Trabajar como Freelance para muchos, es todavía un trabajo “raro” muy complicado o difícil de poder llevarlo a cabo. No está tan visto en ciertos países como España, por ejemplo. Aunque en otros como países de Estados Unidos o del Norte, es de lo más normal. Muchos son los que trabajan como freelance y es muy común y normal, poderles ver con su portátil en las cafeterías, mientras trabajan.

Por eso mismo, porque tienen mucha autonomía, hay todavía una gran cantidad de personas, que se creen que trabajar como freelance es un chollo, que no es muy fácil, que no es un trabajo, que se trabaja poco y que se puede ganar mucho. No señores, no es cierto ni una cosa ni tampoco la otra. Es un trabajo que requiere mucha constancia, trabajo y por supuesto, hay muchas ventajas frente a un horario convencional, desplazándose o trabajando las jornadas que imponen. Pero también hay muchas desventajas… que, si no se llevan bien, con una agenda y con seriedad, no se cumplen los plazos ni las entregas y eso repercute y muy negativamente, en tu profesionalidad.

Tu no tires la toalla, si no das el perfil o no te sale bien a la primera, sigue intentándolo, porque siempre habrá una empresa que necesite de tu trabajo. Y no pienses que no das el perfil. Si tienes una profesión o bien, algo que haces, se te da bien, insiste. Móntate un buen portafolios (que ya dijimos que será tu carta de presentación), un buen currículum y la fotografía del CV. A partir de ahí, insiste en todas las páginas de empleo freelance. Si aun con estas, ves que no te cogen, mira si estás pidiendo demasiado dinero. En ocasiones son las empresas la que ofrecen una cantidad ya cerrada y es inamovible. A veces, compensa ser flexible, pero tener un trabajo a largo plazo.

Instrucciones para trabajar como Freelance

  1. Puedes empezar como freelance o bien como autónomo, porque tú decidas trabajar en tu propia empresa o bien, para otros.
  2. Si decides hacerlo para otros, busca en Google por ejemplo, empresas Freelance. Encontrarás un montón.
  3. Hay páginas de empleo, con diferentes opciones para cada trabajo pero que tienen en común que son para empleos freelance.
  4. Estos empleos puedes compaginarlos (no siempre) en la mayoría de los casos, con los estudios, en caso de ser estudiante y servirte no solamente para ganar un dinero extra, sino también para adquirir experiencia.
  5. Lo mismo si tienes un trabajo, pero quieres ganar un dinero extra. Deberás saber si puedes compatibilizarlo y montártelo bien, para poder cumplir con las entregas.
  6. Ten paciencia y ve formándote y ampliando tu portafolio (que es tu carta de presentación).
  7. Ser freelance puede costar, sobre todo, para dar a conocer tu trabajo y que confíen en ti.
  8. No te desanimes si nadie te ofrece la posibilidad de poder trabajar con ellos. Piensa que esto no es fácil, pero que te sirva de motivación. Sigue intentándolo, sigue con tu portafolio, fórmate y envía las propuestas que te interesen. Al final, alguien creerá en ti y te ofrecerá la posibilidad de poder trabajar con ellos.
  9. Es fundamental, ser sincero y cumplir. Como en cualquier trabajo. Si cumples y están contentos, eso será tu oportunidad para tener una buena reputación y que todo vaya rodado.
  10. En España, ser freelance es sinónimo de ser una persona que trabaja como autónomo/a.
  11. Preferiblemente, las mejores opciones son aquellas que siempre ofrecen una factura en el trabajo. Para ello, tú como trabajador, deberás enviarles mensualmente, la factura a ellos. Aunque también, hay muchas otras opciones como freelance que no ofrecen esta posibilidad.
  12. Una de las grandes ventajas de estos trabajos es que no necesitas gastarte dinero en ir a trabajar cada día. Tampoco tienes que tener un horario que se te imponga, ni uniforme, o tener buena cara… porque nadie te ve (salvo algunas excepciones donde harás videoconferencias).
  13. Pero cuidado, no quiere decir, que este trabajo sea jauja. Porque no deja de ser, un trabajo. Por tanto, no tiene un horario establecido, pero tú mismo/a debes imponerte uno. De lo contrario, será imposible llegar a tiempo a terminar el trabajo o enviarlo en el tiempo que ellos exigen. Lo adecuado es tener tu propia agenda y apuntar las horas que le vas a dedicar a diario, al trabajo. Ten en cuenta el proyecto y a partir de ahí… según tus necesidades si prefieres trabajar a diario una X cantidad de horas o bien, hacerlo más horas, pero menos días.
  14. La parte negativa, es que este trabajo, no conoce días festivos, ni vacaciones… ni fines de semana. Por tanto, tú mismo/a te impones las fiestas. Para tener algo de tiempo libre y/o vida, deberías planear qué días trabajas y cuantas horas le dedicas. A veces, compensa, madrugar y poder disfrutar de un día libre a la semana o cierto festivo. Tampoco hace falta pagar todos los meses un despacho o una oficina.
  15. Basta con tener un espacio o habitación donde no te molesten, tu propio equipo de trabajo y conexión a internet. A partir de ahí, tu trabajo es lo que cuenta.

