Trabajar en Correos puede ser una excelente opción para desarrollar una carrera profesional. Es un tipo de empresa pública y, por tanto, se puede gozar de privilegios de funcionario que, por ejemplo, no podemos tener en una empresa privada. Tiene una enorme repercusión a través del Estado y, por tanto, podemos encontrar diferentes opciones alrededor de todo el país español para diferentes puestos de trabajo si no hemos ganado la lotería.

¿De qué se puede trabajar en Correos?

En Correos existen numerosas opciones para trabajar. Es el servicio público de reparto de correo postal, aunque también se encargan de los paquetes. Sin embargo, la aparición del correo electrónico y de los teléfonos móviles ha rebajado la necesidad de hacer envíos por correo postal. Aunque a nivel corporativo, y especialmente procedente de la administración, se siguen utilizando este tipo de envíos. Por ello, esta empresa sigue en funcionamiento y aportando numerosas oportunidades a todos aquellos que desean unirse a ellos tanto de forma provisional como a nivel de desarrollo de carrera profesional intentando devolver un préstamo de dinero en algunos casos.

Como empresa pública, los procedimientos de entrada también son algo diferentes. Se abren unas plazas determinadas y los que se presentan deben superar un examen entrando solo los mejores de cada uno de los puestos, lo que se conoce como oposiciones. La meritocracia tiene mucho más valor que no los posibles enchufes o tráfico de influencias que podemos encontrar en el otro tipo de empresa. Además, las posibilidades que te echen también son más reducida en la empresa pública que en la de tipo privado. ¿Y, de qué se puede trabajar en Correos? Pues existen numerosas opciones que deberemos conocer. Obviamente, el puesto más habitual es el de repartidor de correos. Las personas se encargan de repartir las cartas y los paquetes a las casas una vez llegan a la oficina. Existen muchos puestos, y cada uno de los trabajadores se reparte por zonas geográficas alrededor de España y tiene la responsabilidad de cumplir con este tipo de cometidos.

Sin embargo, obviamente también existen otros tipos de empleo dentro de Correos. Hablamos de una empresa con una estructura como si fuera privada. En este sentido, existe un departamento comercial, un departamento de comunicación y marketing, que intenta ganar dinero con Instagram, ventas, financiero, generando puestos de trabajo a los que también podemos optar. Además de repartir cartas, también se debe recibir a los clientes en las oficinas por las mañanas para todos aquellos que deseen realizar envíos o bien vengan a recoger cartas de tipo certificado. Las opciones que ofrece una empresa como Correos son realmente variadas, y además, tenemos la suerte que en la mayoría de la Unión Europea tienen el mismo tipo de empresa pública, abriendo la posibilidad a adquirir una experiencia que podemos seguir desarrollando en otro tipo de país. Además, actualmente están buscando bastante gente para rellenar las vacantes.

Ventajas de trabajar en Correos

Con todo, ser elegido para trabajar en Correos lleva consigo numerosas ventajas para aquellos perfiles que sean seleccionados. Las más destacadas son las siguientes:

  • Poder trabajar y estudiar al mismo tiempo. Trabajar y estudiar a la vez es uno de los grandes desafíos de las generaciones actuales. Podemos encontrar oficinas de Correos en prácticamente todos los rincones del país. Da igual donde estudiemos, porque siempre tendremos la posibilidad de iniciar una actividad laboral.
  • Contar con la posibilidad de desplazarse. Correos tiene oficinas en toda España y, por tanto, existe la posibilidad de desplazarse constantemente en función de nuestros intereses. Es una ventaja que debemos explotar al máximo hacia nuestro provecho a nivel personal.
  • Diferenciación de perfiles. Todo lo que rodea a la empresa de Correos. De esta forma, muchos perfiles que sean diferentes entre si son aptos para llevar a cabo actividades en los diferentes puestos que ofrece esta compañía pública tanto en la calle como en la oficina.
  • Integrarse la juventud en tu propio equipo. Estudiar y sacarse una carrera universitaria es complicado. Para poder ganar algo de dinero, muchos jóvenes son los que llegan a esta empresa después de una oposición. Si buscas un ambiente joven, éste es tu lugar.

Cómo trabajar en Correos

Con todo, las opciones para trabajar en Correos también son realmente variadas. La empresa, como hemos dicho anteriormente, es la empresa del Estado que se encarga de repartir la correspondencia en todo el país y a nivel internacional, aunque la proliferación de las nuevas tecnologías ha provocado que el negocio fuera a la baja. Pese a todo, sigue contando con la financiación del Estado y mantiene un organigrama totalmente profesional. El departamento de recursos humanos está totalmente presente y, por tanto, debemos acudir a ellos para informarnos de las siguientes oposiciones para poder entrar en la empresa. Al hablar de una empresa pública, el proceso de selección varía respecto a la mayoría de compañías de carácter privado. Hablamos de un proceso algo más justo donde se premia la meritocracia y, obviamente, las oportunidades son totalmente equitativas para todos los candidatos.

Los portales de Infojobs raramente publican las ofertas con las que nos podemos encontrar para entrar a trabajar en Correos, aunque no debe ser nuestra principal fuente de información. Obviamente, en LinkedIn también tendremos dificultades para disponer de información actualizada sobre los procesos de selección que pueda tener la empresa pública de correspondencia a nivel nacional. Sin embargo, debemos estar muy atentos al Facebook de Correos. Las nuevas convocatorias de oposiciones a entrar a trabajar en esta compañía se publican regularmente y, por tanto, podremos saber las fechas en las que debemos tener preparados todos los conocimientos que necesitamos para poder pasar las oposiciones con éxito y disponer de una plaza fija en el régimen de empleados de Correos. Para que os hagáis una idea general, una oposición es como una especie de examen muy similar al de la prueba de acceso a la Universidad en España. Pongamos por ejemplo que Correos abre un proceso de 50 plazas libres para ser cartero. Los candidatos se someterán a un examen, o varias pruebas si fuera necesario, y las cincuenta mejores calificaciones serán las que se quedarán con el puesto dejando fuera a posibles enchufes que se suelen dar en el sector privado.

Aquellos más clásicos también pueden disponer de toda la información que necesitan saber para trabajar en Correos en las diferentes oficinas. No en todos los pueblos tendrán las fechas de convocatoria de oposiciones, pero sabrán indicarle dónde debes dirigirte para obtener información actualizada sobre el tema por parte de los mismos profesionales. En este caso, el lenguaje no verbal y el saber caer bien, que pueden servir para convencer a los elegidos para decidir quien se queda el puesto, no tienen tanta importancia como si puede tenerlo en otras empresas del sector privado. Pese a todo, a la hora de obtener todos los detalles necesarios sobre las oposiciones sí que es algo fundamental a tener en cuenta. Sin embargo, entrar a trabajar en Correos requiere superar las oposiciones con éxito para quedarse alguna de las plazas que se abren periódicamente. Un proceso algo más largo pero que suele tener numerosas ventajas a la hora de seguridad laboral.

En este artículo también te explicamos Cómo Trabajar en Correos y seguro que también será de tu interés

¿Te ha gustado?