Rombo de Seguridad – Cómo Leer y Qué es

Con toda seguridad que muchos de vosotros en alguna ocasión habéis visto el rombo que está compuesto por varios colores y que suele venir en algunos envases químicos y en algunos de los medios de transporte. Pues en este artículo vamos a aprender todo sobre el rombo de seguridad – cómo leer y qué es, en definitiva.

Este rombo se denomina Rombo de NFPA 704. Estas siglas, como es habitual, provienen de palabras inglesas National Fire Protection Association, (aquí te dejo un artículo por si tu fuerte no es el inglés y quieres aprender este idioma) algo así como Asociación Nacional de Protección contra incendios.

Esta asociación fue creada en los Estados Unidos con el fin de mantener una serie de normas y requisitos mínimos, además de la instalación y uso de medidas de protección contra los incendios. Estas medidas eran utilizadas por los bomberos (¿sabes los pasos a seguir para ser bombero?) y por el personal encargado de la seguridad. Todas estas medidas están basadas en una serie de estándares que se conocen como National Fire Codes y que describen cómo deben ser las actuaciones correctas del personal experto en el control de incendios.

Por lo tanto, la NFPA 704 es el código que nos ayuda a entender el rombo o diamante de materiales peligrosos. Se usa, en definitiva, para comunicar los posibles riesgos de estos materiales peligrosos. No hay que decir que es imprescindible seguir sus consejos y avisos a la hora de manipular productos químicos y principalmente en lo referente a su almacenamiento.

Instrucciones para Rombo de Seguridad – Leer y Qué es

Veamos cada una de estas casillas del rombo, su significado y la importancia que tienen para nuestra salud y protección. Como ya hemos dicho este sistema intenta convertirse en una información clara, concisa y muy gráfica para poder conocer los riesgos que existen al manipular ciertos productos químico.

El rombo de seguridad lo vamos a encontrar en los contenedores de productos químicos como puede ser los toneles, botes o botellas, recipientes ideados para contener estos productos, etc.

Como podemos comprobar en la imagen de arriba, el rombo de seguridad está representado por una figura en forma de rombo (o diamante) y que tiene 4 divisiones bien diferenciadas por colores para un mejor entendimiento y visualización del mismo. Estos cuatros colores son amarillo, blanco, azul y rojo. Además de estos colores, también se clasifican por números desde el 4 al 0, siendo el número 4 el más alto y el 0 el más bajo. En algunos cuadros pueden aparecer también algunos símbolos que pueden ayudarnos a ver de un modo más gráfico las propiedades de algunas de las sustancias contenidas.

Comencemos con la explicación de cada uno de sus colores y la numeración que puede aparecer en cada uno de ellos.

Color AZUL: relacionado con la salud.

  1. Número 4: son sustancias que, con una exposición muy corta, pueden causar la muerte o un daño permanente para nuestra salud. Puede necesitarse además atención médica inmediata. Un ejemplo es el cianuro de hidrógeno.
  2. Número 3: son materiales que con una exposición al mismo de poco tiempo pueden causar daños temporales o permanentes. Un ejemplo sería el hidróxido de potasio.
  3. Número 2: se refiere a materiales que con una exposición prolongada o intensa pueden causar incapacidad temporal o posibles daños permanentes, a menos que intervenga un especialista médico de manera inmediata. Un producto bajo este epígrafe podría ser el cloroformo.
  4. Número 1: hace referencia a una serie de materiales que causan irritación, pero provocando daños menores, aunque no se produzca un tratamiento médico. Por ejemplo, la glicerina.
  5. Número 0: hablamos en este apartado de una serie de materiales cuya exposición en caso de incendio no presentan mayor daño que el causado por cualquier combustible, por ejemplo, el cloruro de sodio.

Color ROJO: relacionado con inflamabilidad.

  1. Número 4: son materiales que tienen una vaporización muy rápida a la temperatura de la presión ambiente. Son materiales que pueden ser quemados fácilmente en el aire, como por ejemplo el propano. El punto de inflamabilidad está por debajo de los 23°
  2. Número 3: Líquidos y sólidos. Estos productos se pueden encender en casi cualquier circunstancia y condición de temperatura ambiental. Por ejemplo, la
  3. Número 2: son materiales que deben calentarse de una forma moderada o exponerse a temperaturas altas antes de que ocurra la ignición. Por ejemplo, el petrodiésel.
  4. Número 1: materiales que deben precalentarse antes de que ocurra la ignición.
  5. Número 0: en este apartado están los materiales que no se queman, como por ejemplo el agua.

Color AMARILLO. En este caso vamos a ver todo lo relacionado con la inestabilidad y reactividad de los productos.

  1. Número 4: productos o materiales fácilmente capaces de detonar o descomponerse de manera explosiva, con condiciones de temperatura y presión normales, por ejemplo, la nitroglicerina.
  2. Número 3: materiales que también son capaces de detonar y descomponerse explosivamente, pero que requieren una fuente de ignición y que se caliente antes de ella. estos materiales reaccionan de manera explosiva con el agua o con una descargar eléctrica. Por ejemplo, el flúor.
  3. Número 2: experimentan cambios químicos violentos en condiciones de temperatura y presión elevadas. Reaccionan de manera violenta con el agua. Por ejemplo, el fósforo.
  4. Número 1: son normalmente productos estables, pero que pueden llegar a convertirse en inestables bajo condiciones de temperatura y presión elevadas. El acetileno es uno de ellos.
  5. Número 0: son materiales estables, incluso bajo exposición al fuego. No son reactivos con el agua. Por ejemplo, el helio.

