Lo primero que debemos saber a la hora de poner un negocio es obviamente tener una idea para poner en marcha este negocio. Un negocio debe de generarnos varias cosas: En primer lugar, debe ser un negocio que nos guste y apasione, en segundo lugar, se nos tiene que dar bien o tener la posibilidad de contratar a alguien que se le dé bien y en tercer lugar y como más importante, el negocio debe dar beneficios. El nombre negocio significa un trabajo propio que nos de beneficios, así que esta es la parte fundamental. Si tienes dudas sobre lo que vas a poner, sobre dónde lo vas poner y sobre cómo lo vas a poner, tengo aquí tres consejos.

  1. Realizar lluvia de ideas:
    Si no tienes ni idea sobre qué poner, usa el brainstorming o lluvia de ideas. Esto consiste en que apuntes en un papel todo lo que se te ocurra, por muy disparatado que parezca. Una vez que lo tengas todo apuntado, revisa el cuaderno donde lo tengas y empieza a ver las ventajas e inconvenientes de cada cosa, dependiendo de cómo seas tú, de tus estudios y de tus sueños. Este método te ayudará a poder conseguir ideas si no tienes ninguna.
  2. Enfocarte en lo que se te dé bien:
    Mucha gente comete el error de meterse en sitios donde no entiende y esto sólo puede llevar al fracaso. Trata de montar un negocio en cosas que se te den bien y que puedas sacar partido. Si se te da bien escribir hazte redactor freelancer, si se te da bien dibujar, hazte diseñador gráfico, si se te da bien vender, pon una tienda… Trata de potenciar tus habilidades, ya que además, es muy probable que lo que se te da bien sea lo que más te guste.
  3. Hacer estudio de mercado para escoger el lugar:
    Si ya tenemos claro el que vamos a montar, ahora queda el dónde y cómo. Esto es clave si vamos a montar por ejemplo una tienda física, ya que no dará el mismo dinero en un lugar que en otro. Primero debemos mirar el precio de los locales y la población del sitio para saber si nos renta estar allí. En segundo lugar, debemos hacer un estudio de mercado, para saber nuestros potenciales clientes. Esto se puede hacer con encuestas, consultando el censo, mirando los likes en Facebook que tiene la competencia de la zona, mirando si la competencia te puede comer terreno en ese sitio, mirar las particularidades de cada negocio (si pones un bar, a más competencia cerca mejor, ya que así formas rutas de tapeo) y también vigilar que no sea un barrio conflictivo que pueda haber robos. Si el negocio es online como el mío, lo vas a tener más fácil, pero también tendrás que buscar clientes potenciales a través de la red.

Conseguir financiación

Todas las ideas están muy bien en la cabeza, pero luego hay que llevarlas a la práctica. Esto sólo se hace con dinero, el cual debe ser una cantidad bastante elevada para cubrir todos los gastos. Aquí del dinero a poner no puedo decir nada, ya que depende mucho de cada negocio. Si quieres una tienda online te saldrá más barata que una física y si quieres empleados te saldrá más caro que si trabajas solo. Lo que sí que sabemos, es que se aconseja tener dinero para montar todo el negocio y para que sobreviva sin ingresos unos 4 o 5 meses, tiempo en el que tarda en arrancar. Vamos a ver las principales formas de financiación.

  1. Ahorro:
    Esta es la forma más recomendable si quieres embarcarte en la aventura de montar un negocio. La razón es que no dependes de nadie y si fracasa, sólo habrás perdido ahorros, pero no deberás nada a nadie. Lo malo de ahorrar es que antes necesitas trabajar por cuenta ajena para percibir el dinero, pero sigue siendo la mejor opción.
  2. Préstamos:
    Otra opción es pedir financiación a un banco o entidad, la cual te hará un préstamo para poner en marcha el negocio. Lo malo de esto es que lo tendrás que devolver con intereses, algo que si el negocio va bien no pasará nada, pero si no va bien, tendrás que pagar la deuda de otra forma. Es una forma de empezar un negocio cuando no tienes nada ahorrado.
  3. Socio capitalista:
    Un socio capitalista es una persona que te ofrece financiar tu empresa sin costes, sólo a cambio de un porcentaje en los beneficios de las empresas. Esto suena muy bonito, pero necesitas una idea muy innovadora para que estas personas con dinero quieran invertir en tu negocio.
  4. Pedir el paro de golpe:
    Si no has podido ahorrar nada, pero tienes paro, puedes solicitar de golpe el paro para montar un negocio. Esto sólo es viable si tienes una gran cantidad de meses trabajados (para cobrar 2 años de paro necesitas 6 años trabajados). Si tienes esa cantidad, vas a poder cobrarla y montar un negocio, como si hubieras ahorrado. Lo malo es que pierdes el paro y si el negocio fracasa, te quedas sin nada. Es mejor opción ahorrar por tu cuenta y dejar el paro guardado por si el negocio fracasa poder vivir de algo.
  5. Subvenciones y ayudas:
    El gobierno concede varias ayudas a los autónomos para que puedan montar mejor su negocio, tales como ayudas por hacer contratos de formación, por contratar a gente de un determinado sector… Lo malo de estas ayudas es que no se dan instantáneamente, así que seguramente te haga falta dinero para poder abrir el negocio con anterioridad y luego ya cobrar la ayuda.

Hacerse autónomo y hacer el papeleo:

Ahora viene la parte más aburrida, hacerse autónomo. En España este tema es bastante burocrático y es mejor que se encargue una gestoría, que lo hace por poco dinero. De todas formas, veremos por encima cómo ser autónomo o cómo montar una empresa.

  1. Autónomo: El autónomo es un empresario individual, el cual tiene responsabilidad total sobre su negocio como persona física. Para ser autónomo, te debes dar de alta en la seguridad social y pagar la cuota y además darte de alta en hacienda, para pagar el IVA y el IRPF cuando corresponda.
  2. Empresa: La empresa es una persona en si misma (persona jurídica), la cual se responsabiliza de los imprevistos. Esto hace que el empresario limite su participación al capital que aporta, siendo algo más seguro. Para montar una sociedad limitada (el más común), necesitas 3000 euros de capital y hacer una serie de papeleo como certificar el nombre, abrir una cuenta…

Conseguir correspondientes licencias y dar de alta a empleados:

Una vez que lo tengas todo en regla, es hora de conseguir las licencias correspondientes. Si tienes un local, debes conseguir la licencia del ayuntamiento para ponerlo en marcha. Si contratas empleados, debes pedirles los datos y darles de alta en la seguridad social, ya que sino estarías cometiendo una irregularidad. Además, necesitas otros permisos y papeles en ciertos casos, como el plan de prevención de riesgos laborales o permisos especiales.

Comenzar el negocio:

Ahora ya es la hora de comenzar el negocio y empezar a ganar dinero. Recuerda que los primeros meses no suelen dar dinero. Recuerda llevar la contabilidad (te lo hace una gestoría por poco dinero), acordarte de hacer las declaraciones de IVA y de innovar constantemente para que el negocio funcione correctamente.

¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 90,91% le ha gustado.