Cada día son más las personas que se sientes frustradas con sus trabajos, sus jefes, las ideas que defienden las empresas en las que laboran. Más que nada, les parecen injustos los salarios que reciben en comparación con el tiempo que prestan. Por todo ello, ganar dinero a través de Internet se está volviendo una alternativa bastante recurrente; y sí, te estoy hablando de ser aquel que decida sus horarios, gestione su agenda, tome sus propias decisiones en cuanto al desarrollo creativo.

Estas son solo algunas de las ventajas de trabajar por Internet, que suele conocerse como “freelance”. No te confundas, pues, este término también se aplica a aquellos que, son independientes en sus labores tal como te expliqué, pero no utilizan las tecnologías para realizar los contactos o las contrataciones.

trabajar-internet

 

¿Qué debes saber? – La ética no puede faltar

Déjame aclararte que no has de tomar la palabra “independencia” en toda su totalidad. Recuerda que, a pesar de que podrás elegir tus horas de trabajo y dirigir tu concepto laboral, dependes de las personas que te harán los pedidos. Quizá no tengamos que llamarlos “jefes”, porque son sujetos que solicitarán tus servicios; pero sí debes tener claro que son tus clientes.

  1. Quienes te contratan merecen respeto y cumplimiento de las fechas en las que te pidan entregar.
  2. Nunca debes olvidar que ellos también te pedirán requisitos o exigirán especificaciones para terminar sus encargos. Si no crees que puedas cubrirlos, es mejor que lo comuniques.
  3. Ten como gran prioridad la satisfacción de las personas que requieran tu servicio.
  4. Hay casos en los que, tú creas determinado producto (que puede ser un objeto o una novela) y luego intentas venderlo; es decir: trabajar sin previo encargo. Para ello, también aplica lo que te acabo de decir: piensa en lo que está buscando la gente, analiza si lo que ofreces está a la altura de la demanda en general.

Para trabajar por Internet, debes saber cómo protegerte

No creas que quedarás libre de ciertas posibilidades negativas. Estoy hablando de estafas y engaños. Todo esto puede sucederte, sin embargo, con estos consejos ya estarás más preparado para evitarlos:

  1. Busca sitios en Internet que se dediquen a esta tarea (de anunciar tanto a proveedores como compradores de servicios). Regístrate en estos; y no solo estarás en contacto con los demás afiliados que sí están interesados en hacer negocio, sino que contarás con mayor protección. Por lo general, aquellos que estafan, no se inscriben en estos sitios de trabajo freelance porque sería más fácil exponerlos y demandarlos. Aun así, no bajes la guardia.
  2. Si se trata de un proyecto muy grande, además de ser miembro inscrito de un espacio virtual (como los recién mencionados), te recomiendo otras prevenciones. De una manera muy diplomática proponle intercambiar números de teléfono, correos electrónicos, dirección donde reside; incluso podrías revisar su perfil en Facebook. A mayores sumas de dinero en juego, mayores precauciones debes tomar.
  3. Si ves la publicación de una empresa (que está buscando trabajador por Internet), pero la has encontrado al azahar como cualquier anuncio de reclutamiento, no la descartes. Investiga si esa compañía existe verdaderamente, observa desde cuándo está funcionando, revisa si tiene comentarios de clientes.

Ser listo es una manera de sobrevivir en el mundo online

  1. No entres a chats buscando oportunidades de vender tus talento o productos. Si tu obra u oferta son buenas, ciertamente se podrían encontrar compradores, pero a la misma vez te arriesgas a conocer a un ladrón sin escrúpulos. Y, créeme, en un chat no sería casualidad cruzarte con uno de ellos. Recuerda que, para acceder, la mayoría no exige más que escribir un nombre de usuario y una contraseña personal.
  2. Nunca aceptes sin más miramientos cualquier oferta que veas por casualidad en Internet, podrías terminar desaprovechando tu tiempo o sufriendo pérdidas.
  3. Sé realista. Leerás anuncios poco convincentes; no te confíes de estos. Prometer grandes recompensas a cambio de pobres aptitudes profesionales, es una de las pistas para identificarlos.

