En plena crisis económica en España desde el año 2010, ganar dinero en 30 días o realizando encuestas se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza. El paro o desempleo se ha disparado hasta el 20%, incluyendo muchas personas que superan los dos años de subsidio. Por esta razón, sellar el paro se ha convertido en una de las tareas más recurrentes en los últimos años. No hacerlo puede significar perder la prestación por desempleo por un tiempo indeterminado y, por tanto, ha de ser una de las tareas marcadas en rojo en nuestro calendario si debemos hacer frente a este tipo de trámites.

¿Qué es sellar el paro?

La acción de sellar el paro no es otra que la de realizar la renovación de nuestra prestación por desempleo. Para ello, es útil solicitar nuestra vida laboral por SMS. Si estamos recibiendo cualquier tipo de aportación económica en forma de subsidio por cualquier tipo de reazón, esta debe ser una de nuestras prioridades principales. De hecho, ha de estar marcada en rojo o en cualquier color llamativo en nuestra agenda, incluyendo la opción de activar una alarma que nos avise en los días anteriores para que bajo ninguna circunstancia nos podamos olvidar de realizarlo. Las consecuencias pueden ser realmente negativas para nosotros, pudiendo perder un mes de ayuda, e incluso si quien nos paga es la RAE o Prepara podemos llegar a perder la ayuda entera. Por esta razón, no debemos tomarnos ningún paso de estos a la ligera porque es nuestro futuro económico el que está en juego. Es imposible confundirse ya que la fecha prevista para la renovación se encuentra en el Documento Acreditativo de Renovación de Demanda, también conocido como DARDE. Sin embargo, debes interesarte por los procedimientos que rigen en la comunidad autónoma donde resides, ya que este tipo de trámites es competencia exclusiva suya, y en cada uno de los territorios de España se producen particularidades, incluyendo la posibilidad de sellar el paro por Internet o no. Debemos informarnos cuidadosamente para elegir el procedimiento que más nos interese para realizar este tipo de trámites.

Debemos tener en cuenta, que en líneas generales, el sello del paro se produce después de tres meses de haber pedido el subsidio, y así succesivamente. Tomemos en cuenta que el contador vuelve a cero, si durante este período de tiempo volvemos a contar con un contrato laboral. En caso que hayan pasado los tres meses, y el día que debemos realizar esta acción fuera un sábado, festivo o un día donde los funcionarios no trabajan, no debes preocuparte ya que el procedimiento se aplazaría al siguiente día que fuera hábil y, por tanto, si lo dejas para última hora y te encuentras con esta tesitura, el siguiente lunes (a no ser que sea festivo) será tu último día para sellar el paro. Sin embargo, el SEPE (Servicio de Empleo Público Español) es quien decide cuándo debe realizarse la renovación y, por tanto, también debemos estar atentos a lo que nos puedan notificar para tener en cuenta qué día vence nuestro plazo. Otra de las cosas importantes es que el DARDE es fundamental para sellar el paro. En caso de extraviarse, perderse o cualquier tipo de situación que nos imposibilite presentarlo deberemos pedir un duplicado, o solicitar uno nuevo a través de Internet. Es otra de las acciones en la que debemos ser previsores cuando se acerque el final del plazo para sellar el paro. El horario también debe tomarse en cuenta, especialmente si queremos hacerlo de forma presencial. No hay que obviar que muchas comunidades autónomas prestan un horario de servicio realmente reducido pudiendo llegar a ser desde las 9 de la mañana hasta las 10:30. Por tanto, a la hora de planificar nuestra visita a la administración debemos tener en cuenta esta circunstancia, para no quedarnos sin sellar el paro.

Sin embargo, contamos con total libertad para acudir en la hora que mejor nos venga. No hay ningún tipo de obligación de pedir cita previa al SEPE, aunque sí debemos acudir con antelación para evitar largas aglomeraciones y, sobretodo, ser previsores porque si hubiera mucha gente pudiéramos quedarnos sin hueco porque ha finalizado el horario, especialmente si nos encontramos en una Comunidad Autónoma donde apenas se presta servicio. Para los más previsores, otra de las malas noticias que se pueden encontrar es que salvo, casos de excepción, el SEPE no permite sellar el paro antes de tiempo. Sacando de contexto a algunos territorios como las Islas Canarias donde permiten iniciar este trámite hasta dos días antes de la fecha, en el resto de comunidades autónomas debemos borrarnos cualquier compromiso ese día porque nos tocará acudir a la administración si queremos hacerlo de forma presencial, o estar en el ordenador o nuestro dispositivo electrónico si la llevamos a cabo por Internet. No olvides que en la red tienes la posibilidad de llevarla a cabo desde las 00:00 horas del mismo día hasta las 23:59 horas, aunque tampoco apures hasta el último minuto porque suelen aparecer problemas de conexión o del sistema. Ten algo de previsión, ante cualquier inconveniente que pudiera suceder tener tiempo para conseguir subsanarlo. En caso de enfermedad, o cualquier tipo de imposibilidad que impida acudir a la oficina o sellar el paro, debe pedirse la documentación pertinente con el justificante apropiado para presentarlo y que nos permitan aplazar unos días más la posibilidad de sellar el paro. Seamos ágiles con este procedimiento o perderemos nuestra posibilidad de hacerlo.

