Cuando hablamos de vigilantes de seguridad privada, estamos refiriéndonos a profesionales que se encargan por velar por toda la seguridad y de la custodia por supuesto, de las personas, así como de los bienes de tipo material. La empresa o la organización le confían, como su nombre lo indica, toda la vigilancia. Si te interesa el tema de Cómo trabajar de vigilante de seguridad, continúa con la lectura de las siguientes líneas.

Por lo tanto, cuando se es un vigilante de este tipo, se tiene como implicación contribuir de una forma activa con la seguridad pública que nos proporcionan también las fuerzas para la seguridad que tiene el Estado, siempre se deberá cooperar con todo lo que se necesite y constantemente se debe estar dispuesto a cualquier situación que lo requiera.

Si se quiere ser un vigilante de seguridad hay que estar consciente de que esto incluye poder desempeñarse y llevar a cabo varias actividades que están implicadas con el tema de la protección y la vigilancia de los bienes materiales, residencias, establecimientos de tipo comercial y muchas veces eventos, ya sea privados o públicos y claro está, de todas las personas que se puedan encontrar dentro de lo anteriormente descrito.

Este artículo también te puede interesar: Cómo trabajar en Prosegur

Cuando estos vigilantes se convierten en guardas jurados, hoy de seguridad, tienen que hacer diferentes registros, comprobaciones y prevenciones que sean necesarios para poder tener un desempeño correcto de las obligaciones y evitando de este modo que haya una ejecución de algún acto delictivo o una infracción administrativa relacionada con los ámbitos de protección.

Adicionalmente y como ya se mencionó, un guarda de seguridad tiene entre sus deberes el de colaborar con el Estado, debe detener y luego poner a disposición de la fuerza pública de seguridad a los delincuentes y a los instrumentos usados, también hacer la respectiva denuncia a quienes hayan cometido alguna infracción administrativa dentro de su perímetro de protección. Después de describir lo que es un vigilante de seguridad y lo que hay que tener claro, ya hablaremos de los requisitos que se necesitan para poder cumplir esta labor y poderse convertir en una persona que hace este oficio.

Qué se debe hacer para trabajar como vigilante de seguridad

Lo primero que se debe hacer es informarse bien y leer el reglamento de la seguridad privada, especialmente los artículos 53 y 54 ya que allí se encontrarán cuáles son los requisitos para poder ser un vigilante de seguridad. Si  cuentas con estos requisitos lee los procedimientos que debes llevar a cabo para que puedas ejercer este oficio de forma profesional. Así que si te has planteado esto, pero no sabes a ciencia cierta qué es lo que necesitas, no dejes de leer los siguientes párrafos que traemos para ti.

Cómo puedo ser vigilante de seguridad

Lo primero que deberás hacer para poder ejercer esta profesión es la realización y aprobación de un curso homologado, allí se tratarán una serie de conocimientos y competencias que han sido establecidos por el Ministerio del Interior. Este curso dura 180 horas lectivas, de éstas por lo menos la mitad hay que hacerlas de modo presencial.

También se requerirán sesiones especializadas para poder preparar al vigilante físicamente, entre lo que se encuentra por ejemplo prácticas de disparo y tiro y por supuesto defensa personal. Es importante para esto poder buscar algún centro que ya haya sido acreditado por el Ministerio de Interior (en donde se encuentra la Dirección General de Policía, la Secretaría de la Seguridad y la Guardia Civil).

Una vez tengas toda esta formación y ya hayas cumplido con los requisitos para convertirse en vigilante, como lo dispone el reglamento para la Seguridad Privada y después de hacer el curso, pasarás de estudiante a obtener tu título oficial y a la homologación correspondiente que te permitirán seguir con el otro paso para poder acreditarte como un vigilante.

Las pruebas

El procedo que debes seguir después de que ya tengas tu diploma es ir a presentar unas pruebas las cuales las convoca la Secretaria del Estado de Seguridad, después de esto podrás obtener la TIP, la cual es Tarjeta Identidad Profesional. Para que puedas presentar estas pruebas, como ya lo mencionamos, debes tener tu título ya homologado, también deberás conseguir un certificado médico que sea oficial y cumplir con los artículos que mencionamos anteriormente que están escritos en Reglamento para la Seguridad Privada.

Deberás entonces hacer las pruebas para poder obtener tu TIP, estas se dividen en dos:

Parte primera

Estas son pruebas físicas, entre lo que encontrarás lo siguiente: lanzamiento de un balón medicinal, flexiones de estómago, salto de 400 mt y vertical. Debes alcanzar unas mínimas marcas, pero esto dependerá de la edad que se tenga y el sexo.