Opciones para lanzarte a trabajar por Internet

  • Redactor freelance: escribir para blogs, páginas webs; elaborar artículos periodísticos. Muchos creen que se trata de unir palabras y oraciones, de reproducir con ligeros cambios las publicaciones de otros. No es así; requiere investigación y originalidad.
  • Gestor de la comunidad en línea: encargarte de administrar, supervisar y actualizar alguna (o varias) redes sociales. Para ello, te sugiero que aprendas un poco sobre marketing.
  • Diseñador de página web: no subestimes esta actividad, pues, en ocasiones piden que ejecutes programaciones; es decir, la oferta de empleo aparece como una especie de “paquete”.
  • Voz en off: si cuentas con un micrófono, una tarjeta de sonido y una computadora, tienes los instrumentos de trabajo. Para el resto, es bueno que tengas una voz agradable y con acento neutro. Por lo general, te buscarán para que grabes audios destinados a videos cortos.

trabajar-internet

Los que requieren de mayor proceso creativo

  • Escritor (libre): puedes escribir novelas del género que más te guste. Si no quieres arriesgarte con una obra que conlleve demasiado tiempo, existe la alternativa de hacer cuentos pequeños.
  • Ilustrador, diseñador: esta variante es para aquellos que crean imágenes con ayuda de un software, o dibujan con sus propias manos. Es increíble la demanda que tienen. Por ejemplo: los negocios necesitan logotipos, y las páginas webs siempre están buscando ilustraciones originales.
  • YouTube: la ventaja es que muchas personas recurren a él, esperando encontrar videos profesionales y amateur. Lo que significa que, comenzar a subir tus primeros audiovisuales con una calidad no muy elevada, no te pondrá en lo último de la competencia. Al inicio será difícil, pero si tienes una buena idea y eres constante, lograrías un gran canal. Es la forma más divertida de trabajar por Internet.
  • Musicalizar poesía: en este caso los clientes te contactan para que le pongas melodía a los versos (o letras) creados por ellos. Seguramente también tendrás que agregarle una base musical usando piano o guitarra. ¡Pero hay una buena noticia! Y es que, si no sabes tocar ningún instrumento, buscando un software como FL Studio (que antes se conocía por Fruity Loops) tienes la oportunidad de crear estas bases musicales.

Instrucciones para trabajar por Internet

1. Asegúrate de tener claro lo que quieres. Plantéate qué vas hacer como freelance, qué vas a ofrecer. Luego, cuando comiences a buscar información y trabajo en el amplio Internet, no te perderás porque tienes una idea definida.
2. Busca un sitio donde puedas registrarte para presentar tu servicio. También puedes acceder a aquellos donde solo aparecen las solicitudes para trabajar por Internet, más tarde haciendo selecciones.
3. Créate un perfil en LinkedIn. Esta red social te conectará con negocios y oportunidades increíbles, enviándote notificaciones y permitiéndote una interacción más “real” con los demás miembros. Te facilitará la organización.
4. Usa un nuevo correo electrónico para tu espacio laboral.
5. Dedica al menos 1 hora al día de búsqueda de trabajo online. Al principio, serás tú quien más deba moverse y poner empeño para ser encontrado dentro del inmenso Internet.

Ventajas de ser freelance online

  1. Puedes relacionarte con proyectos o personas de otros lugares del mundo.
  2. Al abrirte a muchos más países, pueden aumentar tus contrataciones y demanda del servicio que propones.
  3. Manejas tu propio tiempo.
  4. Si es un trabajo secundario, puedes intercalarlo con otro que sea fuera de Internet.

trabajar-internet

Consejos

Si tienes varios talentos, investiga en Internet cuál de estos puede ser mejor explotado. Averigua cuál tiene más solicitud; cuál recibe más pago. Aunque demores un poco el proceso de iniciarte como freelance, saca las cuentas necesarias, hasta saber a cuál es más conveniente que dediques tus esfuerzos.
Si no encuentras un sitio de trabajo freelance donde inscribirte, pide a un amigo con experiencia en este tema que te recomiende no únicamente alguno, sino también contactos personales de confianza que él mismo haya utilizado.
A pesar de que hagas uso de los horarios laborales a tu antojo, busca una agenda. Trabajar por Internet lleva mucha organización.
También puedes conseguirte un pizarrón blanco (o improvisar con un tablero) donde pongas papelitos adhesivos, señales metas,  o escribas recordatorios.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.