El maltrato laboral es, tristemente, una realidad bastante presente en gran parte de las empresas y lugares de trabajo de nuestro país. Detectar y reconocer el maltrato laboral no es siempre una tarea fácil pero resulta imprescindible que se lleve a cabo dicho reconocimiento con el fin de mejorar las condiciones de trabajo de muchas trabajadores.

En el maltrato laboral solemos encontrar uno o varios acosadores que maltratan a alguno o varios de sus compañeros. A la larga las víctimas comenzarán a presentar problemas de estrés que pueden derivar en serios casos de depresión y ansiedad. Todo ello repercutirá, entre otras cosas, en la productividad de los trabajadores pero también en su salud física y emocional. Tal como puedes observar el maltrato laboral es bastante peligros y cuenta con unas consecuencias muy negativas y esta es la razón por la que hay que tratar de reconocer el maltrato laboral y ponerle fin de forma inmediata.

A lo largo de nuestro artículo de hoy trataremos de ofrecerte las claves para que sepas cómo reconocer el maltrato laboral. Presta mucha atención a las siguientes instrucciones y llévalas a la práctica en tu entorno de trabajo.

¿Que necesitas para reconocer el maltrato laboral?

  • Observar tu entorno de trabajo

Instrucciones para reconocer el maltrato laboral

  1. Observar el estado anímico: analizar el estado anímico de los trabajadores es algo muy importante. Si deseas detectar casos de acoso laboral debes estar muy atento a este punto. Los trabajadores acosados tienen a mantener unos niveles de estrés muy altos. Si observar que uno de los trabajadores de tu empresa muestra estrés e inseguridad todo el tiempo seguramente esté sufriendo este tipo de acoso.
  2. Analizar las palabras y los gestos: otra de las cuestiones que pueden ayudarte a reconocer el maltrato laboral es observar las relaciones que existen entre los trabajadores y tratar de analizar las palabras y los gestos. Los acosados viven en una ofensa continua por parte de sus acosadores. La mayor parte de las veces el maltrato es bastante obvio y reconocible.
  3. Analizar las críticas: las críticas son algo muy habitual en todos los trabajos. Sin embargo no todas las críticas son iguales. En cualquier entorno laboral encontramos críticas positivas y negativas. Un acosado siempre recibirá críticas negativas y nada constructivas y en la mayor parte de las ocasiones nos encontraremos ante críticas totalmente subjetivas.
  4. Detectar el aislamiento: los trabajadores acosados son aislados del resto del grupo de trabajo. Además suelen ser desacreditados e ignorados en cualquier reunión de trabajo.
  5. Observar el contacto físico: otra de las formas de tratar de reconocer el maltrato laboral es analizando el contacto entre trabajadores. En el punto anterior señalábamos que un trabajador acosado será aislado e ignorado. Esto puede observar en el contacto entre los trabajadores. No solo nos referimos al contacto físico y directo que puede mostrar este aislamiento sino también a la ausencia de llamadas y otro tipo de contacto corporativo como, por ejemplo, el correo electrónico.
  6. Observar casos de violencia: los casos de violencia suelen ser los más fáciles de reconocer. Por supuesto no solo nos referimos a la violencia física sino también a la verbal. Las amenazas, el boicot al trabajo, el daño a la imagen laboral y personal del acosado o la reducción del salario sin una motivación real son algunas de las formas más comunes de violencia en el maltrato laboral.

Consejos para reconocer el maltrato laboral

  • El maltrato laboral es una de las lacras más habituales en todas las empresas. Denunciar esta situación no es algo que solo deba hacer la persona acosada sino que también es responsabilidad de la empresa y del resto de compañeros. La empresa, como organismo más importante, debe tratar de asegurar su buen funcionamiento y detectar y eliminar los posibles casos de maltrato laboral.
  • Por otra parte la complacencia o falta de interés del resto de compañeros es otro de los grandes problemas a la hora de erradicar el maltrato laboral. Son muchos los compañeros que detectan este tipo de práctica pero no tratan de ponerle fin. El aceptar este tipo de acoso a otro compañero les hace cómplices de la situación de maltrato y acoso. Por tanto también es responsabilidad suya denunciar este tipo de prácticas y ayudar a la víctima del maltrato.
¿Te ha gustado?
122 usuarios han opinado y a un 95,08% le ha gustado.