Contenido del Artículo

Si eres alguien al que le gustaría percibir ingresos extra desde la comodidad de su hogar, trabajar desde casa empacando productos es tu oportunidad para lograrlo. En España, muchas empresas pequeñas necesitan gente que pueda empacar sus productos y enviárselos a sus destinatarios de forma segura. Ahí es donde entras tú. Podrás ser parte de estas empresas y recibir así un dinero extra que puede ser de mucha ayuda.

Esto consiste en lo siguiente: una empresa te enviará un producto y tú te encargarás de empacarlo correctamente. Estos productos pueden ser juguetes, canicas, bolsos, herramientas, u otros. Luego de que recibas el producto, lo enviarás al destinatario que te hayan indicado. ¡Y listo! La empresa se encargará de pagarte a final de mes una suma por cada producto empaquetado.

Empacar productos no es igual que empacar para viajar. Cada día son más personas las que deciden trabajar desde casa empacando productos para percibir algo de dinero extra. En Madrid y Barcelona hay una gran variedad de empresas que requieren de estas personas, así que, si te interesa, esta puede ser tu gran oportunidad.

La mayoría de las empresas hacen esto para envíos a otras ciudades o países. O sea, si vives en León, no puedes buscar una empresa de Barcelona; pues lo que a ellas les interesa es que residas en el lugar donde tengan sus oficinas. Tú serás el medio que utilicen para empacar el producto y enviarlo a su destino final. Por esto no puedes estar muy lejos de la empresa.

empacando

Para ganar dinero empacando productos desde casa no es necesario contar con experiencia. De hecho, no son necesarios muchos requisitos. El mayor requisito es tener la mayoría de edad y un poco de tiempo libre.

Si este trabajo te interesa y crees que cumples con el perfil para poder hacerlo, sigue leyendo. Te indicaremos a más profundidad en qué consiste. Verás que es posible trabajar desde casa empacando.

Instrucciones

  1. Una vez que hayas decidido trabajar desde casa empacando productos, verás que no es una faena de mayores complicaciones. Lo importante es saber empacar cada cosa de la manera correcta.
  2. La manera en que empaques el producto es importantísima y no debe tener ningún error. Recuerda que estás empacando el producto para protegerlo de cualquier daño. Por eso debes asegurarte de que se mantendrá inmóvil una vez empacado, así como proporcionarle amortiguamiento.
  3. Primero que todo, la empresa te enviará el producto a la puerta de tu casa. Algunas empresas, además, te dan la opción de ensamblar el producto, pero son sólo algunas y sólo si tú quieres. Claro está, esto representaría un incremento del pago total.
  4. Quizás la empresa te envíe una guía sobre como empacar el producto, pero también es posible que no lo haga. Por eso, aquí te dejamos algunas indicaciones para que no te sientas perdido al momento de empacar.
  5. Primero, debes buscar todo lo que necesitas para empezar a empacar. Más arriba te dejamos una lista de los materiales necesarios. Sólo cuando ya estén todos ordenados y a la mano, podrás empezar.
  6. Una vez tengas el producto debes analizar si este es frágil o resistente. Si el producto es pequeño o frágil, deberás hacer una relación entre su tamaño y el tamaño de la caja donde lo enviarás. Con esto en mente, envuelve el producto en el plástico de burbujas hasta alcanzar el tamaño total de la caja. Acto seguido, vas a tomar una caja un poco más grande y rellena los espacios con plástico de burbujas. Introduce la primera caja, y sella.
  7. Si por el contrario es un objeto grande o resistente, sólo tienes que buscar la caja ideal según el tamaño y chips de relleno. Introduce chips de relleno hasta la mitad, o los que te parezcan necesarios, y pon el producto. Luego, termina de llenar la caja con los chips, cierra y sella.
  8. En caso de que lo que tengas que empacar sea comida, debes tener en cuenta el tipo de alimento que es y como lo va a afectar la temperatura. No es probable que tengas que hacer algo muy complejo, como un empaque al vacío, sino cosas más sencillas.
  9. Los enlatados siguen el procedimiento anterior para objetos resistentes, al igual que los alimentos que vienen en un empaque propio. No te preocupes, no te enviarán nada muy difícil de empacar. En caso de que lo hagan, te enviarán también instrucciones para hacerlo correctamente.
  10. Para sellar correctamente tus cajas, puedes utilizar el “método H”. Este método consiste en poner la cinta para embalar en todas las uniones de la caja, siguiendo la forma de una H. O sea, en las uniones laterales y en la parte central, donde se encuentran las dos tapas. Si tu caja es de formas irregulares, no te pongas nervioso, sólo asegúrate de poner cinta en todas las uniones.
  11. En caso de que empaques cosas que necesiten contenedores especiales (como en forma de tubo, por ejemplo), el procedimiento no difiere mucho.
  12. ¡No olvides las etiquetas! Es importante que ponga las etiquetas de “frágil”, “cobro a destino”, o cualquier otra si es necesario. Las etiquetas necesarias serán proporcionadas por la empresa.
  13. Si tienes que empacar más de un producto en la misma caja, lo ideal es que los envuelvas todos individualmente. Puedes utilizar aparte separadores de cartón para evitar que se muevan o desplacen durante el viaje. Puedes poner los separadores entre los productos o en las esquinas de la caja.
  14. Una vez que el producto esté empaquetado, viene la parte del etiquetado. Debes identificar al producto y poner una serie de datos importantes para el envío, que serán proporcionados por la empresa. Generalmente, debes indicar el nombre y dirección del destinatario, así como el nombre de la empresa. Repetimos, si hay alguna variante, serán datos proporcionados por la empresa. Esto va comúnmente en la planilla que te proporciona la empresa de envíos.
  15. Cuando tus paquetes estén verdaderamente listos; empaquetados, etiquetados e identificados, podrás enviarlos. La empresa de envío te la indicará tu jefe, y con ello sabrás el proceso que debes seguir. La mayoría de las cadenas españolas envían a alguien a tu casa a buscar el paquete. Lo máximo que tú tendrás que hacer será descargar la planilla necesaria y llenarla.
  16. ¡Y listo! Ahora podrás esperar otra asignación o esperar tu cheque al final de mes. El proceso de empaque toma máximo unas 3 horas, por lo que no te quita mucho tiempo. Si sigues todas las indicaciones que te dimos al pie de la letra, ganarás agilidad y podrás hacerlo en menos tiempo. Puedes ver que trabajar desde casa empacando productos es algo verdaderamente rentable y sencillo de hacer.

