España, por desgracia lleva sumido en una importante crisis económica que ha provocado que ganar dinero en 30 días o realizando encuestas sea una tarea ardua y realmente complicada. El número de personas paradas ha crecido hasta cifras superiores al 20%, especialmente en personas mayores de 45 años y que ya han superado el máximo de tiempo de subsidio o paro. Por ello, es importante estar en contacto permanente con la oficina de Empleo para estar atento a las últimas novedades y especialmente para renovar el paro al cabo de dos años y seguir cobrando la prestación. En caso de pasarlo por alto puede significar dejar de cobrar dicho subsidio. Por ello, hay que estar realmente atento cuando se acerque la fecha.

¿Qué es pedir cita en la oficina de paro?

La acción de pedir cita en la oficina del paro no es otra que la de reservar una fecha y una hora determinada para ser atendidos por los profesionales del SEPE. Solicitar nuestra vida laboral por SMS. puede ayudar a hacernos una idea clara de nuestra situación actual antes de acudir a la cita que hayamos reservado. No olvides que en caso de querer sellar el paro es un procedimiento de vital importancia, pero que no hace falta pedir cita previa sino solo acudir el día que nos pertoque y esperar turno. Eso sí, marquemos en rojo este día en nuestro calendario ya que acudir y renovarlo significa mucho. Nos jugamos mucho en este sentido. Las consecuencias pueden ser realmente negativas para nosotros desde dejar de cobrar un mes de ayuda hasta perderlo todo, si nuestros pagadores son RAE o Prepara. Por ello, tomemos en serio todo esto ya que nuestro futuro puede estar en juego en lo que económico se refiere. Dicha fecha prevista para el sello del paro se encuentra en el Documento Acreditativo de Renovación de Demanda, también conocido como DARDE. Tampoco olvides que cada Comunidad Autónoma cuenta con sus propios procedimientos cuenta con sus propios procedimientos al ser una competencia exclusiva de cada uno, como puede ser la posibilidad de renovar el paro a través de Internet o no. En función de donde residas, infórmate antes de tiempo por si pudiera haber cualquier tipo de problema.

La renovación del paro se produce al cabo de tres de meses de haber iniciado el cobro de nuestro subsidio, y cuando pasan tres meses se volverá a iniciar el procedimiento. No olvides que el contador vuelve a cero cuando volvemos al ruedo, y empezamos de nuevo a trabajar mediante un contrato laboral. Si da la casualidad que el día que nos toca renovar el paro es un sábado o un festivo, no debes preocuparte bajo ninguna circunstancia. Es cierto que ese día los funcionarios no van a trabajar, pero el sistema nos agendará el siguiente lunes o día que sea laborable. No obstante, en este procedimiento no tenemos ninguna potestad para elegir el día que nos venga bien salvo circunstancias de fuerza mayor. En este sentido, será el SEPE el encargado de notificarnos cuándo vence nuestro plazo para sellar el paro. Uno de los documentos que cobra mayor importancia en este procedimiento es precisamente el DARDE, mencionado anteriormente. Con tiempo deberemos revisar que lo tenemos a mano ya que en caso de perderlo o extraviarlo deberemos pedir un duplicado, ya sea a través de Internet o presencialmente acudiendo a la oficina. Finalmente, el horario también debemos tenerlo presente, debido a la gran disparidad de horarios que nos podemos encontrar si queremos acudir de forma presencial. En algunos casos, solo pueden recibirnos desde las 9 de la mañana hasta las 10:30. La necesidad de planificar la visita hacia la administración debe estar sujeta a dicha circunstancia si no queremos quedarnos sin renovar el paro a tiempo.

Pese a que sea el SEPE el que nos acuerda el día de sellar el paro, la libertad para acudir en el horario que esté disponible es total. Eso sí, actuemos con inteligencia y lógica. Hay horas del día donde las aglomeraciones serán mayores y, en ese sentido, podemos necesitar acudir con tiempo a la oficina si queremos evitar colas y largas esperas que nos pueden desmontar nuestra agenda. Incluso, podríamos llegar a quedarnos sin la posibilidad de renovarlo si la Comunidad Autónoma ofrece un horario realmente reducido. Además, exceptuando las Islas Canarias, el SEPE no permite la posibilidad de sellar el paro antes de tiempo. En las islas, en cambio, se puede llegar a renovar el paro hasta dos días antes de la fecha que nos hayan asignado. Si queremos evitar este tipo de problemas también podemos acudir a la red ya que desde Internet a las 00:00 de nuestra fecha se activará dicha posibilidad que estará disponible hasta las 23:59 horas. Sin embargo, como ocurre muy a menudo con la entrega de trabajo en las escuelas evita apurar hasta el último minuto por cualquier tipo de problema que pueda tener el sistema. Para otro tipo de procedimientos, el SEPE sí permite la reserva de cita desde el mes de febrero de este mismo año. El objetivo es ofrecer una mejor atención y evitar esperas innecesarias. Para poder renovar el paro, primero es necesario apuntarse como demandante de empleo, un procedimiento para el cual tampoco hace falta tener ningún tipo de cita previa. 

