¿Estás contento con tu actual puesto de trabajo? ¿Llevas tiempo pensando en un cambio de aires en el apartado laboral? Si últimamente te estás haciendo estas preguntas, puede que sea positivo explorar ciertas opciones. Hoy en día hay mucha variedad, en lo que a empleo se refiere. Esto nos da la posibilidad de analizar el mercado laboral y saber cuáles son nuestras opciones. En este artículo hablaremos de cómo trabajar de cajero y todo lo que necesitas saber. A lo largo de este artículo encontrarás información de cómo buscar empleo y algunos consejos que te pueden servir de ayuda para trabajar en este sector. En el puesto de cajero se necesita tener un perfil concreto y tener un trato de atención al cliente bueno. Los cajeros en una empresa son la parte más importante, ya que se encargan de cobrar y solventar los problemas que pudieran surgir en dicha transacción.

Trabajar de cajero

Como hemos podido llegar a pensar, numerosas empresas necesitan cajeros en su día a día. No es un sector que se reduce únicamente a los supermercados. Negocios como tiendas de ropa, bares, restaurantes y de otros tipos, necesitan personas que se encarguen de cobrar al cliente. Es un momento muy importante, ya que no puede haber ningún tipo de error, ni tampoco hacer esperar a la persona para que pague. La atención ha de ser amable, rápida y eficaz. Si un cliente ya ha consumido el producto, generalmente no se irá sin pagar. Si el proceso conlleva a una experiencia negativa, seguramente no volverá. Por eso es importante prestar un buen servicio en esta fase. Si queremos destacar en nuestro trabajo, hemos de valorar esta idea. Siguiendo esta pauta, seremos excelentes profesionales y todos los clientes querrán pasar por nuestra caja para ser atendidos por nosotros. Es primordial ser profesional.

Instrucciones

Hay varias maneras para conseguir trabajar de cajero. Para ello, necesitaremos cumplir con algunos requisitos y procedimientos. A continuación, hablaremos de todo lo que has de cumplir para hacerte con el puesto y desempeñar un trabajo a la altura de lo esperado.

  1. Curriculum Vitae. Lo primero es tener un curriculum bien redactado en el que detalles tus conocimientos y experiencia profesional No ha de sobrepasar las dos páginas, siendo ideal una página sólo. También podemos escribir un apartado de aficiones para dar a conocer un poco más nuestros gustos y manera de ser. Para completar, podemos escribir una carta de presentación en el que hablemos de nuestra motivación y todo lo que podemos aportar a la empresa, en el caso de que nos contraten. Esta carta no ha de ser superior a una hoja. Esta cara nos sirve para dar una información extra al departamento de recursos humanos encargado del proceso de selección. Es vital, en ambos documentos, no tener faltas de ortografía ni ningún otro tipo de error. Si es necesario, podemos repasar los documentos bien.
  2. Buscar ofertas. Es muy importante saber dónde buscar las ofertas. Según lo que tengas pensado y el sitio en el que te interesaría trabajar, podrás tomar una u otra decisión. Si estás más enfocado a trabajar como cajero en un supermercado, una buena opción es aplicar online en las distintas páginas de los locales y, a la vez, entregar tu curriculum en mano para que quede constancia de tu interés en el puesto.
  3. Otra opción muy válida es darte de alta en los portales web que se encargan de poner en contacto a la gente que busca trabajo con las empresas que están buscando trabajadores. Si tu perfil coincide con el deseado, la empresa se pone en contacto contigo para concertar una entrevista.

Que Necesitas

Requisitos para trabajar de cajero

El requisito esencial que has de tener para trabajar de cajero es tener un muy buen trato con la gente. No sólo con los clientes, sino con los compañeros de trabajo y superiores. Para ello debemos fomentar el trabajo en equipo, tener una actitud positiva y la capacidad de solucionar problemas de una manera rápida. Entrando más en detalles, estas son las características ideales para trabajar de cajero:

  • Atención al cliente. El trato al cliente ha de ser exquisito y siempre con una sonrisa. Hemos de ser educados, dar siempre los buenos días/tardes e intentar ayudar lo máximo posible. En muchas ocasiones podemos estar pasando por un mal momento, pero el cliente no tiene la culpa. Debemos sobreponernos y darle a atención que se merece. Ser siempre positivo y alegre es algo que nos suma muchos puntos de cara al exterior. Si surgen los problemas, reaccionaremos bien y lo solucionaremos a la mayor brevedad posible. Los clientes a la hora de pagar no quieren esperar demasiado y hemos de saber manejar dichos tempos.
  • Cuidado personal. La imagen que damos al exterior, y más aún trabajando en público, es muy importante. Debemos de estar siempre aseados y presentables. Así como llegar puntual al trabajo y no tomarse descansos demasiado largos, ya que perjudicaremos a nuestros compañeros.
  • Organización. La clave para rendir a un buen nivel es tener tu caja y el espacio de trabajo bien organizado. Hay que gestionar los cambios de las monedas para tener suficientes y que nos dure lo esperado. Ser una persona previsora es una característica fundamental para este puesto, ya que también debemos estar atentos al material de trabajo. Contar con la cantidad suficiente es primordial, así como adelantarse a los problemas y solucionarlos antes de que surjan. Esta capacidad se desarrolla con el tiempo.

Consejos

Si conseguimos una entrevista para el puesto de cajero, hay varias fases dentro de la misma que es importante conocer. La primera imagen es la más importante, porque no hay una segunda oportunidad para crearla. Es un punto que debemos cuidar. Por eso, ser puntual nos evitará de muchos problemas. Es muy ilustrador empezando una entrevista pidiendo disculpas por llegar tarde, por lo que es un aspecto a controlar. Lo ideal es estar en el sitio unos quince minutos antes, bien vestido y aseado. Llevaremos el curriculum en mano por si nos lo piden y un bolígrafo en el caso de que necesitemos.

Otra fase de la entrevista es la dinámica grupal. Esta sirve para ver nuestro comportamiento con otras personas y nuestras cualidades para trabajar en equipo. En esta fase debemos estar siempre positivos y con una mentalidad abierta. Se nos plantearan ciertas situaciones o problemas en los que tendremos que dar nuestra opinión. Es recomendable enfocarse en una solución y no atascarse en los problemas, así como de tener un trato bueno con los demás. Estas dinámicas de grupo son muy esclarecedoras y, por lo tanto, no debemos de tomarnos esta fase a broma. Es un proceso eliminatorio.

Si pasamos la dinámica de grupo, seguramente tengamos una entrevista personal más enfocada a preguntas sobre nosotros. En la entrevista, como en las otras fases, es importante mirar a los ojos. Esto demuestra seguridad y confianza en uno mismo. Aquí nos preguntarán más acerca de nuestra experiencia y nuestro punto de vista. A estas alturas, sabremos un poco más de la empresa o nos ha dado tiempo a buscar información, acción recomendable para la entrevista. Puede que la dinámica de grupo y la entrevista no se haga en el mismo día.

Si también estamos buscando otros puestos, puede que nos interese saber cómo trabajar en una cocina.

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.