¿Estás pensando cuál será tu futuro laboral? ¿Alguna profesión te llama la atención especialmente? Si tienes gran interés y curiosidad sobre la naturaleza, seguramente en tu interior haya un biólogo llamando a la puerta. A la gran mayoría de nosotros nos gusta la naturaleza y los seres vivos, pero si tu dedicación va más allá, puede que esta sea tu profesión. Por eso, en este artículo hablaremos de como trabajar de biólogo y todo lo que has de saber. Es una carrera en la que hemos de tener un conocimiento muy específico y gran vocación. Puede que ya te hayas graduado como biólogo. Si es tu caso, este artículo será también de gran interés para ti. A lo largo del texto encontrarás información sobre conseguir un trabajo en este sector, ser un buen profesional y más detalles. Lo importante es saber cómo buscar empleo y tener la decisión de aprender.

Biología

La biología es una ciencia dedicada a estudiar el comportamiento, origen, propiedades y evolución de los seres vivos. Estos estudios nos permiten saber mucho más acerca de la vida en la tierra, la historia y el estado de la naturaleza. Gracias a estudiar el pasado y la evolución, podemos tener cierto conocimiento del futuro. Es una profesión en la que hay que ser metódico y profesional.
Dentro de la biología hay diversas categorías y podemos especializarnos en la que más se identifique con nosotros. El fin de esta ciencia es buscar patrones de reproducción, comportamiento y evolución de todos los seres vivos. Esto engloba a los seres humanos, los animales, las plantas, virus, etc. Como hemos señalado anteriormente, es una carrera que requiere grandes conocimientos. Un biólogo nunca deja de formarse, ya que está en constante aprendizaje. Esta característica es la que define a un gran profesional y le destaca.

biólogo

Para trabajar de biólogo hay varios factores que debemos tener en cuenta. Más aun en estos tipos de profesiones que requieren unos conocimientos y titulación específica y homologada. Hay un mínimo de años que debemos invertir en formación y así estar capacitados para desarrollar la profesión que hemos elegido. Pasado ese tiempo, tenemos la opción de seguir aprendiendo y buscar una especialización en concreto. Esto va a depender mucho de nuestras circunstancias, gustos o puntos de vista. Es un aspecto a meditar, ya que la biología cubre muchos campos. Demasiada información puede ser contraproducente y el querer analizar todo al detalle no siempre es buena opción. Es aconsejable pensar las especialidades que más nos gustan o que más se adecuan a nosotros. A partir de ahí, estudiar y meditar cuál puede ser la elección correcta para nosotros. Una vez dado ese primer paso, ya sólo nos queda seguir nuestra formación.

Es importante la fase de formación, porque cuanto mejor sea nuestra nota final, más posibilidades tenemos de acceder al empleo. No basta con tener el título con la nota mínima. Más hoy en día, donde hay mucha competencia y el mercado se ha vuelto muy exigente. Es un factor a tener en cuenta para dar nuestra mejor versión en cada etapa de nuestra formación. Cuando estemos preparados para ejercer la profesión que hemos elegido, seguramente la universidad nos dará las oportunidades. Este es la razón, aparte de llegar a ser un buen profesional, por la que tenemos que sacar buenas calificaciones.
En este punto también influirá nuestra manera de ser. Ya terminado los estudios, nos encontramos «solos» ante el mundo laboral y las empresas. Con una actitud positiva y enérgica causaremos buena impresión. A veces se consigue, pero no debemos pensar que nuestro primer empleo será el trabajo perfecto.

Instrucciones

Sin duda, en estos tiempos, las redes son una herramienta muy valiosa. Sea cual sea el uso, gracias a Internet tenemos todo más a mano. Y en lo que se refiere a oportunidades laborales, la web no podría ser menos. Actualmente desempeña un papel fundamental en los procesos de selección. Por eso, es conveniente hacerse un perfil profesional en LinkedIn y empezar a «tejer» tu red de contactos profesionales. Esta acción desencadenará infinidad de oportunidades a las que tendremos acceso. Para ello debemos de:

  1. Subir nuestro perfil a LinkedIn. Este es un portal en el que la gente con un perfil profesional y una preparación académica se registra. La finalidad es encontrar ofertas de empleo. Podrás agregar a tus conocidos y compartir información.
  2. Una vez completado nuestro perfil podremos empezar a buscar a los conocidos. Ya sean amigos, compañeros de facultado, ex-compañeros del trabajo, jefes y un largo etc. En el caso de que no estén en esta red, tenemos la opción de mandarte una invitación para que se una a la página. Cabe destacar que el perfil ha de ser profesional. No es una red personal en la que compartir gustos o aficiones. Su finalidad es únicamente laboral y es de gran utilidad.

procesos de un biólogo

Que Necesitas

La profesión de biólogo no es sencilla, por lo que debemos de tener un perfil determinado si queremos tener éxito. Para hacer bien nuestro trabajo hay una serie de características que nos favorecerán a la hora de desempeñar el trabajo. A continuación, hablaremos de ellas y de lo que necesitas.

  • Mente analítica. La capacidad de análisis va a jugar un papel muy importante en tu trabajo. Dadas las tareas de investigación, esta cualidad está muy valorada. Nos permite hacer un buen trabajo y ser efectivos.
  • Personalidad ordenada. En trabajos de investigación, esta cualidad es sumamente importante. Los avances que se pueden conseguir con el duro trabajo se pueden perder si no tenemos nuestros logros organizados. Clasificar la información y actualizar el estado de la tarea son dos acciones importantes para el correcto desarrollo de cualquier labor. Lo que nos permitirá tener todas las herramientas a nuestro alcance y no perder tiempo en preparaciones.
  • Perseverancia. Puede pasar que, en tareas de investigación, nos encontremos con muchos callejones sin salida. No debemos rendirnos ni dejar que nos afecte a nuestro estado de ánimo. Ver esto como un problema, puede derivar en una decisión precipitada. La forma de enfocar estos «callejones sin salida» es pensar que únicamente hemos descubierto cómo no hacerlo. Y esto nos acercará más al camino adecuado para conseguir nuestra meta.

Consejos

Es posible que, si estamos en busca de nuestro primer trabajo, no sepamos por dónde empezar. Tal y como hemos señalado anteriormente, Internet es una muy buena solución y es fácil de manejar. Pero no es la única. Nuestra red de contactos profesionales empieza el primer día de la universidad. Por eso hemos de causar una buena impresión y ser un estudiante aplicado. Si hacemos esos deberes durante nuestra etapa de estudiante, al finalizar nos encontraremos con muchas puertas abiertas. Este es un trabajo que habremos conseguido mucho tiempo atrás. Es uno de los motivos por el cual debemos dar a nuestra formación la seriedad que se merece.

Una de las ventajas de trabajar como biólogo es que puedes desempeñar esta profesión en cualquier parte del mundo. Hay zonas realmente atractivas en los que se necesitan hacer una serie de estudios e investigaciones. Puede que te interese trabajar en Nueva Zelanda, o cualquier otro destino exótico. Para contar con esta opción dentro de tus posibilidades has de tener un nivel de inglés muy alto. Sabiendo otro idioma más será bastante más factible, aunque con el inglés es suficiente. Mientras buscamos trabajo o si ya lo hemos encontrado, podemos inscribirnos a una academia de inglés.

¿Te ha gustado?