Beneficios de pedir cita en la oficina de paro

Con todo, podemos encontrar numerosos beneficios a pedir cita en la oficina del paro para cualquier tipo de procedimiento que sea necesario para nosotros. Los más destacados son los siguientes:

  • Atención personalizada. Todos queremos que los funcionarios nos atiendan lo mejor posible, pero a veces por estrés o por tener un gran número de citas no es posible. La posibilidad de poder establecer agendas de forma previa permite liberar de tensión a los trabajadores y a los clientes conseguir un mejor servicio.
  • Evitar colas y enfados. Vivimos en una sociedad dominada por el estrés, a quien nadie le gusta esperar. Por ello, cuando en cualquier tipo de trámite tenemos que esperar más de la cuenta podemos ponernos nerviosos y llegar a montar un escándalo. Si el servicio es eficiente y todo el mundo es puntual también evitaremos este tipo de situaciones.
  • Tener acceso a ofertas y cursos. El hecho de estar inscritos en el SEPE y poder solicitar cita previa también nos animará a apuntarnos como demandantes de empleo, lo que nos permitirá acceder a diferentes ofertas y cursos que puedan volver a darnos trabajo o complementar nuestra formación.
  • Conocen nuestra situación laboral. Además, el servicio más eficiente y completo que nos ofrecerán los funcionarios del SEPE permitirá analizar en mayor profundidad la situación laboral en la que nos podemos encontrar y conseguir soluciones más beneficiosas para nuestro futuro.

Si decidimos seguir este tipo de recomendaciones no solo obtendremos los beneficios descritos anteriormente, sino que además contaremos con personal especializado para lograr la meta más importante de cualquier persona que se encuentre en el paro, que no es otra que volver a convertirse en empleado y superar una situación que puede ser considerada grave, tanto para todos aquellos que lo sufran en el apartado económico y emocional debido a los parados que ya no pueden cobrar dicha prestación por haber superado los dos años.

Cómo pedir cita en la oficina de paro

En la actualidad podemos encontrar múltiples métodos para poder pedir una cita en la oficina del paro y cuadrarla de forma efectiva. Algunos procedimientos como los de la gestión de la prestación por desempleo porque se haya utilizado durante un período superior a un año como porque no se haya llegado al año requieren de pedir una cita previa al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el anterior INEM. Antes de pedir cualquier tipo de cita en la oficina del paro debes saber que son necesarios cumplir una serie de requisitos para este tipo de procedimientos. El primero, como ya se ha dicho anteriormente, es estar inscrito como demandante de empleo para lo cual no requiere solicitar ningún tipo de cita previa. Además, con este documento, también tendrás más facilidades para ser contratado si eres menor de 30 años ya que las empresas son bonificadas en el impuesto de Sociedades por contratar a este tipo de personal. Posteriormente, se debe tener una situación que resulte legal para estar parado. Cualquier tipo de dimisión no conlleva la posibilidad de cobrar paro, sino que esta situación debe haber sido producida por cualquier tipo de despido, siempre que no sea improcedente, o una situación de paro totalmente involuntaria. Finalmente, si queremos pedir cita previa en la oficina del paro también debemos hacerlo durante los 15 días hábiles posteriores al despido por parte de la empresa. Si lo hacemos más tarde perderemos cualquier tipo de opción a una prestación por desempleo. 

Una vez se han cumplido dichos trámites, podemos iniciar el procedimiento para pedir esta cita previa. Podemos hacerlo a través del teléfono 901 010 210, llamando y solicitando aquella fecha y hora disponible que mejor nos venga junto al personal del SEPE, el anterior INEM. No olvides que también podemos hacerlo a través de Internet. Tanto para un sistema como otro, el primer paso que se nos pedirá será facilitar nuestro código postal de residencia. Con esta información podremos ser enviados a la oficina más cercana, y de esta forma, poder adaptar nuestra agenda a las exigencias que tengamos y no tener que realizar grandes desplazamientos hasta la oficina del paro. A nivel telefónico se nos facilitará una fecha y una hora que solo podremos anular a través de Internet. Obviamente, es un robot el que habla, y para continuar con el procedimiento tendremos la obligación de acudir a la oficina si elegimos la opción presencial. En caso que no hubiera días disponibles durante los 15 días siguientes no te preocupes. El sistema solo tiene en cuenta que la fecha y la hora se ha pedido dentro de los 15 días próximos al despido, no el día en que acudimos a la oficina.

A través de Internet solo deberemos tener en cuenta también que hemos de estar inscritos en el sistema cl@ve, también utilizado para otros procedimientos como es la declaración de la renta, además de poder utilizar todas las funcionalidades que permite el DNI electrónico. A partir de entonces será necesario conocer qué documentación deberemos aportar. Por un lado, deberemos llevar con nosotros todos los documentos resultantes de darnos de alta como demandantes de empleo en el SEPE, en nuestra cita anterior sin necesidad de reservar fecha ni hora, y por otro lado aquellos documentos como el contrato laboral, las nóminas y el documento de despido que permitan demostrar que debemos tener prestación por desempleo. Con todo, contar con una prestación por desempleo se ha convertido en uno de los principales procedimientos gracias a niveles de paro que alcanzan una cuarta parte de la población y que es su principal  sueldo neto  durante los dos años esperando una mejor suerte.

¿Te ha gustado?