Contenido del Artículo

Al hablar de los distintos tipos de empresas que existen, tenemos que dividirlas por su volumen de ventas y el número de trabajadores que tiene. Entre ellas, está la empresa mediana. En este artículo trataremos el tema qué es empresa mediana.

Veamos primeramente que diferencia existe entre la micro, pequeña y mediana empresa. Para ello, nos dirigimos al anexo I del Reglamento de la Unión Europea 651/2014 de la Comisión donde se recogen las diferencias entre estos tres tipos de empresas. Este reglamento nos aporta las distintas definiciones para cada una de ellas, además de establecer un método para calcular los balances financieros máximos y el número de empleados.

Según este reglamento se considera mediana empresa a la que tiene menos de 250 empleados, su facturación anual no excede de los 50 millones de euros y su balance general es inferior a los 43 millones de euros.

Por otro lado, la empresa pequeña es aquella que cuenta con un número de trabajadores menor de 50 y tanto la facturación anual como el balance general no superan los 10 millones de euros.

Y, por último, la micro empresa es aquella que tiene entre 1 y 10 empleados y su facturación y balance son inferiores a los dos millones de euros.

Las tres categorías que acabamos de definir son las que están comprendidas dentro del concepto llamado pymes.

Es importante añadir que para que una empresa pase a formar parte de una u otra categoría debe constatar que se han excedido, en un sentido u otro, los límites financieros durante dos ejercicios contables consecutivos.

Instrucciones

Veamos los conceptos e ideas básicas aplicables a lo que conocemos como mediana empresa.

  1. Por lo general son empresas dedicadas al comercio, a la industria, a las finanzas e incluso a prestar servicios al público.
  2. Sus recursos están organizados de manera ordenada para poder cumplir sus objetivos establecidos.
  3. Como ya hemos comentado, para que una empresa entre dentro de la denominación de mediana empresa no debe exceder el límite de trabajadores, recursos y ventas anuales establecidos, por norma general, por el estado donde se encuentre establecida.
  4. Desempeñan principalmente su función en el sector del comercio debido a que las inversiones que se necesitan para entrar en el sector industrial suelen ser mucho más elevadas.
  5. En muchas ocasiones, estas empresas sirven de ayuda para las grandes empresas, ya que son contratadas para realizar servicios que, si fueran realizados por las grandes empresas, los costos para este servicio serían mucho más elevados.
  6. A diferencia de las grandes empresas, los productos que ofrece la mediana empresa no suelen ser muy estandarizados. Esto les permite adaptarse a lo que el consumidor final exige y como consecuencia obtienen mayor ventaja, en este sentido, frente a las grandes organizaciones.
  7. Como en casi todos los sectores de nuestra sociedad, el mundo empresarial no ha quedado fuera de los avances tecnológicos. Esto ha permitido a muchas empresas modernizarse para así poder prestar una mejor calidad de servicios y productos. Por otro lado, esta tecnificación se puede mostrar prohibitiva para algunas empresas pequeñas que no pueden permitirse el elevado coste que estos avances tecnológicos requieren.
  8. En algunos estados se protege a estas empresas menores para que no queden estancadas y para que el servicio prestado a los consumidores, muchas veces caracterizado por una gran calidad, no se pierda. Por ello, muchas de estas empresas pueden acceder a algunos tipos de créditos que anteriormente solo estaban destinados para las grandes empresas.

Que Necesitas

Un apartado muy interesante sobre el sector de la mediana empresa que creo que es necesario conocer, es el ranking de este tipo de empresas en nuestro país.

