Cómo mantener contento a tu jefe

El trabajo es una de las posesiones que más valora el ser humano. Gracias al trabajo puede contar con los ingresos para satisfacer sus necesidades básicas y las de su familia, por ejemplo, la alimentación, la vivienda, la educación, la vestimenta, etc.

De ahí que muchas personas estén dispuestas a realizar cualquier tarea que se les asigne, por muy difícil o humilde que pueda ser.

Otros, soportar largas jornadas de trabajo y llegan agotados a su casa para volver a trabajar temprano al día siguiente y hay quienes tienen que soportar acoso laboral por parte de compañeros de trabajo y hasta de su propio jefe. Todo, con la finalidad de conservar su puesto de trabajo.

Algo que te ayudará a prolongar tu tiempo en el lugar en el que trabajas es saber cómo puedes mantener contento a tu jefe. Si bien es cierto que esto es un verdadero reto, en ocasiones, no es tan complicado como pudiera parecer, ¿por qué? Porque, por lo general, todos los jefes exigen lo mismo de sus trabajadores, ¿te gustaría saber qué es? Si es así, te invito a que sigas leyendo este post.

 jefe

Compartiré contigo algunos trucos que te ayudarán a que tu jefe te vea como su empleado del año, su mano derecha, un empleado del que no puede darse el lujo de prescindir, uno que nadie puede reemplazar.

Si estás leyendo este post, tal vez tengas una mala relación de trabajo con tu jefe, quizás te exija demasiado o no sepas cómo puedes mantenerlo contento.

Es probable que ya hayas agotado todos los recursos y las opciones que tenías a mano. Pero no te desesperes ni te des por vencido. Si pones en práctica los consejos que te daré, tendrás la seguridad de contar con trabajo e ingresos por mucho tiempo. Veámoslo.

Instrucciones para mantener contento a tu jefe

 jefe

Todos los trabajadores deseamos mantener una buena relación tanto con nuestros compañeros, como con nuestro jefe, porque de ello depende que sigamos teniendo empleo y, en estos tiempos de pandemia, es vital contar con uno para seguir subsistiendo.

Sin embargo, pese a todos los esfuerzos que podamos hacer, a veces se torna en una tarea cuesta arriba, ya que somos imperfectos y, como tal, hacemos y decimos cosas que pueden terminar desencadenando desacuerdo y conflictos el trabajo.

Ganarse la confianza y el respeto del jefe puede ser una meta muy complicada que, en ocasiones, lleva años. No obstante, la puedes llegar a perder en un par de segundos, por un error o un acto imprudente.

Pero no te desanimes. Algunas de las cosas que puedes hacer para ganarte la confianza de tu jefe, y mantenerlo contento, son las siguientes:

  1. Lo primero que debes hacer es ser capaz de realizar a la perfección las tareas que te son asignadas. Para ello, deberás seguir al pie de la letra las indicaciones que te den. De esta manera, irás comprendiendo poco a poco el estilo profesional de tu jefe y cuál es su manera de trabajar.
  2. Asegúrate de entregar resultados positivos. Sin importar cuál sea el tipo de trabajo que realices, debes esforzarte por ofrecer resultados. Esto implica que debes cumplir con los objetivos de productividad que te han sido pautados y realizar tu trabajo con el máximo de calidad. Mientras más logros consigas, más captarás la atención de tu jefe positivamente.
  3. Busca soluciones a los problemas. Si bien es cierto que es importante que señales cuáles son los problemas que se están presentando, más importante aún es que ofrezcas soluciones viables. Esta es una cualidad muy valorada por todos los jefes. Así, ganarás experiencia y tu superior notará que realmente te importa el bienestar de la empresa.
  4. Demuestra que tienes ganas de aprender. Esto lo puedes hacer estando muy atento cuando tu jefe desee transmitirte sus habilidades, técnicas y experiencias. Esto no solo alimentará tus conocimientos sobre el tema, sino que también te permitirá ser más productivo. Además, es una muestra de que está depositando su confianza en ti. Por eso, muéstrate amable y entusiasta.
  5. Transmite tus conocimientos. Si posees habilidades, conocimientos o experiencia en algún área en particular, ofrece tu ayuda. De esta manera, tu jefe estará viendo que tienes iniciativa y deseo de trabajar en equipo.
  6. Asume como tuyas las metas profesionales de tu jefe. Por supuesto, esto lo lograrás con el paso del tiempo. Aprenderás sobre su ética, sus objetivos y sus ambiciones. Si consideras alguna de sus metas, lo mantendrás contento. Sin embargo, la idea es incluirlas a tus propios planes para que no pierdas de vista tus objetivos personales.

