Tu forma de ser puede ser una, pero en el trabajo es necesario que adoptes unas formas. Del mismo modo que cuando vamos a una en entrevista llevamos nuestras mejores ropas y una buena actitud, eso debemos llevarlo a cabo en el trabajo. Podrá que en nuestra vida cotidiana seamos algo más maleducados, pero cuando trabajamos hay que saber comportarse.

  1. Educación. La educación es una de las cosas más importantes en el trabajo. Si tú eres educado con el resto de personas, éstas lo serán contigo. Y la educación no se basa solo en una forma correcta de hablar, sino en las cosas que haces. Cuando estás hablando con una persona, no debes estar mirando continuamente el teléfono, estás con alguien y debes prestarle atención. Estar escribiendo con el móvil mientras es una falta de educación muy grande.
  2. Respeto. Independientemente de tu cargo en el trabajo no te creas superior a nadie y por ello no les faltes el respeto. Cobrar más o tener un despacho mejor no te otorga la capacidad de ser irrespetuoso con el resto.
  3. Profesionalidad. Sabes en el lugar en el que estás y por ello debes comportarte y actuar con profesionalidad. En la calle podrías contestar de otra manera, pero estás trabajando y debes hacerlo de la manera correcta, puede que no te guste, pero tienes que ser profesional ante todo.
  4. Imagen. En muchas ocasiones la imagen lo es todo y en algunos trabajos te rechazan simplemente porque no cumples con el canon estético de la empresa. Y no solo importa la imagen física, sino la presencia, esto quiere decir que no puedes ir a trabajar después de haber bebido, con la ropa sucia o sin peinar.
  5. Volumen. En los trabajos se puede hablar, pero debes hacerlo en un tono correcto. Por regla general siempre hay alguien con sus papeleos y metido en su trabajo, por ello si hablamos con otros compañeros nuestro volumen de voz no puede ser muy alto, ya que molestaríamos al resto de trabajadores que están concentrados. Y a no ser que haya una zona específica acondicionada para que se pueda hablar a un volumen mayor, deberás controlarlo.
  6. Turno. Tanto en el trabajo como en la vida en general, cuando una persona está hablando, además de prestarle atención, no hay que interrumpirla. No pasa nada si ocurre una o dos veces, pero si se convierte en la tónica habitual acabarán dándote un toque de atención que no te gustará.
  7. Orden. Puede que en tu trabajo tengas un puesto que solamente sea tuyo, independientemente de ello, deberás tenerlo ordenado. Además de que puedes dar muy mala imagen, no queda bien pasar por delante de un puesto de trabajo y ver como tiene todo el escritorio desordenado y sucio.
  8. Permiso. Puede que necesites algo y que tú no lo tengas pero tus compañeros sí, pídeselo. Nunca cojas nada sin su permiso, a no ser que le conozcas de siempre y sepas que no le importa. Pero lo mejor en estas ocasiones en las que necesitamos algo es pedirlo, y si el compañero no está esperar a que vuelva y en caso de que sea muy urgente podemos llamarle o dejarle una nota diciéndole lo que le hemos cogido. Ya no es porque nos apropiemos de ello, sino porque puede volver a su puesto y buscarlo y volverse loco porque piensa que lo ha podido perder.
  9. Comida. Si tienes que quedarte a comer en tu lugar de trabajo, ya sea en la oficina o en la cafetería que tengas, se muy educado con la comida. No comas con la boca abierta, no esparzas todo por la mesa como si fueras dueño de ella y sobre todo, no lleves alimentos con olores fuertes que puedes incomodar al resto. Vale que es tu comida y lo que te apetece comer, pero piensa que todavía te quedan muchas horas de trabajo con tus compañeros y a ti tampoco te gustaría estar hablando con alguien y que le huela el aliento a chorizo, por ejemplo.

Consejos para comportarte en el trabajo

  • Compórtate en el trabajo como te gustaría que se comportasen tus compañeros. Si hay algo que ellos hacen que te incomode, no hagas lo mismo. En el trabajo vas a estar muchas horas y si no te comportas de la manera correcta se acabará creando una situación incómoda que nadie quiere.
  • Si alguno de tus compañeros te comenta que algo de lo que haces no les gusta y si puedes cambiarlo, no te lo tomes mal. Piensa que se han acercado a decírtelo y que eso es porque quieren que el ambiente de trabajo mejore, del mismo modo que si hay algo que no te agrada del resto de tus compañeros, deberás decírselo porque puede que lo haga porque no cree que es incómodo para el resto de personas.
  • Simplemente se educado y compórtate de una manera civilizada, no es tan complicado.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.