Beneficios de sellar el paro

Con todo, existen numerosos beneficios para todos aquellos que sellan el paro, en caso que se encuentren en situación de desempleo parcial o terminal. Los más destacados son los siguientes:

  • Cobrar una prestación. Si estamos en paro, pero hemos trabajado durante un tiempo anterior, tenemos la posibilidad de cobrar un subsidio por desempleo en función del tiempo que hayamos estado contratados.
  • Alargar dicha prestación. Obviamente, el principal beneficio de sellar el paro no es otro que alargar esta prestación por desempleo a lo largo de tres meses más. Como hemos dicho anteriormente, en caso de no realizar dicho procedimiento perderíamos nuestra posibilidad de alargarlo.
  • Tener acceso a ofertas y cursos. Estar inscrito en el paro nos permite acceder a ofertas laborales y cursos de formación que ofrece el SEPE y que pueden servirnos para mejorar nuestra situación económica.
  • Conocen nuestra situación laboral. Además especialistas en empleo también cuentan con nuestra ficha, nuestro currículum y nuestro perfil laboral y puede servirnos para volver a encontrar trabajo en un futuro no muy lejano.

Seguir estas recomendaciones nos aportará todos estos beneficios, y además nos permitirá tener una ayuda para conseguir el objetivo más importante, que no es otro que el de encontrar trabajo de nuevo y superar este percance que puede convertirse en un problema grave, tanto a nivel emocional como económico ya que en España ya existen múltiples parados de larga duración.

Cómo sellar el paro

Actualmente, existen múltiples métodos con los que es posible sellar el paro. Uno de los más utilizados es el presencial. Basta con acudir a la oficina correspondiente con el documento DARDE, y el personal le indicará todos los pasos a seguir para realizar correctamente este procedimiento. No olvides consultar el horario más adecuado en función de la comunidad autónoma en la que te encuentres. Guardando el documento DARDE, junto a tu documentación y acudiendo a la oficina en el horario correcto en la fecha señalada es más que suficiente. Sin embargo, recomendamos llamar por teléfono para cerciorarse correctamente de cuáles son los documentos necesarios para no llevarse ningún susto o sobresalto. Sin embargo, las nuevas tecnologías han modificado los procedimientos a seguir y actualmente sellar el paro por Internet es el procedimiento más repetido para todos aquellos interesados que les vencen los tres meses del subsidio, y desean prolongarlo durante por lo menos tres meses más. A través de la red es un procedimiento realmente cómodo.

Una de las principales ventajas de sellar el paro por Internet es que es una opción disponible las 24 horas del día, incluyendo los días festivos. Por tanto, la libertad con la que contamos es totalmente absoluta. Si no tenemos tiempo durante la semana, podemos hacerlo tranquilamente a lo largo del fin de semana. También a nivel geográfico. Da igual que estemos en Galicia, Cataluña o Andalucía, si contamos con conexión a Internet. La única limitación es el extranjero, a no ser que burlemos la dirección IP. Si el sistema detecta que no estamos gelocalizados en nuestro país, empezará a dar problemas. Además, podemos hacerlo en cualquier sitio, ya sea nuestro ordenador, el portátil, la casa de un amigo o familiar, locutorio o hasta en la calle siempre que contemos con un teléfono con conexión a Internet. El sistema cuenta con un procedimiento muy estipulado donde solo es necesario seguir los pasos que nos da el sistema. Una vez hemos finalizado, el sistema nos generará un documento PDF que será nuestro nuevo DARDE y que deberemos utilizar al cabo de tres meses si requerimos volver a sellar el paro. Y, así sucesivamente hasta que o nos caduque nuestro subsidio por desempleo o encontremos un nuevo empleo.

La entrada del DNI electrónico hace unos años revolucionó los procedimientos a seguir para resolver las obligaciones fiscales que tienen los ciudadanos españoles. Sin embargo, pese que para sellar el paro puede servirnos de ayuda, no es necesario utilizarlo ya que es suficiente con un usuario y una contraseña para completar el proceso de renovación. Cada usuario y contraseña es diferenciado y, por tanto, en función de la Comunidad Autónoma donde te encuentres variará la metodología a seguir. De hecho, puedes dirigirte directamente a la oficina de empleo del territorio donde estés para obtener tu usuario y contraseña. Con estos datos ya es suficiente para llevar a cabo dicho procedimiento. Si eliges el procedimiento online también es realmente recomendable descargar un lector de documentos de PDF como el Adobe Acrobat Reader. El documento DARDE se descargará en este formato y, por tanto, si no contamos con un programa que soporte este formato no contaremos con la posibilidad de abrirlo y poder imprimirlo. De hecho, solo nos servirá para enviarlo por correo electrónico. De hecho, se recomienda imprimirlo para guardarlo por cualquier circunstancia o al menos enviarlo a una dirección de correo electrónico que te permita acceder en el futuro. Si te cambias de domicilio no olvides notificarlo con tiempo por si esto podría convertirse en un problema a la hora de realizar la renovación del paro. Con todo, sellar el paro se ha convertido en una tarea rutinaria para el más del 20% de la población español que se encuentra sin trabajo y que debe vivir del subsidio por desempleo es el sueldo neto que le aporta durante un máximo de dos años esperando mejor suerte de encontrar un trabajo lo más pronto posible.

¿Te ha gustado?