Que Necesitas

empacando

Si quieres trabajar desde casa empacando productos, debes conocer los materiales necesarios para ello. Los materiales que necesites dependerán mucho del producto que vayas a empacar. Objetos frágiles necesitarán más materiales que objetos resistentes, igual que los productos de mayor o menor tamaño. Entre los materiales que necesitarás, se encuentran:

  • Cinta para embalar. ¡Es imprescindible! La necesitarás para sellar las cajas donde viajarán los productos. Nunca debe faltarte.
  • Cajas de cartón acordes al tamaño del producto. Las cajas de cartón encerado son una mejor opción que las comunes. Las de cartón encerado son más resistentes y el producto estará más seguro si es apilado durante el viaje.
  • Algunos objetos son lo suficientemente pequeños para caber en sobres en vez de cajas. Un CD, por ejemplo, puede viajar perfectamente en un sobre, y será quizás más seguro.
  • Plástico de burbujas. Esto es más que todo para los productos frágiles, sin embargo, puedes utilizarlo incluso en los más resistentes. Así viajarán con más seguridad, y es mejor prevenir que lamentar. Recuerda que, si el producto sufre algún daño durante el envío, te lo cobrarán a ti, ten eso en cuenta.
  • Material de espuma o espuma de poliuretano. Cumple una función parecida al plástico de burbujas, evita que el producto sufra daños durante el viaje.
  • Chips de relleno. Como lo indica su nombre, son para rellenar el espacio de la caja y evitar que el contenido se desplace. Si no te suena, son las bolitas que ves en las películas cuando la gente abre cajas o recibe empaques.
  • Separadores de cartón. Puedes hacerlos tú mismo con un cartón resistente o comprarlos hechos. Se utilizan cuando se empaca más de un producto y estos son pesados o circulares. Evitan el desplazamiento del producto.
  • Para poder cortar y distribuir mejor el plástico de burbuja o cualquier otro envoltorio que vayas a usar.

Consejos

Como ves, ganar dinero empacando productos desde casa es posible y sencillo, pero hay un par de cosas que debes saber. Como todo, lleva sus retos y desafíos. Sigue leyendo para algunos consejos para tener en cuenta.

  1. Investiga a la empresa que te contrate. En todo trabajo desde casa hay un riesgo de fraude, esta es una triste verdad. Trabajar empacando desde casa no es una excepción, por lo que siempre debes estar alerta. Una búsqueda en Google deberá poder darte información sobre la empresa, si no encuentras nada, es posiblemente una mala señal.
  2. Ten mucho cuidado al momento de empacar. Como te decimos arriba, si el producto sufre algún daño, será responsabilidad tuya, así que debes asegurarte siempre de que todo esté como debe estar.
  3. Asegúrate de que el producto no se mueva. Es de vital importancia que el producto quede totalmente inmóvil una vez que esté en la caja o contenedor. De lo contrario, puede sufrir golpes o daños irreparables durante el envío.
  4. Usa empresas de correo de confianza. Generalmente, la empresa te va a indicar el medio por el cual enviarás el producto. En caso de que no lo haga, siempre elige empresas en las que confías y sabes que son de calidad. No podemos dejar de reiterar que si algo le pasa al producto va a ser tu responsabilidad. La idea es que ganes dinero, no que pierdas.
  5. El papel de burbujas es tu mejor amigo. O el material de goma, o chips de relleno, según sea el caso. Nunca es demasiado para que uses, pues mientras más lo hagas, más seguro irá el producto.
  6. Reserva tiempo para hacerlo. Empacar lleva su tiempo. No pretendas querer hacer todo a las carreras o podrías tener accidentes. Reserva unos días a la semana o unas horas al día para sentarte a empacar los productos que recibas.
  7. Si bien el empacar cosas no es ninguna ciencia, sí se necesita práctica para hacerlo lo mejor posible. Si puedes, práctica empacando cosas tuyas antes de que te hagan pedidos, e intenta hacerlo tan perfectamente como lo harías si te pagaran por ello. Lo más importante de trabajar desde casa empacando productos, o de cualquier trabajo, es hacer las cosas bien.
  8. Sé pulcro, ordenado y perfeccionista. Recuerda que te están pagando por los productos que estás empacando desde casa. Por lo tanto, debes tener mucho cuidado con la manera en que haces las cosas. No envuelvas, pegues o cortes como lo haría un niño. Ten presente que todo siempre puede hacerse mejor.

empacando

Ahora si estás más que listo para empezar a ganar dinero empacando desde casa. Recuerda que todo es posible siempre y cuando le pongas el empeño y el compromiso necesario. Estamos seguros de que podrás hacer esto perfectamente, y más aún si sigues nuestras instrucciones al pie de la letra. ¡Mucha suerte empacando tus productos, y hasta la próxima!

¿Te ha gustado?
114 usuarios han opinado y a un 98,25% le ha gustado.