  • Como cada año, y ya desde hace cuatro, el Círculo de Empresarios presenta su Top 50 de la mediana empresa. Este listado de empresas se basa en un análisis que recoge los 50 casos de éxito más destacados entre este tipo concreto de empresas desde el año 2014.
  • Recordamos que para que una empresa pueda ser considerada como mediana debe cumplir los requisitos de contar con una plantilla de entre 50 y 250 empleados.
  • Pero, como dato interesante, para poder aparecer en este listado de empresas medianas ofrecida por el círculo de empresarios, debe facturar como mínimo 50 millones de euros.
  • Otro dato a tener en cuenta es que las medianas empresas apenas suponen el 0,6 por ciento del mundo empresarial español. Esto supone unas 20.000 compañías. Por ello, el 90 por ciento restante está constituido por las microempresas que cuentan con menos de 9 empleados.
  • En este ranking de empresas medianas de este último año, el 50 por ciento de las empresas repiten, y las otras 25 empresas medianas entran en la lista por primera vez.
  • Como es lógico, las empresas que ya no aparecen en este listado se debe, en algunos casos. al salto a la gran empresa al haber aumentado su número de trabajadores hasta los 250 o más, o, por el contrario, por la reducción de la facturación o la pérdida del número de empleados.
  • Para establecer este listado de medianas empresas, los expertos se han basado en tres criterios: la productividad (relación de las ventas y el número de empleados), el margen operativo (EBIT y ventas) y la rentabilidad económica (relación del Beneficio Neto y el Activo total).
  • Como dato explicativo del punto anterior, el término EBIT proviene de las palabras inglesas Earnings Before Interest and Taxes, es decir, el beneficio antes de contar los intereses y los impuestos.
  • Las 50 medianas empresas más relevantes pertenecen a 25 agrupaciones sectoriales, destacando el sector alimenticio.
  • Como contrapartida, la mayor representación en este listado, recae sobre las empresas que se dedican al sector de la fabricación (productos químicos, textiles, maquinaria, plástico, papel y cartón).
  • La primea posición en este ranking lo ocupa la compañía Cerámica Nulense especializada en la fabricación y comercialización de productos de cerámica con sede en Castellón.
  • Le sigue Construcciones Amenábar dedicada a la construcción de edificios y que tiene su sede en Zarauz.
  • La tercera posición la ocupa la minorista de combustible Petromiralles con sede en Barcelona.
  • Algunas de las empresas que siguen a estas tres primeras posiciones son: Embutidos F Martinez R Sa, Francisco Gil Comes Sl, Etxe Tar Sa, Garcia Aranda Sl, Piensos Costa Sa, Alvinesa Alcoholera Vinicola Sa, Garcia Munte Energia Sl, Europamur Alimentacion Sa, Dz Licores Sl, Poliuretanos Sociedad Anonima, Primafrio Sl

Consejos

Si tienes una pequeña empresa, te ofrecemos una serie de consejos para poder pasar a la categoría siguiente y que sea catalogada como mediana empresa.

  • Primeramente, debemos quedarnos con los datos numéricos. En estos últimos años se han creado unas 100 mil empresas al año.
  • Por ello, la creación de empresas en España no presenta unos números muy negativos. Aquí te dejo un artículo si tienes dudas sobre qué negocio puedes poner en funcionamiento.
  • Una vez realizado el periodo de emprendimiento y consolidación de la empresa, llegamos al punto donde debemos decidir si nos quedamos como pequeña empresa que obtiene buenos resultados, o pasar a la escala siguiente y convertirnos en una empresa mediana.
  • Obviamente, para llegar a dar este salto en nuestra empresa solo existe una clave, vender, vender y vender. No existe otra fórmula según dos emprendedores españoles, Tomás Santoro y Alfredo Nicolás, que han puesto en funcionamiento varias empresas de éxito. 
  • Según Tomás y Alfredo hay que seguir los siguientes consejos:
  • Uno de los aspectos fundamentales de una empresa es el área comercial. Pero más que la cantidad de comerciales, lo importante es que este departamento esté bien dirigido por un director comercial que cuente con una buena experiencia.
  • Una vez que dispongamos de este director comercial, llega el momento de conseguir un equipo fuerte y bien formado de comerciales. Te puede interesar si tienes que contratar personal, saber para qué sirve una entrevista. Estas personas deben llevar a cabo el trabajo de este departamento y ceñirse a la estrategia comercial para conseguir los objetivos. Según estos dos emprendedores, aconsejan que primeramente sean cuatro personas y que cuando estén consiguiendo sus objetivos, dividirlos en dos equipos y aumentar a cuatro comerciales nuevos, dos en cada equipo. Y así sucesivamente.
  • Llega el momento ahora de la gestión y la organización. En el momento que el número de empleados y de clientes aumenta, se complica la comunicación entre ellos. Por lo tanto, es necesario contar con herramientas que hagan llegar las tareas sin que se pierda nada por el camino. Esto es totalmente necesario para consolidar el éxito de nuestra empresa.
  • En cuanto a la figura del fundador hay que conseguir que no sea imprescindible en ningún área. A menudo los fundadores en su afán por controlarlo todo, hacen que se retrase el trabajo y el ritmo de la empresa. Si quieres delegar tus funciones, te puede interesar este artículo de cómo dejar de ser controlador.

  • Y, por último, un aspecto muy importante es el hecho de medir la rentabilidad. Es necesario medir la rentabilidad de cada cliente y trabajar, de esta manera, con los que nos sean totalmente rentables. El aprecio personal, la amistad, que fueran los primeros clientes que tuvimos o incluso que nos gusten sus proyectos no son los mejores indicativos que debemos tener en cuenta para que nuestra empresa prospere, por lo tanto, si comprobamos que no nos son rentables, dejaremos de trabajar con ellos.
¿Te ha gustado?