La crisis económica ha hecho mucho daño en España y ha llevado a cifras de paro absolutamente de récord. De hecho, a nivel europeo, el estado español es el segundo país con la tasa de desempleo cíclico más alta solo por detrás de Grecia. Millones de personas se han visto abocados a una complicada situación económica, lo que ha llevado al Gobierno a tomar medidas para evitar desastres mayores.

Actualmente, todos aquellos empleados que caigan en paro pueden beneficiarse de lo que se conoce como Fondo de Desempleo, una ayuda económica que permite a los ciudadanos seguir con su vida normal mientras encuentran otro puesto de trabajo.

¿Qué es el Fondo de Desempleo?

El fondo de desempleo, también conocido como subsidio de desempleo, es aquel tipo de ayuda económica que perciben los ciudadanos que han cotizado a la Seguridad Social previamente y que se quedan sin trabajo. Para poder percibirlo requiere realizar una serie de trámites, de los cuales hablaremos más adelante. Sin embargo, el requisito principal para poder cobrarlo es haber estado empleado un mínimo de tiempo pagando impuestos a la Seguridad Social. Obviamente, cuánto mayor sea el tiempo que se ha estado empleado, mayor será el tiempo que se podrá uno beneficiarse de la ayuda a los desempleados.

Sin embargo, el paro de larga duración es uno de los principales problemas estructurales a nivel de empleo, especialmente entre aquellas personas mayores de 45 años. Se considera que la falta de habilidades digitales está penalizando a este sector, con los cuales las empresas prefieren elegir a algunos más jóvenes. El período máximo que se puede percibir el fondo de desempleo son dos años. A partir de entonces, no se podrá seguir cobrando este tipo de subsidio. Actualmente, el Instituto Nacional de Estadística avisa que solo el 46% de los desempleados en España tienen derecho a este tipo de ayuda.

Como se ha dicho anteriormente, el mínimo para poder recibir dicha prestación es haber tributado durante los 180 días anteriores, es decir, durante 6 meses. Asimismo, durante los siete primeros meses el parado tendrá derecho a percibir el 70% del sueldo neto que tenía en su anterior empleo, mientras que a partir del séptimo mes esa prestación se reducirás hasta el 50%. Obviamente, cada caso es un mundo y dependerá, en gran medida, de si el receptor tiene hijos a cargo o si por el contrario la persona vive sin ningún tipo de carga familiar activa por el momento.

Los autónomos no siguen las mismas reglas

Los trabajadores autónomos, o por cuenta ajena, comen aparte como en la mayoría de los casos. Además de tener que pagar una cuota fija aparte del IRPF al que debe hacer cuenta cualquier tipo de trabajador en España, el tema del fondo del desempleo también funciona diferente en su caso. En líneas generales será del 60% al sueldo que percibía en su trabajador de autónomo, pero para los hombres que sean menores de 30 años o todas las mujeres por debajo de los 35 años, este tanto por ciento se ampliará hasta los 75. 

Además del fondo del desempleo, también hay que tener en cuenta el subsidio por desempleo. Esta es otro tipo de ayuda totalmente diferente y que se aplica a todos aquellos trabajadores que se les haya caducado el fondo pero que sigan sin percibir ingresos suficientes. Por esta razón, la cuantía a recibir será algo superior a los 400 euros mensuales y que servirá de ayuda para intentar sobrellevar la situación antes de encontrar otro tipo de empleo que se convierta en la principal fuente de ingresos que se pueda producir en los próximos meses.

Beneficios del Fondo de Desempleo

Con todo, existen numerosos beneficios de la existencia del fondo de desempleo para todos aquellos ciudadanos que lo pudieran necesitar. Los más destacados son los siguientes:

  • Aportar tranquilidad a los trabajadores. Sin duda, uno de los principales beneficios del fondo de desempleo es la enorme calma y serenidad que aporta a alguien que se queda sin trabajo. No olvides que se debe seguir viviendo aunque estés desempleado.
  • Dar sentido al empleo. Además de darte una jubilación pública, cotizar en la Seguridad Social también brinda a los trabajadores un sueldo que pueden usar cuando tengan que pasar por el mal trago de quedarse sin trabajo.
  • Permitir seguir viviendo cuando alguien se queda sin trabajo. Además, esto también permite que cuando alguien se queda sin un puesto de trabajo pueda seguir viviendo con normalidad mientras busca otro empleo remunerado.
  • Orientar el Estado del Bienestar. Es una de las funciones principales que debe brindar el propio Estado que quiera asegurar un Estado del Bienestar. Los servicios públicos deben servir para ofrecer a los ciudadanos unos derechos y libertades para su tranquilidad.

Sin duda, el fondo de desempleo es uno de los principales instrumentos que debe garantizar cualquier gobierno democrático, y que está presente en la mayoría de los países europeos.

Cómo cobrar el Fondo de Desempleo

Llegar a percibir el fondo de desempleo requiere de un proceso administrativo previo y de una serie de pasos que debes conocer para no cometer ningún tipo de error en un sistema capitalista. Como se ha dicho anteriormente, el encargado de abonar las cuantías necesarias como concepto del paro será la propia Seguridad Social, aunque el proceso se lleva a cabo con el SEPE (Servicio Público de Empleo). Básicamente, se debe garantizar que se está buscando trabajo de forma activa y demostrar que el objetivo es volver a entrar en el mercado laboral lo antes posible.

Obviamente, para pedir este tipo de prestación es necesario que haber cotizado en la Seguridad Social, durante al menos los últimos 12 meses con el máximo de tres años. Recuerda que se puede cobrar durante un máximo de dos años, con los tantos por ciento explicados anteriormente. Obviamente, no se puede ni estar jubilado ni estar beneficiándose de otro tipo de planes sociales que puedan ser complementarios. El primer paso es ir a la oficina de Empleo más cercana y pedir el certificado de paro y búsqueda de empleo. De esta manera, se entra en el archivo del SEPE y se autoriza a recibir posibles ofertas laborales o de formación para complementar el currículum.

Las condiciones para cobrar el fondo de desempleo

Una vez se vuelve a tener trabajo, el perfil profesional de esa persona desaparece al dar de alta en la Seguridad Social un contrato laboral. De hecho, muchas empresas aprovechan las ventajas fiscales de contratar a alguien con certificado de búsqueda activa de empleo de cara al Impuesto de Sociedades. Más allá de esto, una vez se ha conseguido dicha certificación ya es posible pasar a pedir el paro y el fondo por desempleo. Se deberá presentar la documentación correspondiente y será el SEPE el que debe aprobar que se puede percibir dicha nómina.

Además, solo será posible en caso que haya sido un despido improcedente, la disolución de cualquier tipo de empresa o la muerte del pagador. En caso de dimisión o que haya sido un despido procedente, o decisión del propio empleado el de abandonar la propia compañía no tendrá derecho a percibir el fondo de desempleo. Por esta razón, es importante entender en qué consiste el propio fondo de desempleo y las condiciones en las que es posible llegar a cobrarlo y beneficiarse de ello.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.