El transporte público está a la orden del día y cada vez son más las personas que apuestan por este medio para desplazarse, ya sea en tren, taxi, autobús u otros tipos de vehículos que requieran saber cómo conducir un coche. Esta circunstancia provoca que el conductor sea una profesión con una alta demanda laboral, especialmente en las grandes ciudades de España como Barcelona o Madrid, donde el turismo y las actividades de ocio brillan fuertemente por su presencia. Sin embargo, pese a que es una profesión que está bastante bien pagada dentro de la media, su acceso resulta realmente complicado requiriendo una licencia específica y superar algún tipo de pruebas psicotécnicas.

¿Qué es trabajar como conductor?

Trabajar como conductor implica llevar un vehículo, normalmente cargado de personas que utilizan el transporte público, realizando un recorrido durante una serie de horas determinadas. También puede incluir saber cómo llevar una moto. Los conductores pueden estar al mando de trenes, taxis o autobuses, aunque se suelen centrar especialmente en transportes de tipo terrestre. De hecho, a las personas encargadas de llevar un barco se las suele conocer como capitán, mientras que los que llevan un avión se les conoce como pilotos. Por tanto, a los conductores se les excluye de aquellos medios de transporte que no sean terrestres. Sin embargo, además de transportes públicos, los conductores también pueden ser de tipo privado. A buen seguro, que en múltiples películas norteamericanas te has encontrado con la típica despedida de soltero en una limusina en Las Vegas. Los conductores de este tipo de vehículo también van muy demandados, especialmente entre los grandes ejecutivos.

Las condiciones laborales de este tipo de trabajo son realmente variables. A nivel salarial gozan de una buena remuneración, aunque en el caso de los transportes públicos les puede tocar trabajar en fin de semana, incluyendo toda la noche del sábado, como ocurre en el metro de Barcelona o Madrid, aunque cada vez más se está apostando por el transporte automático. De hecho, los conductores parece ser uno de los trabajos que está destinado a desaparecer en un futuro no demasiado lejano gracias a la tecnología que está desarrollando coches y transportes de tipo autónomo.

Además, de los fines de semana, existen pocos días festivos, por no decir ninguno, donde no haya transporte público y, por tanto, la rotación y la posibilidad de trabajar en fin de año o durante el día de Navidad, sin ir más lejos, es altamente probable. Pero, no hay que venirse abajo por estos contratiempos. En el ámbito privado, y especialmente los conductores de bodas, banquetes, eventos o de ejecutivos o altos cargos cuentan con altas propinas y comisiones que pueden darse para todas aquellos profesionales que cumplen bien su trabajo. Por tanto, hablamos de un trabajo que puede considerarse sacrificado pero, sin duda, es realmente reconfortante.

Beneficios de trabajar como conductor

Con todo, trabajar de conductor hoy en día cuenta con enormes beneficios para todos aquellas personas que deciden apostar por este tipo de profesión para desarrollar su carrera profesional. Los más destacados son los siguientes:

  • Un hobbie. Muchas personas consideran que conducir un vehículo es un enorme placer para ellos. Convertir un hobbie en una profesión es el deseo principal de muchos trabajadores y, por tanto, convertirse en conductor puede ser una vía para convertir una fantasía en algo totalmente real y tangible.
  • Trabajar como autónomo. Algunos medios de transporte, especialmente los que están relacionados con el taxi, permiten la posibilidad de trabajar como autónomo. Pese al enorme precio que puede costar una licencia de taxista, la libertad posteriormente es absoluta y, una vez finalizada la carrera, se puede vender de nuevo la licencia para recuperar la inversión.
  • Seguir el fútbol. Pueden existir numerosas personas que les guste ver el fútbol. Muchas veces, el trabajo es un impedimento para seguir a nuestro equipo. A través de la radio en un taxi o de contar con un televisor en el autobús se puede seguir con todo detalle lo que ocurra en el terreno de juego.
  • Posibilidad de ser funcionario. Los transportes públicos contratan a su personal en régimen de funcionario, con todas las ventajas horarias y de adaptabilidad que ello conlleva. Por tanto, si eres capaz de entrar en esta red también contarás con algunas ventajas añadidas.

Cómo trabajar como conductor

Otro de los puntos positivos de ser conductor es la gran capacidad de maniobra con la que cuentan los profesionales para hacerse un sitio en este gremio. Existen múltiples vehículos y, por tanto, muchas posibilidades de acabar recalando en alguna de estas posiciones. Incluso, dentro del mismo gremio encontramos varias opciones a tener en cuenta. Por ejemplo, pongamos por caso que queremos ser conductores de autobús. Dentro de este vehículo tendremos la opción de escoger entre dos posibilidades diferentes: la de autobuses de tipo local y los de larga distancia. El primer paso es obvio: Disponer del permiso de conducción de autobuses, que en el nuevo carnet europeo, se conoce como el permiso D. Deberemos superar un test teórico y práctico con éxito para poder contar con este. A partir de aquí, el sueldo medio de un conductor de este tipo ronda los 1.500 euros, aunque en algunos casos se puede llegar a los 2000 euros. Obviamente, en otros países como Estados Unidos piden otro tipo de licencia.

Además de necesitar los permisos necesarios para ejercer este tipo de profesión a nuestra disposición también contamos con múltiples empresas que ofrecen servicios para personas que quieren ser conductoras. A nivel de autobuses, ALSA es una de las principales redes de buses de nuestro país y donde las condiciones de trabajo son mejores. A nivel histórico, SAMAR cuenta con 85 años a sus espaldas dedicándose al transporte por carretera y, por tanto, es una de las mejores opciones de rentabilidad y seguridad laboral en la que ejercer una profesión como la de conductor. Desde un punto de vista más académico y formativo, CETRALSA ofrece cursos centrados en transporte y logística. El grupo AVANZA cuenta con la particularidad que integra diferentes tipos de transporte, ya sea a nivel urbano, por carretera entre poblaciones así como de larga distancia. Es una de las pocas empresas españolas que ofrece este tipo de servicio integrado satisfaciendo diferentes necesidades. Además del autobús, numerosas empresas demandan también conductores de limusinas y de otros tipos de vehículos que son realmente necesarios en eventos de alto standing. Requiere un perfil más formal y preparando para servir en este tipo de citas cumpliendo con el protocolo establecido para ello.

Más allá del dinero que se puede llegar a ganar a final de mes, que como en todo trabajo es importante, el empleo de conductor es realmente muy vocacional. Como hemos comentado anteriormente existen muchos compromisos que debe cumplir un trabajador de este tipo incluyendo trabajar en fines de semana o en días festivos. Además, también es un tipo de trabajo que requiere adquirir cierta responsabilidad. Llevamos a muchas personas dentro de un vehículo y cualquier error puede ser fatal para todos ellos. Por esta razón, si queremos dedicarnos a conductor deberemos labrar un largo camino para poder tener la capacidad de ejercer dicha profesión y, posteriormente, renunciar a muchas cosas importantes para ejercer esta profesión. En este sentido, antes de decidir dedicarnos a ser conductor es importante pensarlo bien dos veces porque una carrera en esta profesión requiere una gran dosis de sacrifico y dedicación.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.