Cómo trabajar en la ONCE

Si estás buscando trabajo es posible que en algunas ocasión hayas pensado en saber cómo trabajar en la ONCE, una organización que es una de las grandes impulsoras de España en la ayuda a personas que tienen algún tipo de discapacidad y su clara apuesta por la integración.

Si por tu condición física o estado de salud crees que puedes trabajar en la ONCE te vamos a explicar todo lo que necesitas saber al respecto, como son sus requisitos o lo que debes hacer para hacerles llegar tu Currículum Vitae. 

Cómo trabajar en la ONCE

La Fundación ONCE es el mayor empleador de personas con discapacidad en España, una organización que colabora con una gran cantidad de empresas, instituciones públicas y agentes sociales. Su política de empleo es gestionada por la Fundación ONCE, a través de la entidad FSC Inserta aunque también se puede trabajar de manera directa en ella a través de la venta de cupones.

De esta manera, existen dos vías diferentes para poder trabajar en la ONCE, ya sea a través de la venta de cupones y otros juegos de azar, o mediante FSC Inserta, que es la entidad que se encarga de la inserción laboral.

Esta última se encarga de poner en contacto a aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad auditiva, intelectual o física con miles de empresas con las que mantienen un convenio. De esta forma, se gestionan las oportunidades de empleo para quienes padecen algún tipo de discapacidad.

Requisitos para trabajar en la ONCE

Para poder trabajar en la once con la venta de cupones se debe demostrar una discapacidad visual acreditada. Para determinarla, en la ONCE se atiende a varios requisitos que son clave para poder trabajar en ella, como son la agudeza visual y el campo visual.

El requisito imprescindible para poder formar parte de su plantilla es presentar, en los dos ojos, una una agudeza visual igual o menor a 0,1, y/o un campo visual reducido al 10% o menos. A estos requisitos se debe sumar el de tener nacionalidad española.

Edad mínima y máxima

Más allá de ser de nacionalidad española y padecer una deficiencia visual como la mencionada, la ONCE no establece límites de edad, ni mínima ni máxima. Por ello, se puede trabajar a partir de los 18 años si se cumplen con estos requisitos, teniendo así una nueva oportunidad laboral que favorece la integración.

Formación y experiencia

El nivel de formación que exige la ONCE a quienes quieren cubrir sus vacantes de empleo dependerán del puesto a desempeñar. Es una organización sin ánimo de lucro que trabaja para integrar a personas con discapacidad, y esto hace que muchos de sus trabajos no exijan una formación muy elevada. En la mayoría de los casos es necesario con tener unos estudios mínimos.

De esta manera, la organización es más accesible para esa parte de la población que padece algún tipo de discapacidad; y a la que, por este motivo, en la gran mayoría de las ocasiones tienen muchas limitaciones a la hora de poder acceder al mercado laboral. No obstante, como ocurre en cualquier empresa, en los puestos de mayor responsabilidad u otro tipo de empleo diferente al de vendedor de cupones, los requisitos relativos a nivel formativo y la experiencia.

Cualidades y habilidades

Dentro de una organización como la ONCE es muy importante tener en cuenta sus requisitos relativos a los valores éticos que deben tener sus trabajadores. Entre ellos se encuentran habilidades y cualidades como honestidad; solidaridad; comunicación; confidencialidad; profesionalidad; humildad; equidad; respeto; compromiso; y respeto.

Por lo tanto, si cumples con estas cualidades y habilidades, y padeces algún problema visual cumpliendo con las exigencias de la ONCE, podrás realizar tu solicitud para pasar a formar parte de la organización.

[Instrucciones]

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.