Sin lugar a dudas, uno de los mundos más interesantes es el mundo del militar, es decir, el mundo del ejército, el mundo de las franjas militares y el mundo de los rangos de los militares. Este mundo es muy amado por muchas personas y por otras convertido en su estilo de vida.

El ejército de un país es un orgullo para muchas personas, ya que muchos hombres valientes mueren por su país en la guerra y tratan de sacrificarse por el bien de todos los ciudadanos. Sin lugar a dudas, el ejército es necesario, ya que el mundo ahora mismo es muy hostil y debemos tener defensa.

Este artículo sobre lo que gana un Guardia Civil también te puede interesar

Como todo en la vida, el ejército está dividido en jerarquías, en este caso los rangos militares. Estos rangos marcar quien es el que manda y quien es el que debe obedecer las órdenes de un superior.

Este sistema simplemente funciona para poder controlar en una buena escala a todos los hombres y mujeres del cuerpo. De esta manera, vamos a poder tener un control de todos de una forma escalonada. Por ejemplo, el sargento manda sobre el pelotón y el teniente manda sobre los sargentos. De esta forma, todos reciben órdenes de alguien (menos el general) y todos dan órdenes a alguien (menos los soldados rasos).

El sistema de jerarquías funciona en todos los trabajos y no iba a ser menos en el rango militar. En el ejército está todo tan jerarquizado que podríamos tener un montón de mandos por encima de nosotros, haciendo que todo forme una cadena de mando yendo la información de un lugar a otros. Sabemos que el que manda es el general y que el último es el soldado raso, con un montón de rangos intermedios entre todos esos.

Lo malo es que hay tantísimos rangos militares que se nos hace bastante complicado distinguirlos todos. Si vas a ingresar pronto en el ejército o en otro organismo similar, esto te podría traer problemas, ya que sin duda el ejército es un lugar donde vamos a obedecer órdenes y debemos conocer los rangos a los cuales debemos obedecer, ya que no hacerlo se considera una falta muy grave.

Por ejemplo, un coronel puede llegar a darnos órdenes, nosotros no saberlo y no darle el debido trato y respeto. Esto nos podría meter en el calabozo una temporada, algo que sin duda nadie en el mundo querría.

Además, aunque no quieras ser militar, podrías simplemente querer estar informado, ya que podrías ser simplemente un amante del ejército que quiere conocer sus rangos militares. Por esta razón y seas quien seas, vamos a conocer paso a paso cómo reconocer todos los rangos militares, para que de esta forma puedas saber exactamente con quien hablas y a quien dirigirte.

Instrucciones para reconocer los rangos militares

  1. Las franjas son lo más importante:
    Lo primero que debemos saber es que las franjas son las que marcan quien es quien en el mundo de los militares. Estas franjas se sitúan en la parte del uniforme y nos indican el rango del militar. Por ejemplo, una sólo franja es de un soldado raso que no tiene mando, pero dos franjas es un cabo. La norma general es que a más franjas, más rango. Se empieza por el soldado y se termina por el sargento maestro de seis franjas, subiendo uno en cada vez. Esto parece muy sencillo, ya que sin duda todos nos sabemos muy bien cómo son los rangos del ejército. Sin embargo, no es tan fácil.
  2. Sistema de franjas:
    Como hay un montón de tipos de sargentos, vamos a aprenderlos todos para así poder distinguir un poco mejor los rangos y no confundirnos nunca. En primer lugar, tendríamos al soldado raso con una franja (si es de primera clase tiene otra franja hacia abajo), en segundo lugar al cabo con dos y en tercer lugar, al sargento con tres franjas. A partir de aquí, las franjas se añaden hacia abajo, para indicar que son sargentos. A partir de ahí, tendríamos al sargento de personal con 4 franjas, el sargento de primera con 5 franjas y el sargento maestro con 6 franjas. Después tendríamos al sargento primero con un diamante con estas 6 franjas, el sargento mayor con una estrella, el sargento mayor de comando con una estrella y 2 hojas y el sargento del ejército con una estrella y un águila.
  3. Rangos especiales:
    Los rangos más comunes en el ejército son los que van desde que somos soldados rasos, hasta que somos sargentos. Sin embargo, ahora quedan los rangos de las personas más importantes, es decir, los rangos de las personas con mando u oficiales. En primer lugar, tenemos al teniente segundo, el cual maneja barras doradas, estando en segundo lugar el teniente primero con una barra plateada. Luego viene el capitán, con dos barras de color plateado y el mayor, con una hoja que es de roble y es de color dorado. Finalmente tenemos al teniente coronel con una hoja de roble, pero de color plata, al coronel que tiene el águila de plata y finalmente el general. El general tiene una clasificación especial, ya que puede tener una estrella, dos estrellas, tres estrella, cuatro estrellas y cinco estrellas, siendo el de cinco estrellas el general con mayor mando de todos. Mención aparte merecen los soldados considerados especialistas, los cuales simplemente tienen un águila en el uniforme.
  4. Otras formas de distinguir:
    El sistema de franjas es el mejor sistema para distinguir militares, ya que es oficial en muchos países, como por ejemplo el del ejército de los estados unidos, Sin embargo, hay muchas formas de distinguir realmente quien manda en el ejército. En primer lugar, tenemos que ver cómo visten, ya que si llevan un uniforme de oficial de distinto color, estate por seguro que no es un soldado raso. Los soldados rasos visten todos iguales y siempre suelen estar juntos, mientras que los militares con mando suelen estar separados. Algunos tienen una placa identificativa que nos puede decir su mando inmediatamente, sin que haya ningún problema en esto. Además, algunas indumentarias como las gorras y demás pueden marcar también el rango de un oficial También tenemos que observar su modo de comportarse, ya que una jerarquía siempre se mostrará superior a un soldado, el cual no dará ninguna orden.
  5. No confundir con las medallas:
    Algunas personas cometen el error de confundir el rango de un militar con las medallas que lleva en el pecho. Esto es un error, ya que aunque una medalla pueda significar subir de rango, un rango no marca una medalla. Las medallas se dan como recompensa a una acción o conjunto de acciones o no tienen por qué ir relacionadas con el rango. Por este motivo, ese militar que vemos lleno de medallas podría no tener tanta graduación como pensamos y simplemente ser un sargento que ha sido muy valiente y por lo tanto, muy recompensado con estas medallas al mérito. El mundo de las medallas sin duda merece tema aparte, ya que es un mundo muy complejo y largo y que daría para realizar otro artículo entero. Lo que debes saber de momento es que un rango militar no está marcado por las medallas de un oficial, sino que está marcado por sus franjas y todo esto.
¿Te ha gustado?
19 usuarios han opinado y a un 84,21% le ha gustado.