El mercado laboral es uno de los temas que más suscitan emociones encontradas en la sociedad española actual, todo ello producto de la crisis, de la cual se espera salir lo más pronto posible. Está en auge el contrato de Aprendizaje.

Es fundamental el trabajar en la vida de cualquier ciudadano, no sólo porque es la manera de poder llevar el pan a la mesa, sino que además brinda experiencias y valores que se pueden extrapolar a lo personal.

Como bien sabrás, existen muchas modalidades de contrato que están amparadas en la ley española, lo que muchas veces puede llegar a crearte inseguridades sobre cómo elaborar un determinado tipo de contrato para tus futuros empleados, asimismo, si eres un emprendedor en el mercado laboral que estás pensando en montar un negocio, te recomendamos que no dejes de leer este artículo porque de seguro te interesa.

¿En qué consiste un contrato de prácticas? Como ya lo recalcamos en los párrafos anteriores, es importante que sepas, ya seas empleador o empleado, el concepto de un contrato de prácticas, que hemos simplificado para una mejor comprensión.

El contrato de prácticas es aquel tipo de contrato ideado para la formación y experiencia del empleado, siendo un trabajo que complementa lo estudiado a nivel teórico, véanse estudios universitarios o técnicos, por ejemplo.

Entonces: ¿Cuáles son las ventajas que trae un contrato de prácticas? Sin duda, tanto para el empleador como para el empleado un contrato de prácticas es una buena opción: el empleador podrá evaluar la capacidad de un probable trabajador valioso para la empresa y el empleado podrá, tanto demostrar su valor como empezar a ganar experiencia de cara al futuro.

¿Que necesitas para hacer un contrato de Aprendizaje – Ejemplos?

Ahora, te mostraremos lo que necesitarás para poder elaborar un contrato de prácticas en España:

Como empleador:

  1. Designar el puesto idóneo para el futuro trabajador en prácticas; éste debe permitirle complementar lo desarrollado en la teoría con la práctica.
  2. Así como te dijimos la importancia de que el puesto sea idóneo, no debes “tomarlo a pecho”, basta que el empleado sea capaz de desenvolver algún conocimiento para el que fue capacitado.
  3. No te olvides de pedir la titulación a quien contratarás.

Como empleado:

  1. Imprescindible: un título universitario o de formación de grado superior o medio.
  2. Si eres mayor de 30, recuerda que no podrás dejar pasar más de 5 años (7 si sufres de alguna discapacidad), porque entonces no podrás gozar de esta modalidad contractual.
  3. No puedes haber sido contratado previamente durante más de 2 años bajo este tipo de contrato.
  4. No olvides que deberás entregar al empleador una fotocopia del título que te permite ejercer el puesto de trabajo.

Cómo hacer un contrato de Aprendizaje - Ejemplos

Instrucciones para hacer un contrato de Aprendizaje – Ejemplos

Como ya ves, los requisitos para proceder a trabajar siguiendo esta modalidad de contrato no son nada del otro mundo, pero una vez que ya sabes lo que necesitas ¿qué debes hacer?  No te preocupes, te diremos paso a paso cómo hacer un contrato de prácticas:

  1. Primero que nada, deberás revisar si todo lo que te hemos colocado en el apartado anterior está correcto.
  2. Tendrás que redefinir las condiciones del contrato, llegando incluso a un acuerdo oral (si así lo prefieres) con el futuro empleado: discutirás sobre la duración del contrato, que no podrás superar los 2 años ni bajar de los 6 meses.
  3. De igual manera, deberás dejar en claro si el trabajo es a jornada parcial o completa, te lo decimos de antemano: tienes libertad de acción respecto a este tema, por lo que deberás adaptarlo según tu empresa y obviamente, el empleado.
  4. Eso sí, si el trabajo es a tiempo parcial, tendrás que indicar el número de horas que el trabajador va a, valga la redundancia, trabajar (al día, mes o año).
  5. Como en muchas modalidades contractuales (y no), hay un período de prueba que, como empleador, usarás para evaluar el comportamiento y rendimiento del empleado; ese período de prueba en un grado medio no puede ser de más de un mes, por otro lado, si el grado es superior, no podrá superar los dos meses.
  6. Recuerda que deberás dejar en claro el puesto de trabajo que ejercerá el empleado, aun así éste fuese remoto, ya que todo debe estar bien esclarecido en el contrato.
  7. En términos salariales, dejamos en claro que la ley española dice textualmente lo siguiente: “En ningún caso el salario será inferior al salario mínimo interprofesional. En el caso de trabajadores contratados a tiempo parcial, el salario se reducirá en función de la jornada pactada.”
  8. Recuerda que, siguiendo la ley, deberás otorgar el certificado de prácticas al final del contrato.
  9. De igual manera, si todo salió bien y quieres que el empleado se quede en tu empresa, deberás hacerle otro contrato, ya que no puede superar los 2 años en prácticas. Cabe destacar que, si se procede a esto, la empresa no podrá incluir en ese contrato un período de prueba.

