Es posible que se den ciertas circunstancias en el trabajo que ni tan siquiera nos planteamos por lo desagradable que son. Entre estas situaciones encontramos las injurias y las calumnias.

Aunque en la mayoría de los casos solemos ir dejando pasar la situación, debes tener en presente que todo tiene un límite, y que si esta situación persiste durante bastante tiempo puede perjudicar a otras personas, no solo a ti, y además la situación se irá agravando cada vez más.

Si deseas saber qué son las injurias y las calumnias, así como saber cómo denunciar por injurias y calumnias, sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a mostrarte todo lo que necesitas saber al respecto y que te pongas manos a la obra para defenderte lo antes posible.

Qué es la injuria

Se entiende por injuria alguna expresión que daña la dignidad de una persona de forma que se perjudica su reputación o se está atentando contra la estima de esta persona.

La injuria puede verse expresada de diversas maneras, entre ellas: atribuirle ciertos hechos a esta persona, o formular y promulgar juicios de valor sobre una persona, etc.

Algunas injurias pueden llegar a ser consideradas como de carácter grave.

Para saber la gravedad de la injuria o insultos y amenazas, se tendrá en cuenta, no solo la expresión, sino también las circunstancias, (entendemos que el delito de injuria es muy subjetivo), también se tendrá en cuenta el significado de las palabras dichas, y la intención de la persona que pronuncia la injuria, así como el lugar, el tiempo, la situación, etc en que esta persona expresa la injuria.

Además, si la injuria consiste en atribuirle a una persona unos hechos, se considerará una injuria de carácter grave cuando la persona que ha expresado la injuria lo ha realizado sabiendo que esos hechos son inciertos.

Si hablamos de la pena por injurias, consideramos multas de 3 a 6 meses, pero si estas se han realizado con publicidad, es decir, que se ha publicitado mediante la radio, la televisión o similar, entonces la multa será de entre 6 y 14 meses.

En el caso de que la persona que realiza la injuria haya recibido una recompensa (o si se le prometió tal recompensa), entonces la persona que cometió el delito podrá, además de la multa ser inhabilitado para el ejercicio de su profesión, oficio o cargo público durante un período de tiempo de entre 6 meses y 2 años.

Qué es la calumnia

Un delito de calumnia consiste en que una persona acusa a otra persona de que ha cometido un delito, a pesar de que sabe que esta acusación es totalmente falsa.

Se considera que el delito y la persona que realiza la calumnia, deben de estar determinados.

En el caso de que la persona acusada por un delito de calumnia acredita que los hechos que le atribuyó a la persona que supuestamente ha sido calumniada son verdaderos, entonces, la primera persona quedará exenta de toda la responsabilidad penal.

Cuando hablamos de penas por delito de calumnia, esta consiste en general en una multa de entre 4 y 10 meses.

Si la calumnia ha sido difundida mediante publicidad, ya sea por radio, televisión u otro medio, entonces habrá una pena de prisión de entre 6 meses y 2 años o una multa de entre 6 meses y 24 meses.

Además, en caso de la calumnia difundida, también habrá una responsabilidad civil de la persona física o jurídica que sea propietario del medio que se usó para la publicidad.

Si además, la persona que formuló la calumnia recibió o se le prometió alguna recompensa, además de la multa, también será inhabilitado de su profesión, oficio o cargo público durante un tiempo de entre 6 meses y 2 años.

Cómo denunciar por injurias y calumnias

Si has estado pasando por injurias o calumnias de otras personas que te están perjudicando, es importante que te defiendas lo antes posible, ya que si no, el problema puede agravarse muchísimo, y tu reputación puede verse realmente afectada, de forma que incluso lleve mucho tiempo volver a recuperarla.

Normalmente se considera que el primer paso, cuando las injurias y /o las calumnias se producen en el trabajo es acudir a un superior o al departamento encargado, como el departamento de Recursos Humanos.

Para su denuncia, es posible que la empresa necesite de algunas pruebas, o en su caso, podrían usar los vídeos de las cámaras de seguridad, pero siempre será mejor tener a algún testigo en tu favor.

En el caso de que la empresa no pueda hacer nada con este problema o que, a pesar de haber realizado todos los pasos necesarios, la persona sigue con las injurias y/o las calumnias, o tu honor se ha visto muy deteriorado, siempre puedes acudir a la vía legal.

Podrás acudir al juzgado para interponer una querella criminal contra el todavía presunto autor de las injurias y/o calumnias. Estos delitos se consideran privados, por lo que no esperes que sean las propias autoridades quienes vayan a investigar por su cuenta este hecho, porque seguramente ni siquiera tendrán constancia de él, de ahí que sea importante que seas tú o tu representante legal quien interponga la querella.

Una vez presentada la querella, se abrirá una causa criminal, las autoridades comenzarán a investigar el presunto delito y una vez que la investigación haya finalizado, será el juez quien decida si admite o no a trámite la querella criminal interpuesta. (Si la resolución del juez se dicta desestimándola, siempre se podrá presentar el recurso de apelación).

Como siempre, cuando hablamos de una acusación formal ante una autoridad jurídica, debemos tener pruebas de que estamos actuando de forma verídica. Para ello debemos presentar o tener preparadas cuando la comisión de investigación las solicite, las pruebas. Por ejemplo, podemos presentar como pruebas, grabaciones de las cámaras de seguridad del trabajo donde se vea cómo el acusado expresa las injurias en su contra, o emails, o publicidad en la que se ha publicado las mentiras respecto al injuriado.

Debes tener mucho cuidado con las grabaciones, ya que, según la ley de protección de datos, está totalmente prohibido grabar a una persona sin su consentimiento. Por tanto, si presentases alguna prueba de este estilo, podrías acabar siendo tú acusado por este delito.

También se deberá siempre incluir el nombre, el lugar de residencia y el teléfono de la persona que interpone la querella y la identidad así como sus datos personales de la persona que ha cometido presuntamente el delito. Además puedes incluir ciertas diligencias que se pueden practicar para comprobar que el hecho que se denuncia es cierto.

No olvides incluir la petición de que se admita la querella y que se practiquen las diligencias indicadas y se tomen las medidas que se consideren oportunas.

Por último, deberás firmar la querella.

Además debes saber que en la mayoría de los casos de delitos privados, se deberá presentar una certificación acreditando que se ha realizado o al menos intentado un acto de conciliación entre ambas partes (querellante y querellado).

Una vez revisada toda la causa, se publicará la resolución, de forma que si la querella ha sido aceptada y las diligencias confirman un delito de injuria o calumnia el querellado deberá cumplir la pena interpuesta (las que mencionábamos antes en cada caso) y además debe reparar el daño causado con su delito a través de una compensación económica a favor de la persona que se ha visto ofendida.

Aquí hemos querido mostrarte cómo denunciar por injurias y calumnias, ya que es un tema realmente importante y no lo puedes dejar pasar, ya que nunca mejorará la situación.

¿Te ha gustado?
147 usuarios han opinado y a un 98,64% le ha gustado.