En los últimos años hemos asistido al desarrollo de nuevos términos en ingles utilizados para denominar algunas realidades importantes. Tal vez hayas oído habar del Mobbing laboral. Dado que nos encontramos ante un término inglés poco parecido al español es muy probable que no sepas a qué se refiere. El mobbing es un problema muy serio que afecta a muchos trabajadores y que consiste, básicamente, en casos de acoso.

Las personas que sufren mobbing en su entorno laboral son personas que son aisladas y humilladas y en muchos casos incluso amenazadas por uno/a o varios acosadores. El mayor problema de todo este proceso es que en la mayor parte de las ocasiones la problemática parece ignorarse y nadie hace nada al respecto. En otras ocasiones aunque se identifique lo que ocurre es muy posible que las propias víctimas y sus allegados no sepan qué tienen que hacer ni cómo poner fin a la situación.

En el mobbing encontramos, normalmente, dos actores principales. Por un lado esta el acosado/a y por el otro el acosador/a. Los/as acosadores se distinguen por su fuerte personalidad que tratan de imponer mediante factores psicológicos y sociales, la mayor parte de las veces, al acosado/a. Los/as acosados/as, por su parte, comienzan a experimentar un fuerte sentimiento de stress que ha sido definido como síndrome de burn-out.

Si quieres saber más sobre cómo es el Mobbing laboral has llegado al sitio adecuado. A lo largo de este artículo te presentaremos sus características más habituales para que sepas detectarlo y ponerle fin. Si quieres saber más sobre cómo es el Mobbing laboral sigue leyendo.

¿Que necesitas para el Mobbing laboral?

  • Identificar lo que ocurre

Instrucciones para el Mobbing laboral

  1. Causas del mobbing: el primer punto a la hora de tratar de identificar y ponerle fin al acaso laboral es el de determinar las causas del mobbing. Hay que preguntarse qué es lo que fomenta este tipo de acoso y si responde a las iniciativas propias de los acosadores o si bien este maltrato está fomentado, de forma alguna, por la propia empresa. Si se detecta que el mobbing es provocado por la forma de organización o de funcionamiento de la empresa será responsabilidad suya transformar toda su estructura para asegurar que se pone fin a este tipo de comportamientos.
  2. Motivaciones del mobbing: el segundo paso que debemos llevar a cabo para saber por qué sucede el acaso laboral es tratar de definir las motivaciones personales de los acosadores. De esta forma podrá tratarse de poner fin a la situación de forma mucho más efectiva. Los factores que más suelen alimentar este tipo de comportamientos son el miedo y la envidia. En ocasiones los acosadores temen perder su propio trabajo y comienzan a acosar a los compañeros que perciben como más capaces.
  3. Estrategias de acoso: también hay que tratar de identificar las estrategias de acoso que utilizan. Las más habituales son las de dañar la imagen personal y laboral del trabajador acosado.cóm
  4. Tipos de mobbing según la jerarquía: existen diversos tipos de mobbing y hay que tratar de identificarlos. Las empresas, habitualmente, están organizadas de un modo jerárquico. Como consecuencia nos encontramos con un mobbing que actúa de la misma forma. Por tanto podemos hablar de tres subtipos de mobbing: ascendente, descendente u horizontal. jerárquico.
  5. Tipos de mobbing por objetivos: también podemos tratar de establecer distintos tipos de mobbing según los objetivos perseguidos por el acosador. En este caso debemos centrarnos en las motivaciones que llevan al acosador a hacer mobbing a otro compañero. En estos casos solemos hablar de cuatro tipos de mobbing: estratégico, de gestión, perverso y disciplinario.

Consejos para el Mobbing laboral

  • En cuanto seas consciente de que es estás sufriendo mobbing en tu entorno laboral deberías animarte a denunciar la situación. De lo contrario continuarás estando muy frustrado/a en tu puesto de trabajo y sufriendo los abusos de tu acosador/a.
  • Si te das cuenta de que en tu empresa hay algunos trabajadores sufriendo mobbing también deberías animarte a denunciarlo sin importar que tu no seas la víctima. La pasividad de los compañeros ante una situación de mobbing es otro de los grandes problemas a la hora de enfrentarnos a la tarea de eliminar esta práctica de acoso laboral de todas las empresas.
¿Te ha gustado?
28 usuarios han opinado y a un 92,86% le ha gustado.