La fuerte crisis que vive España desde la burbuja inmobiliaria, allá por el año 2008, ha disparado las cifras de paro y ha dificultado la opción de ganar dinero llenando encuestas, por ejemplo. Actualmente, el país español goza de una de las tasas de personas desempleadas más alta de Europa, prácticamente solo superada por Grecia que requirió un rescate después de la fuerte devaluación de la moneda que tuvieron en el estado griego. Es cierto que las cifras de paro pueden menguar, e incluso reducirse en momentos de alta temporada turística como podrían ser el verano o las Navidades donde numerosos empleos de carácter temporal son necesarios, especialmente en el sector de la hostelería. Sin embargo, como bien dice la palabra es totalmente temporal. De hecho, este mes de septiembre medio millón de españoles vio como se quedaba sin trabajo al término del mes. Ganar dinero en 30 días o realizando encuestas ya no es tan sencillo como lo era anteriormente. Ante este panorama, cada vez es más necesario conocer la renovación del paro y todo el proceso que lo rodea.

¿Qué es la renovación del paro?

La renovación del paro no es otro proceso más que el de sellar el paro. Antes de iniciar este proceso, puede resultarte muy útil el hecho de pedir tu vida laboral a través de un SMS, pese a que actualmente las nuevas tecnologías como Whatsapp o las redes sociales copen la mayor parte del protagonismo. No olvides que pasarte de realizar un proceso tan importante como este puede significar el fin de tu prestación por desempleo, algo que puede repercutir muy negativamente en tu situación económica. Imagina que nadie trae dinero a tu casa y que dependes exclusivamente de dicha prestación. Quedarte sin ella puede significar tener una fuente de ingresos totalmente nula. En algunos casos, la consecuencia principal puede significar perder solo un mes de la prestación, pero en otros casos, y especialmente si nuestro pagador es RAE o Prepara, la ayuda entera puede desaparecer en un verdadero santiamén. El documento recordemos que no da lugar a confusión. La fecha exacta, y además lo está de forma clara, se encuentra en el DARDE o Documento Acreditativo de Renovación de Demanda. No obstante, cada Comunidad Autónoma tiene unos funcionarios diferentes, y en ese caso, unos procedimientos que varían completamente. La competencia de esta potestad es exclusiva de cada una de las Comunidades Autónomas y las diferencias pueden ser realmente sustanciales. Para empezar, puede ser que en un territorio puedas realizar este procedimiento a través de Internet, mientras que en otro, en cambio, no puedas realizarlo y estés obligado a acudir a la oficina para que sea un funcionario el que haga la solicitud de renovación por ti. Por esta razón, es extremadamente necesario que te informes cuidadosamente de cuáles son las normas que rigen cada uno de estos procedimientos.

Obviamente, si te canvias de territorio también debes realizarlo ya que las diferencias pueden llegar a ser abismales. La renovación del paro, salvo excepciones se suele realizar cada tres meses. De esta forma que hay tiempo de sobra para informarse y tener claro qué hay que hacer, cuándo hay que hacerlo y dónde hay que hacerlo. El proceso de renovación del paro se sucede tres meses después de haber pedido el subsidio y se repite el procedimiento hasta los dos años, que es el tiempo máximo que podemos estar cobrando nuestra prestación por desempleo de forma consecutiva siempre que hayamos cotizado lo suficiente para estar hasta los dos años. En caso de no llegar, el plazo puede acabarse antes. Los parados mayores de 45 años de larga duración, en este sentido, son uno de los colectivos más desfavorecidos y castigados por la crisis. En caso de haber superado el plazo de tres meses, tener que renovar el DARDE y tener la mala fortuna que el día que nos toca realizar la petición cae en sábado o festivo y, por tanto, la oficina que nos toca acudir no trabaja, no hay que preocuparse ni alarmarse. El sistema ya contempla que en ese caso deberás acudir el siguiente lunes o día que sea laborable. Salvo excepciones particulares, la renovación del paro se produce una vez pasados tres meses de la última renovación. Una de las más comunes es volver a gozar de un contrato laboral ya que en dicho caso volveremos a empezar la cuenta. Con el contrato laboral se nos volverá a dar de alta en la Seguridad Social y, en ese caso, el SEPE detectará y desactivará automáticamente nuestro DARDE. Precisamente, a la hora de fijar la fecha de la renovación suele ser el Servicio de Empleo Público Estatal el encargado de fijar dicha fecha.

Si hablamos del DARDE también debes saber que esta tarjeta es fundamental para realizar la renovación del paro y que, en caso contrario, nos será imposible cumplimentar el procedimiento. Si la extraviamos deberemos pedir un duplicado inmediatamente ya sea a través de Internet, o bien de forma presencial en alguna de las oficinas del SEPE que esté próxima a nuestro hogar. Una vez tengamos todo en regla, otra de las contemplaciones que deberemos tener en cuenta en todo momento es que en estas oficinas puede ocurrirnos que nos encontremos con un horario de atención realmente reducido (incluyendo en algunos casos solo una hora y media abierta al público). Si nuestro deseo es hacerlo de forma presencial tendremos la obligación de adaptarnos, o en caso contrario, hacerla por Internet. Por el contrario, no necesitamos cita previa en el SEPE, por lo que en dicho caso, podremos venir cuando mejor nos venga. Obviamente, no olvides que las cifras de paro son altas y que puede ocurrir que te encuentres enormes aglomeraciones que te impidan sellar el paro, o en el mejor de los casos, tener que esperar mucho tiempo.