¿Que necesitas para trabajar como Freelance?

  1. Prepárate un currículum. Nunca mientas, sé sincero/a y prepara una fotografía que sea profesional. Nada de fotografías de tu día a día… es un trabajo, recuérdalo.
  2. Hay que estar comprometido con el trabajo.
  3. Cumplir con las entregas de los trabajos y ser muy meticuloso en esto.
  4. Tener siempre un dosier con tus trabajos. En muchas empresas, te pedirán algún ejemplo de otros trabajos que hayas realizado para poder valorar si es lo que ellos están buscando. El llamado, portafolios.
  5. Necesitarás un mínimo de equipo y material. Dependerá de qué vayas a trabajar, pero como freelance, como poco, necesitarás un ordenador y mejor si es portátil por la comodidad de poder llevártelo a cualquier parte.
  6. Conexión a internet.
  7. Un smartphone.
  8. Un correo electrónico. Será básico y vital para poder estar en contacto permanente con la empresa. Puedes optar por hacerte uno, que no sea el tuyo personal, pero ojo. No pongas un email con burradas, datos cursis y esas cosas. Es un trabajo… que sea conciso y claro.
  9. Piensa en el método de pago… será mucho más cómodo para muchas empresas (porque sean de otros países, por ejemplo) que quieran pagar por paypal. Para no tener problemas, indica siempre, el método de pago que aceptas e intenta, tener siempre paypal como uno de los métodos de pago principales.
  10. En pocas palabras, una persona Freelance, es aquella que presta sus servicios a terceros o que realiza un trabajo de manera autónoma.
  11. Preferiblemente, las mejores opciones son aquellas que siempre ofrecen una factura en el trabajo. Para ello, tú como trabajador, deberás enviarles mensualmente, la factura a ellos. Aunque también, hay muchas otras opciones como freelance que no ofrecen esta posibilidad.
  12. Si no sabes qué puedes aportar como freelance, debes saber, que buscando en internet puedes encontrar muchos perfiles diferentes y que seguro, alguno de ellos, es lo que buscan. Puede ser muy diverso, desde redactor freelance, pasando por traductor de idiomas, posicionamiento en SEO, traductores de escritos, diseñadores gráficos, actualizador de datos, fotógrafo, maquetador, profesores de idiomas o de ciertas materias, conocimientos en wordpress, trabajos académicos, etc.

Consejos para trabajar como Freelance

En España, ser freelance es sinónimo de ser una persona que trabaja como autónomo/a.

En este país, por ejemplo, es bastante complicado, poder dedicarse en exclusiva a ser freelance. Hay trabajos que están poco remunerados, donde se requiere mucho tiempo, pero no salen las cuentas a final de mes. Por tanto, sólo algunos trabajos a modo de extra pueden compensar. Pero se debe tener en cuenta, que, para salir a cuenta, el trabajo debería estar bien remunerado y el trabajador tener en cuenta las horas que le dedica a diario, el trabajo que realiza, el internet que gasta, la luz, el equipo que necesita (dependerá de qué tipo de freelance sea), etc.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.