Ahora bien, ¿qué más necesitas hacer para mantener contento a tu jefe y seguir disfrutando de los beneficios que reporta tener un puesto de trabajo?

¿Que necesitas para mantener contento a tu jefe?

 jefe

Para que tengas éxito en este particular, necesitas cumplir todas las promesas que hagas. Es cierto que esto no es fácil todo el tiempo, ya que pueden presentarse muchos obstáculos que impidan que lo hagas. Sin embargo, si dices que vas a hacer algo, esfuérzate al máximo por realizarlo.

No hagas promesas irreales. Si sabes que el asunto no solo depende de ti, sino que hay involucrados aspectos que no puedes controlar, lo mejor es que seas honesto desde el principio y no asegures que lo lograrás. Bastará con afirmar que lo intentarás. Así evitas quedar mal parado, si algo no se da como lo esperas.

Por otra parte, realiza tus actividades sin tener que pedirle constantemente a tu jefe que te oriente. Esto solo le incrementará su carga laboral y la idea es hacer todo lo contrario, ya que, por lo general, no suelen disponer de tiempo suficiente como para guiar paso a paso a todos los empleados.

Si sabes hacer tu trabajo, desempéñalo con seguridad y confianza. De este modo demostrarás que tienes la capacidad de gestionar y encargarte de tus propios asuntos.

También es necesario que tengas iniciativa. Nada motiva más a un jefe que ver que un trabajador se esfuerza por ir más allá de lo que se le ha pedido. Claro, hazlo despacio y abarca solo lo que sabes que puedes realizar.

Algunas otras aptitudes que necesitas cultivar son: la puntualidad al llegar al trabajo y a la hora de entregar tus pendientes, estar dispuesto a irte un poco más tarde de lo acordado, ayudar a tus compañeros de trabajo, cubrirlos cuando lo necesiten, etc.

Todos estos aspectos garantizarán puntos a tu favor y hará que te ganes la confianza de tu jefe y que lo mantengas contento siempre. Ahora bien, ¿qué más puedes hacer para alcanzar esta meta?

Consejos para mantener contento a tu jefe

 jefe

Una de las cosas que más molestan a los jefes es sentirse cuestionado. Por eso, cuando sostengas una conversación con él, evita hacer comentarios que evidencien que no reconoces su experiencia o que no lo respetas como tu jefe.

Es cierto que no estarás de acuerdo con él todo el tiempo. No obstante, esfuérzate por no cuestionar su autoridad públicamente. Si tienes algo que objetar sobre algún asunto, lo mejor que puedes hacer es decírselo en privado y cuando notes que no está tan estresado.

Si en algún momento llegas a tener algún tipo de malentendido con tu jefe, evita comentárselo a tus compañeros de trabajo a sus espaldas. Existe la posibilidad de que esto llegue a sus oídos. Si evitas estos comentarios, demostrarás ser un trabajador leal, confiable y comprometido con tu trabajo.

Ten presente que en tus manos está el contribuir a crear el mejor ambiente laboral. Lo puedes hacer siendo amigable y respetuoso con los que están en tu entorno, desde los jefes hasta tus compañeros. Eso sí, sin caer en la adulación ni la hipocresía.

Saluda, sonríe, muéstrate cortés, mantén una conducta profesional y no molestes a tu jefe cuando esté ocupado. Si sigues estas recomendaciones, mantendrás contento a tu jefe siempre y tendrás más posibilidades de ir escalando posiciones en tu lugar de trabajo.

 

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.