Beneficios de la renovación del paro

Con todo, llevar a cabo el proceso de renovación del paro y, en este sentido, dedicar tiempo a informarte del procedimiento para realizarlo correctamente tiene numerosos beneficios para todos aquellos que optan por esta solución. Los más destacados son los siguientes:

  • Cobrar la prestación por desempleo. Es el principal objetivo de realizar todo el procedimiento de renovación del paro, y obviamente es el beneficio principal que podemos obtener. Esa prestación, como se ha dicho anteriormente, puede ser nuestro único ingreso.
  • Renovar la prestación. El sello del paro nos da derecho a tres meses de paro, pero puede ser que al término de tres meses no hayamos encontrado un empleo. En ese sentido, deberemos renovar la demanda de trabajo para seguir cobrando dicha prestación.
  • Ayuda para encontrar trabajo. Estar dado de alta en la Seguridad Social como demandante de empleo nos permite acceder a toda una serie de ventajas como la de contar con profesionales que se dedican a colocarnos y que nos pueden informar de las ofertas de empleo disponibles, además de los cursos de formación, y avisarnos cuando haya algún tipo de vacante a nuestro alcance en la que podamos encajar.
  • Ofertas laborales y formativas. Profesionales están a nuestro servicio y, por nosotros mismos, podemos acceder a una amplia bolsa de empleo, además de cursos de formación. Si no podemos trabajar y ganar dinero, por lo menos podremos ampliar nuestro currículum.

Cómo renovar el paro

La renovación del paro se puede realizar actualmente a partir de múltiples metodologías. El más utilizado actualmente es el presencial. Es realmente simple, y cuenta con la ayuda de un funcionario que está a tu lado a lo largo de todo el proceso. Como se ha dicho anteriormente, no se requiere ningún tipo de cita previa y basta acudir con nuestra tarjeta DARDE a la oficina del SEPE más próxima a nuestro domicilio. No obstante, unos días antes de la fecha señalada para que selles el paro es recomendable llamar por teléfono a la oficina para repasar que tienes todos los documentos que son necesarios para este procedimiento. No olvides que te juegas quedarte sin una parte, o incluso perder  toda la prestación por desempleo que te correspondía. Esto puede significar no llevar ingresos a tu cuenta bancaria durante algunos meses. En cualquier caso, las nuevas tecnologías se están encargando de cambiar todo el estilo de vida de los ciudadanos dando paso a la renovación del paro a través de Internet. Es una opción que actualmente es muy cómoda para nosotros. Está disponible donde, cuando y como queramos, es decir, no hay una fecha de apertura y cierre como ocurre en la oficina presencial sino que basta con conectarse a Internet a la hora que queramos.

La amplitud horaria también nos permite hacerlo en días de fin de semana, si por ejemplo durante la semana estamos estudiando, realizando algún curso de formación o desarrollando una actividad profesional en forma de economía sumergida. Además, si estamos de viaje o fuera de nuestro domicilio también solo necesitamos conexión a Internet para realizar este procedimiento. En este caso, la única limitación con la que nos podemos encontrar es si salimos de nuestras fronteras. A no ser que cambiemos la dirección IP y pongamos la española, si el sistema detecta que no estamos en España nos impedirá acceder al servidor por temas de geolocalización. Los instrumentos que podemos utilizar para ello también son muy variados. Podemos hacerlo tranquilamente en casa usando un ordenador de mesa, portátil o cualquier dispositivo electrónico. En cambio, si queremos hacerlo en la calle, en la oficina o en casa de cualquier familiar o amigo también es posible a través de nuestro ordenador, o usando una tablet o smartphone. Usando Internet, el procedimiento es realmente sencillo y, en ese sentido, no debemos desaprovechar la oportunidad especialmente si formamos parte de la generación de los millenials.

Tampoco debemos olvidarnos de la utilidad que tiene el DNI electrónico a la hora de renovar o sellar el paro. Recapitulando, el cambio en el Documento Nacional de Identidad permitió que numerosos procedimientos y obligaciones de tipo fiscal estuvieran disponible a través de la red. Es posible utilizarlo para nuestro fin, aunque en la mayoría de Comunidades Autónomas es suficiente con un usuario y una contraseña. Para ello, inicialmente deberás desplazarte hasta la oficina de tu Comunidad Autónoma que encuentres más cercana. Con ello, será suficiente para iniciar la renovación. No olvides que, en caso de decidir realizarlo a través de Internet, deberás descargar un documento PDF. ¿Qué significa esto? Que si no contamos con un lector adecuado como puede ser Acrobat Reader no podremos abrirlo, ni tampoco leerlo en formato papel porque la impresión será imposible al ser un archivo no compatible en nuestro ordenador. Con todo, por desgracia las cifras de paro no dejan de subir y casi más del 20% ven la renovación del paro como una opción totalmente rutinaria para ellos, incluyendo algunos que se les ha agotado al superar los dos años y ya no cobran ningún tipo de sueldo neto. Si estás parado, esta guía te servirá para orientarte.

¿Te ha gustado?