación similar en nuestra organización.
  4. Estudia al postulante. Por norma general se le solicitara el currículo al entrevistado mucho antes. Este es el momento en el que debemos leerlo detenidamente y sacar nuestras conclusiones previas. A veces la forma en la que se entrega el currículo puede decirnos mucho sobre la persona. Errores ortográficos, la presentación, como lo entrego y la información que aporta es muy importante y puede ayudarte inclusive a formular unas determinadas preguntas a esa persona.
  5. Se dinámico, adapta la entrevista según cada candidato. Este consejo va muy relacionado al anterior. Cuando leemos previamente el currículo de un candidato, podemos extraer algunas preguntas personalizadas para él. Inclusive este tipo de preguntas pueden surgir a medida que se desarrolla la conversación. Un buen entrevistador debe ser capaz de adaptar la entrevista en función a lo que el entrevistado comenta.
  6. Tranquiliza al candidato y hazlo sentir cómodo. Para poder sacar el máximo potencial de una persona debes generarle confianza. De esa forma la conversación fluirá de forma muy armoniosa y los nervios del entrevistado bajaran. Ya que en muchas ocasiones estos mismos nervios harán que se equivoque y cometa errores, que pueden hacernos creer que no es una persona apta para el cargo, cuando la realidad es que sí. De allí la importancia de saber tranquilizar a los candidatos y transmitirle un ambiente más amigable.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.