En plena época de crisis, la contabilidad de la empresa y su correcta gestión es una de las prioridades principales si se quiere encontrar una buena forma de ahorrar y de obtener beneficios al final de cada uno de los ejercicios. Por esta razón, contar con un buen equipo económico y de contables capacitados es absolutamente fundamental.

Es competencia del departamento de recursos humanos elegir al personal necesario pero, por ello, también las ganas y el ambiente que haya en el equipo contable cuentan. Por esta razón, la motivación de los auxiliares contables juegan un papel fundamental para el correcto curso de la compañía.

¿Qué es un auxiliar contable?

Un auxiliar contable es una palabra compuesta que nos sirve para descifrar a partir del significado etimológico de cada una de las palabras, que provienen del latín, cuál es la función de una persona que está trabajando en este puesto. Por un lado, existen muchos puestos diferentes en una compañía, e incluso en el sector médico, que cuentan con auxiliares. Básicamente, lo que significa esta palabra es prestar ayuda en las funciones que toquen. Por ejemplo, una enfermera también podría ser considerado un auxiliar médico, ya que se encarga de prestar un tipo de ayuda al médico en cualquier tipo de situación, ya sea una operación quirúrgica o bien una consulta rutinaria.

Si lo llevamos al campo de la contabilidad, pasa exactamente lo mismo. Un auxiliar contable tiene la función de prestar una ayuda a los profesionales de la contabilidad, que manejan tanto las cuentas de la empresa como datos económicos y de tipo financiero. Aunque, ojo, el hecho de decir que eres auxiliar puede acabar significando un cierto desprecio hacia tu puesto. En el departamento de contabilidad, cualquier tipo de auxiliar puede estar igual o más capacitado que su jefe para ejercer esta función. Por tanto, la formación para ser auxiliar contable es la misma que la de cualquier miembro de un departamento de contabilidad.

De hecho, muchas de las personas que ejercen como contables pueden haberte llegado a explicar que mientras estudiaban su carrera universitaria lo compaginaban con el trabajo de auxiliar contable. Sacas un provecho doble. Por un lado, adquieres experiencia y aprendes en un entorno completamente real a nivel empresarial para empezar a poner en valor tu currículum. Pues bien, el puesto que desarrollan estos estudiantes universitarios es el de auxiliar contable. Dan apoyo al departamento de contabilidad ayudando en tareas de tipo administrativo que son igualmente de enorme importancia. Como veíamos anteriormente, este profesional debe estar perfectamente capacitado para desenvolverse con conceptos relacionados con la contabilidad y ser capaz de tomar decisiones y ofrecer recomendaciones a sus superiores.

Los conceptos principales guardan relación con la capacidad de leer cualquier tipo de balance contable y entender el contenido reflejado, y que sirve para interpretar el estado actual en el que se encuentra la empresa. No olvidemos que tener unos buenos profesionales de la contabilidad va a repercutir en el resto de departamentos del ámbito financiero. Si el análisis de la situación de la propia compañía no se hace perfectamente, la dirección general no podrá conocer el estado actual. Es similar a un médico. Si no hace un buen diagnóstico, no puede encontrar el remedio que permita curar a la persona que se encuentra enferma. No obstante, tampoco se debe generalizar, ya que los auxiliares contables realizan diferentes funciones en función de la empresa en la que trabajen. En algunos casos, pueden ejercer de cobradores o incluso de mensajeros pese a recibir el nombre de su puesto que acaban recibiendo.

Beneficios de trabajar de auxiliar contable

Con todo, trabajar como auxiliar contable cuenta con enormes beneficios para todas aquellas personas que deciden por un puesto de este tipo. Algunos de los más destacados son:

  • Un trabajo formativo. Como hemos dicho anteriormente, te vas a formar y vas a poder aprender de profesionales reales en un entorno empresarial que te puedes encontrar tú en el día de mañana. Por tanto, es una excelente oportunidad como punto de partida.
  • Ascender en un departamento contable. Es la cúspide del iceberg. Por donde se empieza y se puede ir subiendo hasta conseguir puestos de mayor responsabilidad que te permitan demostrar lo que vales y optar a un salario más competitivo.
  • Adquirir experiencia. La experiencia profesional es un grado y, por tanto, si se quiere conseguir este tipo de experiencias empezar desde los estudios es fundamental. Cuando llegas al trabajo real ya eres capaz de manejar todas las diferentes tareas a las que te tienes que enfrentar.
  • Poder compaginarlo con los estudios. El trabajo de auxiliar contable es fundamentalmente para aprender. Obviamente, estás trabajando y, por tanto, te van a pagar a tiempo parcial. Mientras lo compaginas con tus estudios, seguro te puede servir para ganarte un dinero extra.

Cómo trabajar como auxiliar contable

A día de hoy, existen muchas maneras de iniciar una experiencia como auxiliar contable. Si te encuentras desarrollando una carrera universitaria o unos estudios relacionados con la contabilidad, en el propio centro formativo seguro te pueden ayudar. Pregunta al departamento que se dedique a la empleabilidad y a las carreras profesionales si cuentan con alguna vacante disponible para este tipo de puesto. Muchas empresas buscan firmar convenios universitarios para sacar un rendimiento fiscal y un beneficio a la hora de tributar. Además, a ti te sirve para adquirir experiencia y continuar formándote antes de enfrentarte de forma directa al mundo profesional real con totales garantías.

En los portales de empleo, si estás estudiando pero la propia universidad no cuenta con una oferta determinada de auxiliar de empleo, puedes buscarlo por tu cuenta. Utiliza Infojobs y LinkedIn como herramientas mayoritarias ya que te pueden servir para conseguir aquellos puestos que más te interesen. Si superas el proceso de selección y finalmente te quieren hacer un contrato de prácticas, no olvides que la propia universidad no te pondrá ninguna oposición para firmar un convenio para que puedas ejercer de becario y empezar a ganar experiencia en el mundo de la contabilidad, antes de empezar tu carrera como contable.

Sin embargo, como hemos dicho anteriormente, los criterios varían en función de la compañía a la que nos refiramos. Obviamente, todas te pueden servir para ganar dinero. Las funciones, en cambio, son totalmente diferentes. Por un lado, puedes encargarte de archivar y controlar todos aquellos documentos contables que son de vital importancia para la compañía. También pueden elaborar los balances, ya sean las partidas de ingresos o de gastos que finalmente marquen el resultado final del propio ejercicio.

Pese a que los inventarios, pueden ser trabajo de los auditores, especialmente en aquellas empresas que por nivel de ingresos están obligadas a realizar una auditoría, un auxiliar contable también puede contar los bienes y servicios vendidos y el stock que queda en el almacén. Uno de los elementos más comunes que se suele encontrar en cada una de las compañías es la necesidad de ser controlados por sus superiores. Por ello, cualquier tipo de contratiempo o anomalía debe ser informado al personal superior, encargado de la responsabilidad del becario o del trabajador junior, en ese caso. Sin duda, la función de auxiliar contable es una de las mejores formas para entrar de lleno en el mundo contable.

¿Te ha gustado?