Cómo trabajar en un call center sin experiencia

Cualquier persona que se precie ha tenido que, en algún momento de su vida, ponerse en contacto con un proveedor de agua, electricidad, telefonía… o similar, ya sea para hacer una reclamación, contratar un servicio, pagar una factura…. Al otro lado se encuentran personas que se encargan de brindar la atención a los usuarios, son los teleoperadores.

Qué es un call center

Un call center o centro de llamadas, son lugares que se encuentran especialmente concebidos para poder contactar a través de la vía telefónica con los usuarios. Su finalidad puede ser muy variada, desde prestar atención al cliente, hasta tratar de convencer o negociar a clientes potenciales para que contraten sus servicio o compren un determinado producto.

Las plataformas de call center son, por norma general, grandes salas en las que los teleoperadores comparten espacio en el que constantemente están trabajando. Las empresas de servicios de gran tamaño acostumbran a subcontratar servicios de call center para atender a sus clientes, por lo que en función del servicio ofrecido es una buena forma de adquirir experiencia en sectores diversos. Algunos de ellos son: seguros, banca, telefonía, control de pedidos, soporte técnico, marketing…

¿Qué necesitas para trabajar en un call center sin tener experiencia?

El trabajo de teleoperador es uno de los empleos por los que han pasado muchas personas, sobre todo al inicio de su etapa profesional. Es un sector que muchas personas afrontan en sus primeros años en el mundo laboral, para ganar sus primeros ingresos, aunque el poco recorrido profesional que tiene y la precariedad existente, hacen que no se acostumbre a tener un gran permanencia en ellos.

De hecho, en España un 63% de los contratos que se realizan en este sector se trata de contratos temporales, con solo un 10% de indefinidos. Además, en un 80% de los casos se disfruta de un trabajo a tiempo parcial, con solo un 20% en los que se trata de una jornada completa.

Para trabajar como teleoperador en un call center es importante que tengas en cuenta que necesitas ciertas habilidades. Para empezar debes ser capaz de tolerar la frustración, además de saber manejar una conversación con una persona que está al otro lado del teléfono y que puede tener un gran enfado, depende el caso.

Por ello es muy importante que seas capaz de atenderlo sin dejarte llevar por el estado de nerviosismo o enfado de la otra persona. También tienes que saber tomar decisiones y mantener en todo momento una escucha activa, es decir, estar totalmente concentrado en lo que la otra persona está diciendo. Al mismo tiempo deberás estar valorando su estado emocional para tratar de lograr el éxito en la llamada.

En este sector es habitual sufrir de estrés por tener que atender un elevado volumen de llamadas al día, además de, en algunos casos, por la existencia de objetivos de venta exigentes en los que los comerciales se deben manejar.

Capacidad resolutiva

En los call center, el trabajador debe mantener lo que se conoce como «sonrisa telefónica», debiendo modular su voz para que se muestre como si estuviese esbozando una sonrisa y la máxima amabilidad al cliente.

Además, es necesario tener capacidad resolutiva y tener un buen manejo de las aplicaciones informáticas. De hecho, debes tener suficiente soltura para poder manejar al mismo tiempo varios programas, de forma rápida para que la llamada dure el menor tiempo posible pero que dé sus frutos.

En todo momento debe reinar la amabilidad pero también la paciencia, que son dos características básicas del perfil de cualquier teleoperador. No obstante, esto no implica que no se deba ser tajante ante una queja persistente. La capacidad para negociar también es muy valorada. Por otro lado, también se necesita tener un buen tono de comunicación.

Asimismo, si quieres saber cómo trabajar en un call center sin experiencia será muy beneficioso si dominas más de un idioma. De esta manera podrás acceder a una mayor cantidad de ofertas de trabajo. Además, es probable que cobres más por disponer de esta habilidad tan valorada en el mundo laboral.

Más allá de realizar o recibir llamadas, un teleoperador puede realizar otras tareas administrativas, en lo que se denomina back officeEsto quiere decir trámites que no se realizan en línea pero que son necesario y que, a menudo, implican la participación de diferentes departamentos. Además, hoy en día, con el gran avance experimentado por las nuevas tecnologías, además de la vía telefónica, se puede tener que gestionar la atención al cliente a través de otros canales y vías como son los correos electrónicos, las plataformas de mensajería instantánea o las redes sociales.

Instrucciones para trabajar en un call center sin experiencia

Si quieres trabajar en un call center sin experiencia es muy importante que tengas en cuenta lo siguiente:

  1. En primer lugar debes ser capaz de tener siempre una actitud positiva. Aunque puedes empezar a trabajar en uno de estos centros sin tener ningún tipo de experiencia previa, se te exigirá tener actitud suficiente como para poder aprender de una manera rápida y poder estar así al mismo nivel que el resto de trabajadores.
  2. Si tienes actitud y ganas por trabajar, debes acudir a cualquiera de los portales habituales de búsqueda de empleo que puedes encontrar en la red, donde se publican con gran frecuencia ofertas para trabajar en Call centers. La necesidad de brindar una atención cada vez más personalizada al cliente, hace que constantemente haya ofertas de este tipo, por lo que a buen seguro podrás encontrar ofertas cerca de tu ciudad. Postula a ellas y sigue el proceso como en cualquier otro empleo.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.