La salud es uno de los factores más importantes para todas las personas para llevar a cabo un estilo de vida saludable. Sin embargo, en algunas ocasiones caemos enfermos y, por tanto, debemos guardar reposo hasta recuperarnos. Una de las formas de acelerar este proceso de recuperación y volver a nuestra vida normal lo antes posible es mediante los antibióticos necesarios. Por esta razón, acudimos la farmacia a comprar lo que necesitemos para llegar a curarnos.

No obstante, la ciencia avanza y, además, lo hace a gran velocidad. Se llevan a cabo nuevos medicamentos que necesitan ser conocidos para no quedarnos estancados. Por ello, la figura del visitador médico es realmente importante para llevara cabo esta tarea con éxito y, además, un buena forma de ganar dinero.

¿Qué es el visitador médico?

El visitador médico es un profesional propio de las industrias farmacéuticas que se encarga de difundir la información de los nuevos medicamentos que salen al mercado. En este sentido, dentro de una gran compañía, existe un gremio que es el de los visitadores médicos. A cada uno de ellos, se le asignan un conjunto de medicinas que son novedades dentro de las farmacias. No obstante, este desconocimiento puede provocar que los clientes no se interesan por ellos. Por esta razón, la industria farmacéutica necesita a alguien que tenga conocimiento de causa sobre lo que contienen dichos medicamentos y pueda ser un signo de confianza para los potenciales clientes que quieran adquirir dichos productos.

En pocas palabras, un visitador médico vendría a ser un comercial de este tipo de gremio. Pese a todo, es necesario tener en cuenta varios aspectos a considerar para cualquier persona que tenga la proyección de ejercer dicha profesión. Por un lado, es un profesional que cuenta con los conocimientos técnicos necesarios para saber de lo que habla. No es alguien que se aprende un discurso y lo pone en práctica. De hecho, es todo lo contrario ya que antes de ser visitador médico se debe ser farmacéutico prácticamente. Los productos que se le son asignados son algo de lo que debe dominar y ser capaz de responder cualquier duda que pueda tener tanto el dueño de una farmacia como el cliente final.

Hablamos de cliente final como los profesionales de la medicina. Un visitador médico nunca venderá productos a cualquier persona, sino solo asociaciones profesionales del tipo farmacéutico o médicos que pueden ejercer su profesión de forma autónoma. De ahí, la importancia de estar correctamente informado de todo lo necesario sobre los productos que está vendiendo. Su target son profesionales del sector con altos conocimientos de la medicina. Ellos serán capaces de detectar cualquier tipo de error o fricción que pueda tener el discurso que está comunicando. Debe ser también un buen relaciones públicas ya que debe tener capacidad de comunicación y convencimiento para acabar consiguiendo objetivos de venta.

Por ello, podríamos decir que el visitador médico ideal es aquella persona que posee altos conocimientos del mundo médico, y por tanto, es capaz de desenvolverse con creces en el ámbito médico hablando con una terminología realmente especializada sin ningún tipo de problema. Conoce en profundidad todo aquello que está vendiendo y, por tanto, puede resolver dudas y preguntas de sus posibles compradores. Y, además, lo combina con las habilidades típicas de cualquier comercial. La buena presencia es algo fundamental ya que el tipo de cliente es de un nivel normalmente alto. De esta forma, debes ser capaz de vestir bien, sonreír y conseguir que el discurso cale entre tus clientes. Esta es la mejor manera de acabar logrando tus objetivos de venta sin problemas.

Beneficios de trabajar de visitador médico

Con todo, acabar eligiendo la opción de trabajar como visitador médico tiene enormes beneficios para todas aquellas opciones que eligen este tipo de profesión. Algunos de los más destacados son:

  • Trabajo con futuro. El mundo de la farmacia evoluciona y cada vez cobra una mayor importancia dentro de la sociedad actual. Por esta razón, ser visitador médico nos asegura encontrar trabajo este año y en las próximas décadas sin ningún tipo de problema.
  • Conocer a mucha gente. Además, permite conocer a muchas personas diferentes. El trabajo de comercial, sea el sector que sea, exige disponer de numerosos contactos y eso te lleva a establecer vínculos y relaciones con muchas personas que pueden sernos útiles en el futuro.
  • Altos conocimientos de medicina. Uno de los grandes beneficios del visitador médico es tener la potestad de contar con muchos conocimientos del mundo médico. Esto, para nuestra salud y la de nuestro entorno, es realmente importante porque podemos ayudarles en caso de necesidad.
  • Bien pagado. Si eres bueno en tu trabajo tendrás tu recompensa. En muchos trabajos, el empleo ocupa mucho tiempo pero no está bien reportado. No es el caso del visitador médico, que tiene gran parte de su sueldo a base de comisiones y un variable por objetivos.

Cómo trabajar de visitador médico

Una vez conoces el trabajo de visitador médico puede que te haya apasionado y hayas visto que este es tu gremio. Por ello, ahora vamos a explicarte cómo debes hacerlo si quieres optar a trabajar en esta profesión. Lo primero que debes saber es que existen múltiples formas de ejercer este tipo de empleo. Inicialmente, debes detectar las principales farmacéuticas que existen en nuestro país, tales como Roche o Pharma, entre otras. Algunos visitadores médicos trabajan exclusivamente para alguna de ellas vendiendo sus productos a las farmacéuticas y a los diferentes profesionales de la medicina. No obstante, no debes pasar por alto que también puedes trabajar para varias de forma autónoma.

Antes de buscar empleo, ya sea como autónomo o con contrato estable con alguna de estas farmacéuticas, debes preparar el terreno. Es un trabajo muy bien pagado y, por tanto, debes demostrar que vales para ello. Obviamente, en los procesos de selección te pedirán que cuentes con conocimientos del mundo farmacéutico y médico. Sin este requisito es imposible poder dedicarte a este tipo de empleo. Una vez puesto en escena, y aprendido lo que necesitas saber, intenta establecer algunos contactos que puedas aportar cuando buscas empleo. En este tipo de sectores es realmente importante aportar un valor diferencial respecto a tus competidores. Por ello, si ya demuestras tener ciertos contactos con los que puedes establecer vínculos de venta, la empresa te tomará en consideración antes que a otros. Por esta razón, antes de buscar trabajo, importante preparar bien el terreno.

Una vez tengamos los conocimientos necesarios y algunos contactos que puedan resultar interesantes, es el momento de empezar a buscar trabajo. Si queremos hacerlo para una farmacéutica en exclusiva, una de las mejores opciones que tenemos es acudir a los sitios web de búsqueda de empleo tales como LinkedIn o Infojobs, o ponernos en contacto directamente a través del departamento de recursos humanos de la propia empresa. Podemos encontrar algún correo de contacto en alguna de sus páginas web o el número de teléfono. Si queremos hacerlo de forma autónoma, el sistema tampoco varía demasiado. Basta con seguir el mismo procedimiento explicando que ofrecemos nuestros servicios de forma autónoma y empezar a vender productos farmacéuticos. Sin duda, el visitador médico es uno de los trabajos con mayor proyección en el futuro que podemos encontrar. Además, tener un amigo de este tipo te dará precios más razonables y será una forma de ahorrar.

¿Te ha gustado?