Parte segunda

Esta parte de la prueba es escrita, la cual incluye un total de ochenta preguntas y dan un tiempo estimado de cincuenta minutos para poder realizarlo. Se debe sacar como mínimo 5 en una nota sobre 10.

Inscripción de registro

Si pasas de forma satisfactoria las pruebas, lo siguiente que tienes que hacer es la respectiva inscripción en el Registro Nacional de la Seguridad Privada. Este requisito es esencial y muy importante para poder ser un vigilante ya que de esta manera, si consigues la acreditación, ya podrás ejercer este oficio de forma profesional en cualquier parte del país.

Es importante recalcar que hay una normativa que exige que la TIP sea actualizada cada año, y para esto se puede proceder a hacer un curso para actualizar la TIP o uno de especialización, el primero se puede realizar en transportes de seguridad, un centro comercial, entre otros. Por su parte la formación de especialización debe hacerse presencial.

Cuando hablamos de especializaciones dentro de la seguridad privada, podemos hablar de dos modalidades por lo cual el procedimiento puede variar, tenemos el escolta privado y el vigilante de explosivos. La formación incluirá aspectos específicos del área y las pruebas a realizar para la obtención de la TIP, también tendrán ejercicios que serán específicos según la temática.

Estudios de seguridad privada

Ya has leído cuáles son los requisitos para convertirte en vigilante de seguridad, según las normativas. Es bueno que sepas que hay otras acciones de tipo formativo que actualmente se ofertan, las cuales complementan al título que puedes sacar como vigilante de seguridad. Este tipo de cursos se orientan especialmente a los que se encuentran ya habilitados para ejercer el oficio de Vigilante, pero también para todos los alumnos o desempleados que tienen interés de estudiar algo relacionado con el campo de la seguridad y están en busca de este tipo de formación para mejorar las posibilidades de poder superar las pruebas que se realizan para obtener la TIP. A continuación describiremos las alternativas a estos cursos.

Una formación que complementa el título de vigilante

Como su nombre lo indica es una formación que está orientada hacia aquellas personas que cumplen con todos los requisitos para ser vigilante y que además ya tienen su acreditación con la TIP, pero tienen un interés en aumentar sus conocimientos en algún área específica o especializarse en algún servicio dentro de esta área. Existen varias alternativas entre las que podemos destacar las siguientes:

Curso con instructivo canino en operaciones de la protección del Civil y de la seguridad. El vigilante obtendría este certificado y se capacitaría para emplear unidades de caninos para el servicio de la seguridad como por ejemplo salvar personas, rescate o la búsqueda de alguna sustancia.

Curso Perito Judicial: quien estudie esto contará con el conocimiento y será habilitado para poder ejercer de forma profesional como perito en tribunales y juzgados en todo el territorio nacional. Quien reciba este título podrá  pertenecer a APEJURE, que es una asociación de profesionales muy relevante en el país dentro del ámbito de este tema, lo que permite de esta manera recibir diversas acreditaciones como perito.

MBA: también es posible hacer estudios avanzados de MBA.

La formación específica de la Seguridad Privada

Esta formación consta de los cursos para una renovación o una actualización de la TIP o para aquellos que quieren conocer más en detalle y formarse para saber cómo ser un vigilante de seguridad en algunos servicios determinados. Estos cursos los tiene regulados la secretaría de Estado para la Seguridad, exactamente en la resolución del doce de noviembre de 2012, el cual dice claramente que como norma estos cursos deben hacerse de manera presencial. Como ejemplos de estos cursos tenemos los siguientes: vigilancia en puertos, vigilancia en un centro comercial, vigilancia en patrimonios artísticos e históricos, vigilancia en espectáculos que seas públicos, vigilancia en eventos de tipo deportivo, vigilancia en transportes especializados en seguridad, vigilancia en los hospitales, entre otros.

Conclusión

Aunque hay pasos que se deben seguir y cumplir para trabajar como vigilante de seguridad, es algo a los que muchos pueden acceder si se encuentran físicamente bien y se tienen ganas de dedicarse a proteger el orden y la ley. Sin duda hay mucha demanda para este trabajo ya que en la mayoría de lugares necesitan estos profesionales.

El trabajo del vigilante de seguridad lo podemos resumir en una palabra que es la siguiente: “Proteger” ya sea a la gente, los establecimientos, los furgones, los eventos, entre otros.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.