Te recordamos que una empresa de trabajo temporal también puede hacer contratos de prácticas.

Cómo hacer un contrato de Aprendizaje - Ejemplos

¡Hacer un contrato de prácticas es mucho más sencillo de lo que creías! De igual manera, si eres un empleado y notas que la empresa que quiere asumirte no respeta lo dicho anteriormente, puedes entonces desconfiar de la organización y seriedad de esta, lo que es muy complicado de determinar sin experiencia alguna. Pero tranquilo, en la sección de consejos te contaremos todo.

Consejos para hacer un contrato de Aprendizaje – Ejemplos

De igual modo, no nos quedamos contentos con haberte dicho paso a paso lo que debes hacer para elaborar un buen contrato de prácticas: sabemos que es un proceso engorroso y que requiere de papeleo, lectura y, sobre todo, verificación de documentos.

Por ello, a continuación, te haremos una serie de recomendaciones y consejos de cara a la elaboración de un contrato de prácticas, viéndolo siempre desde ambas perspectivas:

  • Muchas veces se deja en el olvido una fuente de información fidedigna y clara en cuanto a las leyes se refiere: el mismísimo Estado, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social tiene una web en donde podrás sacarte muchas más dudas de la cabeza, el link es éste.
  • Asimismo, cuenta con servicios como las redes sociales, los números de información e incluso, la dirección las oficinas físicas: podrás hablar con expertos si tienes algún inconveniente en la elaboración de un contrato de prácticas.
  • Si eres empleador, verifica siempre los documentos que te dan, contratar a alguien, incluso bajo la modalidad de contrato en prácticas conlleva responsabilidades. Por otro lado, como te dijimos más arriba, corrobora que la empresa es serie y transparente en la elaboración del contrato, no deberá haber problemas si todo está en regla.
  • Ya lo comentábamos de manera somera al inicio: este tipo de contratos es ventajoso tanto para empleado como empleador; los beneficios del empleado son, sin duda, la oportunidad del iniciarse en el mundo laboral y la obtención de experiencia en el mismo.
  • Como empresario, el Estado te dará incentivos que no caen nada mal: se te reducirá la cuota de la Seguridad Social al 50% por contratar a un menor de 30 (35 si tiene discapacidad).
  • Si el contrato de prácticas pasa a ser del tipo indefinido, se te otorgará una bonificación en las cuotas empresariales a la Seguridad Social, que será de 500 euros por año, durando 3 años esto; si el empleado asumido es mujer, pasará a ser 700 euros por año.

Además, no tanto como un consejo, pero sí como una facilidad, te dejaremos el enlace a un archivo PDF el cual es un modelo de contrato de prácticas elaborado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, para que de esta manera, no te confundas.

Como puedes ver, aunque pudiese parecer en un inicio que el “único ganador” sea el empleado, el empleador tiene más motivaciones que obstáculos para la elaboración de este tipo de contratos.

Pero no olvides que el empleado también necesitará gastos extra, en concepto de formación y tutorías; nunca puedes olvidar como empresario y empleador que tu objetivo con este tipo de trabajos es formar, o, mejor dicho, complementar lo ya visto durante una serie de años dentro de un aula.

Pero como en todo, mira el lado positivo: no sólo estás haciendo una buena obra para el futuro de la sociedad trabajadora española, sino que además estás fungiendo como una especie de buscatalentos (sin darte cuenta), lo que se traduce en un posible futuro empleado fiel de la empresa, que te agradecerá por haber apostado por él desde el primer momento.

Es importante entonces, que existan este tipo de modalidades contractuales que no sólo favorezcan a la generación de empleo o a las empresas, sino que un contrato permita además ser “más humano” y dar la posibilidad de iniciarse a miles de jóvenes en un mundo que no es nada fácil como el laboral, que además está aún más complicado en la actualidad.

Para finalizar, esperamos haberte aportado información de utilidad.

Podrás encontrar mucha más información útil en otros post interesantes como son: Cómo trabajar de Administrativo y Cómo poner un negocio

¿Te ha gustado?