¿Has pensado alguna vez en trabajar en recepción? ¿Crees que es un trabajo que se adapta a ti? Si se te ha pasado esa idea por la cabeza, pero no sabes por dónde empezar para trabajar de recepcionista, aquí podrás encontrar más información. En este artículo hablaremos de cómo trabajar de recepcionista y de todo lo que necesitas saber. Puede que no hayas insistido o desarrollado la idea porque pienses que no tienes posibilidades o no tienes tiempo de informarte. Es un problema de fácil solución que podrás obtener leyendo el texto. No es un trabajo fácil y se necesita cumplir con varios requisitos, pero puede ser un trabajo muy gratificante.

labor de recepcionista

Trabajar de recepcionista

La recepción es la puerta principal de todo negocio o local y, por ello, la más importante. Una mala recepción puede hacer dar media vuelta a la persona con un posible interés y que hable mal de nosotros. Por el contrario, una buena bienvenida puede afianzar a esa persona como cliente y que nos recomiende a más personas. Es esta razón la que hace que el puesto de recepcionista tenga gran valor dentro de la empresa y, a la vez, una gran exigencia.
Normalmente, dentro de las tareas de recepción, suelen estar la atención al cliente, ya sea vía telefónica o en persona. También la coordinación de agenda, concertando las citas y controlando el calendario.

Si, por ejemplo, estamos trabajando en una consulta, es muy importante esta labor. Serás la persona encargada de rellenar los huecos en la agenda del médico y solucionar los inconvenientes que vayan surgiendo. En lo que se refiere a las citas, por diversas razones, no siempre se cumplen o se llega puntual. Nuestra labor es que estos problemas no provoquen otros y solucionarlos a la mayor brevedad posible, en aras de dar buen servicio..

Instrucciones

Para desempeñar el trabajo en recepción, normalmente, piden tener cierta formación. Es un trabajo muy delicado para el que la persona que sea contratada tiene que rendir a la altura de lo deseado. Dicha formación no es expresamente obligatoria, ya que si muestras ciertas aptitudes puede que seas el candidato perfecto para el puesto. A lo largo de este texto nos adentraremos en los requisitos que has de cumplir y qué hacer para tener más posibilidades de éxito.

  1. Lo más importante, para que podamos realizar bien nuestro trabajo, es saber las funciones de una persona que trabaja como recepcionista. No se trata sólo de atender a las personas según vayan entrando al negocio, también hemos de hacer otras tareas igual de importantes.
  2. Organizar el día. La agenda es el elemento más importante para trabajar como recepcionista. Hemos de tener una agenda ordenada y en constante comprobación. Sin esta tarea, un negocio o consulta no sale hacia delante, ya que entraría en un caos difícil de gestionar. Por ello, es primordial tener la agenda bien clara y revisarla a cada momento, estando a alerta de posibles cambios o inconvenientes. Hay muchos clientes que cancelan, cambian la cita o llegan tarde. Hemos de saber sobreponernos a estas situaciones y buscar una solución rápida para solventar el problema.
  3. La imagen. Una buena presencia, cánones de belleza aparte, es importante. Has de tener un aspecto aseado, con una ropa formal y presentable. Estando en atención al cliente, dependerás enteramente de tu imagen. Es importante cuidarla, así como los detalles. También es fundamental estar en tu puesto de trabajo a la hora requerida y tener una buena actitud. No se debe infravalorar el poder de una sonrisa y una mirada cómplice. Esto nos facilitará mucho los problemas que nos puedan surgir en distintas áreas

Que Necesitas

Si realmente queremos trabajar como recepcionista, es aconsejable hacer un curso especializado que nos proporcione los conocimientos necesarios para trabajar. Con esta formación podremos manejar los programas necesarios que nos harán falta en el día a día y que nos facilitarán la tarea. Estos conocimientos harán que rindamos más eficientemente y tengamos un margen de maniobra más amplio, a la vez que acelera nuestra respuesta. No has de preocuparte por no estar familiarizado con estos programas, ya que son fáciles de manejar. La práctica continua hará que, a corto plazo, te desenvuelvas con total naturalidad y le saques el máximo provecho.

  • La forma de hablar. Es una característica que define a un gran recepcionista; la manera de expresarnos. Si tenemos una voz que no sea brusca y una pronunciación buena, el trabajo será mucho más fácil. También se ha de vigilar la manera en la que hablamos, ya que una palabra de más, o con el tono equivocado, puede crearnos muchos problemas. Una voz y un diálogo conciliador siempre es la mejor solución ante cualquier situación. Esto es algo que es recomendable tener en cuenta e interiorizarlo.
  • Espacio de trabajo. Como hemos dicho antes, la imagen de cara al público es muy importante. Tener un espacio de trabajo ordenado y visualmente limpio, es primordial. Esto nos ayudará a ser más eficientes y no perder el tiempo buscando documentos ni tener objetos que nos interrumpan o dificulten nuestra tarea. También es positivo de cara a la gente, ya que verán un espacio de trabajo limpio y estarás dando la imagen de una persona ordenada.
  • Si la gente ve que estás pasando por un momento de agobio, sabrán que no llevas el control. Es importante no dar esa imagen, ya que provoca la inseguridad y la desesperación del cliente o próximos clientes.
trabajar como recepcionista

Consejos

Para encontrar trabajo como recepcionista puedes optar por varias vías iguales de buenas. Tanto como los portales web que dan el servicio a las empresas para publicar sus ofertas de trabajo, como entregando el curriculum en persona. No es un puesto en el que suelan poner “se necesita recepcionista” en la entrada, por lo que has de buscar en Internet. Dichos portales web te dan la opción de registrarte, subir tu curriculum y enviarlo a las empresas que quieras. Es una opción muy buena y directa para contactar con ellos y concertar una entrevista. Si sabemos cómo escribir un correo electrónico para solicitar empleo, también es una buena opción que nos permitirá optar al trabajo.

Puede que conozcamos a alguien, o algún conocido de un amigo, que esté buscando recepcionista. Por ello es importante estar atentos a las posibles oportunidades. Es una buena manera de buscar empleo. Conseguir un trabajo puede ser tan sencillo como saber escuchar. En el momento que lleguen a nuestros oídos una posible oferta de trabajo, podemos “tirar de contactos” y postular para dicho puesto. La ventaja de ir mediante un referido es que contamos con un poco más de confianza por parte del empleador. Es un factor muy importante, ya que, si confía en nosotros, tendrá más paciencia.

Si en la recepción, contamos con más compañeros, hemos de saber cómo fomentar el trabajo en equipo. Es una característica muy importante para que todo funcione como es debido en una empresa. Cohabitar con un compañero de trabajo puede no ser siempre todo lo fácil que se desearía, pero podemos hacerlo posible. Se trata de adaptarse el uno al otro y encontrar la manera para que se vaya en una misma dirección, ya que lo importante es la empresa. Esta mentalidad es necesaria para llevarnos bien.

 

¿Te ha gustado?