En el campo laboral es muy común que nos encontremos con malos compañeros de trabajo, lo más común es ver que nunca asumen sus responsabilidades, que le echan la culpa a los demás de sus errores, que se les nota la envidia cuando otros compañeros obtienen logros y que les falta  mucho profesionalismo, son personas que resultan desagradables, pero muchas veces no los notamos a tiempo sino cuando ya posiblemente haya un daño hecho. Si te interesa el tema continúa leyendo Cómo detectar a un mal compañero de trabajo.

Los malos compañeros de trabajo no sólo se ven en la vida laboral, sino que vienen desde lo académico, en el colegio o la universidad; siempre hay un compañero al que podemos decirle tóxico, que es como si tuviera el propósito de inyectar la mayor negatividad dentro del grupo de trabajo, puede ser tan nocivo que puede interferir  con la buena productividad y dinámica del grupo; por eso es muy importante identificarlos desde un comienzo, para así poder hacer una estrategia que permita llegar a las metas sin obstáculos.

Cómo detectar a un mal compañero de trabajo

Instrucciones para detectar a un mal compañero de trabajo

  1. Lado negativo: siempre están viendo el lado negativo de todo, sea una idea o un proyecto, se dedican a criticar y muchas veces sin argumentos, sobre todo cuando salen ideas bastantes innovadoras, pero como no vinieron de su inteligencia, por la envidia se dedican es a reprochar. Es importante aclarar que dentro de los proyectos sí hay que notar qué falencias se tienen para así mejorar, pero un mal compañero de trabajo sólo critica sin dar soluciones, sólo da su punto de vista que es negativo e incómodo para el resto del grupo de trabajo.
  2. Su motivación: a este tipo de personas los motivan cosas muy diferentes de los demás, les encanta el rumor, sobre todo aquellos negativos que suelen tratar temas de problemas y desgracias de otros.
  3. Hipócritas: les encanta aparentar lo que no son mientras llevan y traen rumores de unos y otros, esta es la manera en que logran moverse entre las personas.
  4. Su opinión: lo que éstos opinan es lo más importante y por lo tanto buscan imponerse, son muy egocéntricos y autoritarios, por eso es que les encanta criticar el trabajo de los demás.
  5. Responsabilidades: no asumen responsabilidades, sino que le echan la culpa a otras personas y su mejor arma es estar a la defensiva, tienen una actitud envidiosa y no saben lo que es el compañerismo, por eso culpabilizan a los demás de sus propios errores.
  6. Conflictos: los malos compañeros de trabajo siempre están en busca de generar conflictos dentro del equipo, mantienen a la defensiva y se molestan con facilidad con cualquier cosa que haga otro colaborador del equipo, lo que hace que la relación con él (ella) se vuelve extremadamente agotadora. Si estás estrenando trabajo, no te dejes llevar por las apariencias, dedica tiempo a conocer las personas de verdad.
  7. Ataque: se comunican con una persona pero de forma mal intencionada, lo que pretenden es dañarla, por eso la agradn ya sea física o moral ante un hecho que puede ser falso o cierto, pero que sin duda puede afectar su dignidad, reputación y honor; muchas veces utilizan insultos.
  8. Descalificación: es bastante similar al ataque, sólo que lo hacen también cuando la persona no está presente. Hablan mal de la persona ya sea en su ámbito profesional o personal, esto generalmente se da por inseguridad, envidia o también por intolerancia.
  9. Agresividad: son patrones de conducta que pueden ser variables y van desde una pelea ficticia a usar de forma incorrecta sus gestos o su lenguaje, siempre buscando un ataque y provocación.
  10. Mobbing: esto se da cuando el mal compañero de trabajo utiliza la violencia psicológica con los compañeros de faena, se empieza a dar de forma prolongada y recurrente. Busca dañarle las redes de comunicación a la persona o personas víctimas, mientras acaba con su reputación hasta lograr muchas veces que la persona renuncie a su cargo. Los malos compañeros que se encuentran en este grupo son los más peligrosos: Es un compañero tóxico grave.
  11. Pasividad: existen compañeros de trabajo tóxico en una categoría leve, y son aquellas personas muy pasivas, aunque son los menos peligrosos, pueden llegar en algún momento a perjudicar los grupos de trabajo.

Consejos para detectar a un mal compañero de trabajo

  • Si identificas un mal compañero de trabajo, trata de tener distancia con él (ella) hasta el punto que te sea posible, pues no querrás ser una víctima de sus actitudes totalmente tóxicas.
  • Recuerda que son hipócritas, así que ten cuidado.
  • Debes tener cuidado de no dejarte arrastrar sin darte cuenta por un mal compañero de trabajo, podrías terminar tú también tomada (o)  como una mala persona.
  • Debes saber que el Mobbing lo puedes denunciar ante la ley.
¿Te ha gustado?
40 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.