Irlanda es un país de la unión europea, el cual es conocido por ser uno de los países más prósperos de la unión. Por este motivo, trabajar en Irlanda es siempre una gran opción para tu futuro profesional.

Hace algunos años, Irlanda pasó por una grave crisis, del estilo de la que pasaron otros países de la unión europea como Grecia. Irlanda pidió un rescate económico que dejó al país arruinado. Sin embargo, hoy en día Irlanda ha superado esa crisis y está mejor que nunca.

Esto se debe a sus políticas liberales, ya que han puesto impuestos bajos y facilidad para emprender y buscar trabajo. Por este motivo, muchas empresas punteras como Google y Apple decidieron trasladar a Irlanda su sede en europa, logrando así crear miles de puestos de trabajo, creando riqueza y dejando dinero al país.

Pese a los impuestos bajos, el país recaudó mucho dinero gracias al bajo desempleo. Esto se conoce como curva de Laffer, en la cual se dice que unos impuestos demasiado elevados producen desempleo e incitan a defraudar, mientras que unos bajos impuestos crean empleo e incitan a contribuir.

Volviendo al tema que nos ocupa, gracias a la prosperidad del país, ahora mismo en Irlanda hay trabajo para todos. Sea cual sea tu sector, podrías empezar una nueva vida en esta maravillosa Isla, logrando así una mayor prosperidad económica para ti y los tuyos.

Por ejemplo, allí los salarios son muy elevados, de unos 4000 o 5000 euros al mes, algo que sin duda es muy superior a lo que ganamos aquí. Además de eso, el coste de la vida no es tan elevado como parece, siendo lo único caro la comida, ya que si quieres comer comida de calidad, deberás gastar bastante.

Sin embargo, el precio del suelo es similar al de Madrid o Barcelona y pese a no tener seguridad social, con ese sueldo podrás pagar una buena sanidad privada y ahorrar muchísimo dinero para el futuro. Con todo esto, seguro que estás deseando ir a trabajar a este maravilloso país, para así poder empezar a ganar dinero.

Sin embargo, muchas veces esto no es tan fácil, ya que no hay demasiada información al respecto. Eso sí, nosotros vamos a tratar de explicarte cómo trabajar en Irlanda de la mejor forma posible, para que de esta forma, puedas empezar a hacerlo ya y a cambiar tu vida para siempre.

Instrucciones para trabajar en Irlanda

  1. Aprender inglés:
    El inglés es el idioma oficial de Irlanda y el idioma más hablado del mundo. Aunque en algunos trabajos no sea necesario el idioma, yo te aconsejo que lo aprendas sí o sí antes de irte a este país. El inglés te permitirá acceder a todos los puestos de trabajo como si fueras un nativo, además de que nadie te estafará aprovechando que no sabes el idioma. En estos casos, la gente comete el error de pasarse años en la escuela de idiomas, gastando dinero para luego no aprender bien inglés. Esto además de ser caro y cansado, no servirá para hablar inglés de forma fluida, ya que se centran demasiado en la gramática y se olvidan de la fluidez. Lo mejor para aprender inglés, es consumir contenido de ocio en inglés. Yo he aprendido mucho inglés viendo películas subtituladas, leyendo artículos de cosas que me interesan en inglés o revisando información en inglés para hacer mis artículos. Al final, aprenderás inglés como los niños y lo irás automatizando. En cuanto a la expresión oral, consigue algún amigo nativo para practicarlo y visita Irlanda de vez en cuando antes de irte a vivir allí definitivamente. Yo cuando estuve un mes cuando era niño aprendí bastante inglés, mucho más que en el colegio.
  2. Entrar a los principales portales de empleo internacionales:
    Aunque en Infojobs y esos sitios haya algo de trabajo en Irlanda, no hay demasiado. Una mejor opción, es entrar a los portales de trabajo de ese país y buscar trabajo por ti mismo, ya que esto es mucho más sencillo. Lo que tienes que hacer es entrar en páginas como moonster y crear un perfil, en el cual redactes tu currículum en inglés. Ahí puedes empezar a buscar propuestas laborales de tu sector en Irlanda. Aquí se aconseja incluir una buena carta de presentación en inglés, algo que demostrará que sabes inglés y te hará destacar sobre el resto de candidatos al puesto.
  3. Agencias de colocación:
    Una agencia de colocación es una agencia que actúa de intermediario entre el puesto de trabajo en el país y el trabajador. Lo que hace esta agencia es revisar tu expediente y buscarte trabajo en Irlanda. Estas agencias tienen la gran ventaja de que facilitan el proceso y seguramente te encuentren trabajo. Sin embargo, tienen algunos problemas por los cuales te aconsejo mejor un portal internacional. En primer lugar, piden una pequeña compensación económica a cambio de formar parte de ellos, aparte de tener que pagar el viaje a Irlanda de tu bolsillo. En segundo lugar, aunque haya muchas agencias legítimas, hay posibilidad de que te estafen el dinero o de que te mientan sobre la propuesta. Una vez buscando trabajo encontré una agencia que me ofrecía trabajo de camarero en Londres, con un sueldo decente, 3 comidas grandes y hotel gratis. Investigando mejor, el trabajo era en un hostal en Escocia, cobrando menos de lo que en un principio decía, con una comida al día y durmiendo en un cuarto de basuras. Por este motivo, no acudí a la agencia y nunca llegué a trabajar fuera del país.
  4. El viaje y la preparación previa:
    Normalmente si encuentras allí trabajo, los responsables te contestarán y te ofrecerán la posibilidad de realizar una entrevista personal por Skype o por teléfono en inglés. Si la pasas existe la posibilidad de realizar una prueba de nivel relacionada con tu puesto de trabajo. Una vez hayas pasado, hay que preparar el viaje y todo lo relacionado con el puesto. Muchas empresas pagan el viaje y te dan un adelanto para que puedas pagar el primer mes, pero otras no. Se aconseja tener al menos 2000 euros de ahorro para pagar alquiler, viaje, fianza y comida el primer mes. Busca en los portales inmobiliarios algún piso cercano y contacta con los dueños del inmueble. Además, también investiga a fondo sobre la ciudad que vayas a visitar, es decir, sus costumbres, sus gentes y demás…
  5. El papeleo:
    Una vez que estés allí, te va a tocar hacer todo el papeleo de cambio de residencia. Deberás comunicar a hacienda que te vas del país y deberás darte de alta allí en Irlanda, para tributar en ese país. Deberás abrir una cuenta bancaria en Irlanda, algo que no te costará mucho si resides allí, para que te ingresen el dinero en ella y no te cobren comisiones por la cuenta de España. También te aconsejo buscar un seguro médico, ya que algunas empresas no lo incluyen y allí no hay seguridad social. Sin seguro, una simple consulta médica te podría costar 200 euros, así que se aconseja un seguro siempre por lo que pueda pasar. Finalmente disfruta de tu nueva vida en Irlanda, gestiona también los papeles de tu familia y muchísima suerte en tu nueva andadura en este maravilloso país.
¿Te ha gustado?