Cómo trabajar como hombre de compañía

A menudo se da el caso en que algunas mujeres y a veces algunos hombres necesitan contratar los servicios de un acompañante. Además, el mercado laboral no se encuentra precisamente en la mejor de las situaciones. Por ello, muchos hombres ven en esto una forma bastante buena de ganarse la vida. Lo más habitual es que esos hombres sean chicos muy serviciales, educados y están dispuestos a hacer realidad las fantasías de sus clientas. Antes de plantearte si te vas a dedicar a trabajar como hombre de compañía, deberás tener en cuenta ciertas cosas. Si estás interesado en saber más sobre el tema, en DonCómos te enseñamos todo lo que debes saber sobre cómo trabajar como hombre de compañía.

Qué es un hombre de compañía

Un hombre de compañía es un hombre que realiza un servicio de acompañante para otra persona, normalmente para una mujer. La mayoría de ellos son contratados para acompañar a mujeres a cenas o eventos de lujo. No tiene que ser necesariamente un servicio sexual. En esos eventos, la presencia o el ir bien acompañado son muy importantes para no quedarse fuera del círculo social. De esa manera, esas mujeres podrán asistir acompañadas a ellos, cuando en el caso contrario habrían ido solas.

Normalmente, el perfil que se busca son hombres educados y con cierto nivel, que puedan mantener una conversación sobre cualquier tema. Además, esos hombres deben tener un buen aspecto físico.

Instrucciones para trabajar como hombre de compañía

Si finalmente te has decidido en buscar trabajo como hombre de compañía, lo primero que deberás hacer será dirigirte a una agencia de contactos. Esa agencia debe ser seria y responsable. De esa forma ellos se encargarían de pasarte la clientela, y tu solamente deberías hacer bien tu trabajo. El precio de mercado de los hombres de compañía puede variar desde unos 200 € la hora hasta los 1500 € por un día completo.

También puede existir el caso en el que no quieras depender de ninguna agencia, puedes ejercer el trabajo de manera independiente. Lo más adecuado en esta ocasión será que te crees un perfil en alguna página web o en varias redes sociales para poder atraer clientas. También puedes poner tu anuncio en periódicos, revistas de contactos o webs pensadas para relaciones o servicios de compañía. Esta es una buena manera de ser un trabajador freelance y ofrecer tus servicios sin ningún tipo de intermediario.

¿Que necesitas para trabajar como hombre de compañía?

Como ya podrás imaginar, para trabajar correctamente como hombre de compañía deberás cumplir con una serie de requisitos. Esos requisitos serán claves para obtener el éxito en tu trabajo. Los más importantes que buscan la mayoría de las mujeres son dos tipos: requisitos físicos y requisitos psicológicos.

Requisitos físicos

Lógicamente un hombre de compañía debe tener una buena presencia en cuanto al aspecto físico. Deberás tener un cuerpo atlético, cuidado y en forma. Además, será conveniente que practiques deporte habitualmente. Otro de los pilares fundamentales en cuanto a este aspecto es la dieta que lleves. Para mantener tu cuerpo en forma, tendrás que seguir una nutrición equilibrada.

Además del aspecto físico, deberás cuidar tu forma de vestir, así como tu peinado. Como comprenderás, normalmente las mujeres encuentran atractivos a los hombres de alto estatus social. Esto quiere decir que tendrás cuidar algunos aspectos al vestir (como combinar bien los colores) y accesorios (anillos, relojes…). Sin embargo, esto depende específicamente de cada clienta.

El último apartado a tener en cuenta, y no menos importante, es la higiene personal del individuo. Deberás ir siempre limpio y perfumado, no tener ojeras…

Requisitos psicológicos

Aunque el aspecto físico sea importante, estos requisitos son los que marcan la diferencia entre un hombre y otro. Se refieren a la personalidad. Al igual que con el físico dependerá siempre de cada clienta, hay una serie de características que se valoran mucho.

El primer aspecto psicológico esencial en un hombre de compañía es la seguridad en uno mismo. Deberás demostrarla hablando alto y claro, estando tranquilo y sin mostrarte dudoso… Si no eres un hombre seguro de sí mismo, lo más recomendable es que vivas experiencias y conozcas gente nueva. Así, con el tiempo ganarás confianza y seguridad en ti mismo.

Otra característica importante es la iniciativa. Mientras que algunas mujeres sólo querrán que interpretes un papel, otras querrán vivir una pequeña aventura contigo. En cualquiera de los casos, tendrás que mostrarte con iniciativa propia en dirigir la interacción mutua.

También son esenciales la inteligencia y la cultura. Seguramente algunas solamente quieran compañía pero muchas otras te contratarán para asistir a eventos sociales. En esas situaciones se valorará que seas un hombre inteligente y con temas de conversación. Deberás, por tanto, invertir en tu educación y ser inquieto en temas de actualidad. Así estarás preparado para tener varios temas sobre los que poder conversar.

 

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.