Aena es la empresa mixta entre el Estado y socios privados que gestiona y administra los aeropuertos y helipuertos públicos españoles de uso civil y también participa en la gestión de otros dieciséis aeropuertos internacionales.

Tradicionalmente, trabajar en un aeropuerto ha tenido gran prestigio social debido a sus buenas perspectivas de estabilidad laboral y de obtener una remuneración económica muy atractiva. Esto todavía sigue siendo así en general y es una profesión, en realidad varias, muy interesantes desde el punto de vista de sus contenidos en el día a día, nada aburridas ni repetitivas y con muchos retos profesionales por delante.

Todo esto hace que trabajar en Aena no sea algo sencillo de obtener, aparte de la oferta laboral que tenga en cada momento, y por esto te damos algunos consejos para que logres prepararte a conciencia y tengas éxito en tu propósito, sabiendo cómo trabajar en Aena.

¿Que necesitas para trabajar en Aena?

  • Visitar periódicamente la web de Aena
  • Reunir la documentación requerida
  • Prepararte física y psíquicamente

Instrucciones para trabajar en Aena

  1. ¿Tienes el perfil necesario? Los empleos que se desarrollan en los aeropuertos normalmente tienen un grado específico de formación y profesionalidad, y además exigen diversos requisitos que deberás cumplir ajustadamente. Por eso es imprescindible que antes de presentarte a una convocatoria compruebes que cumples con las cualidades requeridas tanto en formación académica como en especialización, si ese es el caso, así como las características físicas que en muchas ocasiones también solicitan tener como parte del perfil a cumplir.
  2. Bien preparado. Hasta hace no demasiados años, Aena era una entidad completamente pública, y entrar a trabajar en ella era algo parecido a una oposición. Ahora que es semipública, el proceso selectivo sigue siendo largo y duro, y normalmente se te va a solicitar una cualificación experta, no en vano muchos de los puestos son para personas con grados universitarios. Deberás prepararte tanto en aspectos generales como en otros más especializados.
  3. Presta atención a las convocatorias. Las plazas laborales se proponen cada cierto tiempo y para presentarte a ellas debes inscribirte previamente. Después necesitarás estar alerta y visitar la página web de Aena en http://empleo.aena.es con frecuencia y revisar las convocatorias, los plazos y resultados.
  4. Lee con detenimiento. Cuando veas una convocatoria en la web de Aena, podrás revisar los temas, contenidos y requisitos de cada una de ellas. Lee con detenimiento todos los detalles de cada una de las partes de los diversos apartados con el fin de que sepas con certeza a qué te enfrentas, tanto a la hora de la preparación, como a la formación académica -si la tienes o no, por ejemplo-, de manera que cuando decidas presentarte a una plaza, tengas la convicción de que puedes llegar a tenerla.
  5. Inscríbete. Una vez que has visto que ha aparecido una convocatoria que te podría interesar, después de ver los detalles de los requisitos solicitados, tienes que inscribirte en ella por medio del formulario que encontrarás en la misma web de Aena, o bien por otros procedimientos que estarán indicados en la propuesta de empleo. Seguramente deberás abonar una tasa para apuntarte y participar en el proceso de selección. Y no olvides adjuntar la documentación que se te requiera, dado que si no lo haces, es probable que tu solicitud sea rechazada.
  6. Examen teórico. Después que te hayas inscrito en la convocatoria, se te llamará para que hagas un examen teórico previo. En él encontrarás preguntas tanto relacionadas con asuntos comunes a la rama profesional dentro de la que trabajarás como a partes más concretas del puesto al que aspiras.
  7. El examen médico. No todos los puestos de trabajo lo requerirán, pero seguro que en más de uno te encontrarás con que tienes que pasar un examen médico, como, por ejemplo, el personal de pista, y es posible que también tengas que superar otro psicotécnico. Con estos exámenes se prueba que estás en las condiciones óptimas para trabajos que precisan de una salud física y mental equilibradas. Si te tienes que presentar a uno de ellos, procura estar en la forma psicofísica requerida.
  8. Pruebas prácticas. Además del examen teórico, es muy corriente que también tengas que enfrentarte a uno de carácter práctico, propio de la profesión que se busca en un puesto laboral específico. Por ejemplo, los controladores aéreos deben ejecutar una prueba de pista con un simulador de tráfico de vuelos. Como es obvio, si no logras superar esta prueba quedarás descalificado para seguir optando al puesto. Conocer todo lo que te sea posible sobre el empleo al que aspiras es fundamental para que tengas éxito en esta prueba.
  9. Las notas. Cuando la selección acabe, en la propia web Aena publicará las notas de las personas candidatas, y quienes son las admitidas en función de las plazas ofertadas. Así conocerás si eres una de ellas y la forma de incorporarte a tu plaza.
  10. Bolsa de empleo. Si no fueses admitido al empleo, entonces puedes incorporarte a la bolsa de empleo de la propia Aena, lo que también puedes hacer a través de su web. De esta manera, entrarás a formar parte de posibles sustituciones, o trabajar de forma interinia, o cubriendo plazas vacantes temporalmente, por baja, enfermedad o vacaciones. También obtendrás puntos que se sumarán a las nuevas solicitudes de plaza que quieras hacer en el futuro.

Consejos para trabajar en Aena

  • Además de optar a plazas fijas, también tienes la opción de cubrir puestos de trabajo temporal, para lo que también te puedes apuntar en otro apartado que encontrarás en la página web de Aena.
  • Te puede ser muy interesante acudir a academias especializadas en formar para las plazas de Aena, como hacen para oposiciones de empleo público.
  • No olvides remitir toda la documentación requerida, debidamente cumplimentada, pues en caso contrario, no podrás siquiera optar a la plaza que deseas.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.