Color BLANCO. Este cuadro de color blanco puede contener símbolos:

  1. W– reacciona con agua de manera inusual o peligrosa, como el cianuro de sodio o el sodio.
  2. ‘OX’ o ‘OXY’ – oxidante, como el perclorato de potasio.
  3. ‘COR’ – corrosivo: ácido o base fuerte, como el ácido sulfúrico o el hidróxido de potasio. Con las letras ‘ACID’ se puede indicar “ácido” y con ‘ALK’, “base”.
  4. ‘BIO’ – Riesgo biológico: por ejemplo, un virus.
  5. Símbolo radiactivo – el producto es radioactivo, como el plutonio.
  6. ‘CRYO’ – Criogénico.
  7. Xn Nocivo presenta riesgos epidemiológicos o de propagación importante.
  8. Sólo “W” y “OX” se reconocen oficialmente por la norma NFPA

¿Que necesitas para Rombo de Seguridad – Leer y Qué es?

Vamos a ver en este apartado, de un modo gráfico, lo necesario para poder ser capaz de leer las instrucciones que vienen implícitas en estos rombos de seguridad.

Como ya hemos mencionado anteriormente, todo se basa en el conjunto de normas NFPA-704. Estas normas establecen un sistema de identificación de riesgos para que, en caso de incendio o emergencia, los afectados puedan reconocer los riesgos y su nivel de peligrosidad a los que se pueden enfrentar en esta situación.

Por lo tanto, veamos lo necesario y básico que tenemos que saber:

  • El rombo de seguridad está compuesto por 4 rombos de distintos colores, rojo, amarillo, blanco y azul

.

  •  Estos colores están asociados con un significado determinado:
  • Y, por último, en cada rombo viene una graduación numerada del 4 al 0. Donde 4 implica peligro máximo y el 0 sin peligro.
  • Azul: Riesgo para la salud.
  • Rojo: Riesgo de incendio.
  • Amarillo: Riesgo reactivo.
  • Blanco: Riesgo específico.

Consejos para Rombo de Seguridad – Leer y Qué es

Por último, unos consejos sobre el rombo de seguridad que, en algún momento, nos podrían salvar la vida.

  • Lo primero que debemos saber es que el rombo es un modelo de identificación del riesgo que puede presentar una sustancia química.
  • Esta identificación viene representada por colores, número y símbolos.
  • Estas instrucciones nos proporcionan una manera segura de manipular ciertas sustancias sin poner en riesgo nuestra salud o nuestra propia vida.
  • Estas instrucciones se basan en la norma NFPA-704 de la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego. Se utilizan para poder identificar los peligros a los que nos podemos enfrentar en caso de incendio en el lugar donde se contengan ciertas materias químicas.
  • Estas instrucciones no sólo ofrecen información para las personas que puedan verse afectadas por una situación de emergencia, sino también para orientar a los cuerpos de especialistas que acudan para controlar dicha situación.
  • Teniendo en cuenta estas normas e instrucciones, será mucho más ágil y efectiva la planificación a la hora de intervenir en una situación de emergencia.
  • Esta norma se creó para informar de los peligros para la salud, inflamabilidad e inestabilidad que algunas sustancias provocarnos si en una situación de emergencia nos vemos expuestos, de manera breve y accidental en una situación de emergencia.
  • Resumiendo todo lo expuesto: el cuadro azul representa riesgo para nuestra salud, el cuadro rojo presenta el riesgo de inflamabilidad, el cuadrante amarillo se refiere a la inestabilidad y el rombo blanco representa mediante símbolos y letras, los cuidados especiales que se deben tener con la sustancia en concreto dentro de ese contenedor.
  • Estos rombos de seguridad fueron creados como un apoyo visual rápido. En cualquier empresa que manipule sustancias que pueden ser perjudiciales para la salud, existe una serie de fichas de seguridad para cada una de esas sustancias, que siempre están a la mano de todos los trabajadores y que explican todo lo necesario para actuar de manera adecuada ante una posible emergencia. Pero se llegó a la conclusión de que estas fichas no iban a estar siempre delante de los trabajadores. Por ello, se tomó la decisión de que deberían estar expuestas de manera visible y clara en todos los contenedores de estas sustancias potencialmente perjudiciales para la salud. Y de este modo se diseñó el rombo de seguridad.
  • Por todo ello, este rombo de seguridad es utilizado de manera universal.

Como información extra, tenemos que decir que este sistema de especificación y gradación del peligro de ciertas sustancias tiene sus días contados. Esto se debe, a que ha entrado en vigor un nuevo sistema.

Este sistema se denominará Sistema Globalmente Armonizado (SGA o GHS por sus siglas en inglés). Este nuevo sistema de identificación de riesgos sigue con la línea del anterior, ya que informará a los trabajadores o a personas que estén expuestas a ciertas sustancias químicas, sobre los riesgos y el nivel de peligrosidad a los que se pueden enfrentar.

En esta imagen podemos ver algunos de los cambios que se producirán en ciertos símbolos.

  • Se pretende que esta nueva etiquetación de los productos químicos sea global, es decir, que sea aceptada y conocida a nivel mundial.
  • Además, se argumenta que contribuirá de manera beneficiosa a la seguridad de las personas que tengan que manipular ciertas sustancias y productos.
  • Incluye también una serie de pautas para crear en las empresas unos espacios de trabajo seguros, con lo cual se reducirá el índice de accidentabilidad.
  • Este sistema se aplicará a todos los productos químicos, excepto aquellos productos que estén regulados por sus propias leyes o reglamentos. Por ejemplo: los productos farmacéuticos, aditivos alimentarios, artículos cosméticos (¿sabes si eres alérgica a los cosméticos?) y residuos de plaguicidas en alimentos.
  • Estas normas van dirigidas hacia los consumidores de los productos químicos, a los trabajadores relacionados con el sector del transporte y a aquellas personas que participan y se dedican a los servicios de emergencias.
¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.