Conseguir trabajo en Lima Perú no siempre es sencillo. En las capitales abundan las personas que vienen de otros lugares en busca de trabajo y muchas veces hay tanta demanda para cualquier puesto laboral, que resulta difícil conseguir un buen puesto. A eso hay que sumarle las dificultades para escalar puestos laborales o para quedar en uno. Tan sólo hacer entrevistas de trabajo puede ser algo realmente agotador y difícil para algunas personas.

Cada vez resulta más difícil conseguir trabajo en Lima, sobre todo para personas que no son de la capital, que son jóvenes o que son muy mayores, pues, queramos o no, en general a las personas jóvenes y muy mayores pocas veces se les contrata en puestos con un buen salario en relación jornada-calidad-precio. Incluso veremos que muchos trabajos son muy mal pagados.

Sucede que existe el prejuicio y eso es algo que veremos mucho en occidente, de que los jóvenes recién salidos de la universidad o que no han tenido estudios universitarios, son considerados poco eficientes para un puesto laboral, por lo cual, no siempre se opta por tener jóvenes en puestos responsables o los jóvenes emprendedores lo encuentran más difícil.

Así mismo con los adultos mayores de cierta edad como lo son de 50 años para arriba, tienen mayores dificultades al conseguir un trabajo, pues muchas personas los consideran personas obsoletas o con déficit de capacidades para realizar muchas tareas. En general, esto no es nada más allá de prejuicios, pero afectan mucho la producción laboral de Perú, pues por seguir estas tendencias, no se aceptan muchos de los potenciales laborales que ofrecen las personas, y por otro lado se les cierra la puerta a personas que podrían ser de gran utilidad para hacer crecer la economía del país con sus aportes.

Para comprender cuáles son las circunstancias que podrían dificultar el hecho de que consigas trabajo, así como para saber qué tipos de trabajos son los que más te convienen respecto a tus capacidades y cualificaciones, hemos preparado un artículo repleto de instrucciones útiles de gran relevancia que te ayudarán a saber cómo puedes conseguir trabajo en Lima, Perú.

Es momento de que tomes anotaciones de las cosas más importantes que te diremos aquí, y que hagas un análisis de lo que decimos para que sepas a qué atenerte y ser realista y objetivo a la hora de buscar un trabajo.

¿Que necesitas para conseguir trabajo en Lima?

  • Carta de presentación
  • Curriculum
  • Saber leer
  • Tener estudios básicos o avanzados

Instrucciones para conseguir trabajo en Lima

  1. Si eres extranjero investiga las medidas necesarias. Son muchos los extranjeros que quieren viajar a Perú para trabajar. Sin embargo, para no encontrarnos con piedras en el camino, tener nuestros papeles vigentes, credenciales, pasaporte y visa, será de mucha utilidad para poder tener acceso al país. Posteriormente será necesario que investigues en el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo de la República del Perú, cuáles son las ofertas a las que puedes acceder y los requisitos de dichos trabajos. Tendrás que registrarte en el Portal de Empleos de Perú con tus datos de identificación. También puedes investigar sobre La Agencia de Promoción de la Inversión Privada, cómo o dónde puedes realizar inversiones.
  2. Objetivista tus metas y prioridades. Existen dos cosas que debemos tomar en cuenta a la hora de querer un trabajo de corto o largo plazo, y son nuestras metas y prioridades. Si tu meta es juntar dinero para una causa inmediata como lo sería un problema familiar, elegir la mejor opción posible en relación calidad-pago o labor-pago sería lo más adecuado. Es decir, dentro de nuestras capacidades, elegir un trabajo que pueda ser una fuente inmediata de dinero. Si por el otro lado somos personas con metas más allá de los empleos que se nos presentan, entonces deberíamos buscar una opción que nos tenga conformes o más tranquilos. De estas dos cosas, es decir, de nuestro criterio y de nuestra necesidad económica, dependerá si vamos o no a elegir un trabajo a largo o corto plazo, y la forma en la que nos aplicaremos en él dependiendo de nuestras necesidades.
  3. Sé realista. Si bien es de mucha importancia que el trabajo que elijas te dé satisfacción para que así lo realices bien y a su vez, te sientas gratificado al laboral, cuando se trata de estándares puede haber ciertos problemas si no marcamos un límite tempranamente. Por ejemplo, supongamos que tu sueño es ser el dueño de una empresa, pero no sabes nada de administración ni dirección de personal y no quieres trabajar en otra cosa que no sea algo relacionado con tu sueño. He aquí un problema muy grave, no se trata de olvidar nuestros deseos, sino de saber cuándo realizarlos de acuerdo a nuestras posibilidades reales. Si tú no sabes hacer algo y no lo puedes aprender de manera inmediata y necesitas dinero, apégate al trabajo que, una vez de haberlo razonado, te sea conveniente. Ya luego o simultáneamente podrás seguir con tus demás proyectos pero sin perder tu fuente económica estable que podría ser ese trabajo.
  4. Prepárate intelectualmente. A veces comenzamos a laborar con una idea, en ocasiones negativa, en ocasiones positiva, pero generalmente nos formulamos una serie de prejuicios que pueden generar temor, o por el contrario exceso de confianza y con ello, al idealizar nuestra labor o a nuestros compañeros, llegar el momento en el que se nos presente alguna posible decepción. Lo mejor es ir a trabajar apegados a una idea realista de cómo podría ser, calmados, pero sin ser muy prejuiciosos.
  5. No intentes ir más allá de lo posible o real. Existen personas que creen que trabajar bien es trabajar mucho cuando no siempre es así. Si tu trabajo te exige mucho pero recibes un sueldo injusto o sientes que no te pagan lo suficiente, tienes que tener en mente que tu bienestar debe estar por encima de lo demás. Existen empresas de dudosa moral que sobre-explotan a sus trabajadores con amenazas, sobre todo a los que están muy necesitados o que son extranjeros ilegales o residentes, ya que así cuesta más trabajo demandar o exigir justicia en estos casos. De allí la importancia de leer bien nuestro contrato y de estar de acuerdo en cada una de las cosas que vengan escritas en él.
  6. Tampoco te des por vencido. Si bien hemos dicho que es importante apegarse a la realidad, si notas que los trabajos que tienes accesibles son muy esclavizantes, que no cumples con las cualidades solicitadas o que simplemente no es para ti, no te rindas. Sigue buscando hasta que encuentres la opción más favorable para ti.
  7. Prepara tu currículum y carta de presentación. Este paso es sin duda el más importante previo a conseguir una trabajo, porque es el paso que si no lo hacemos, se nos cerrarán las puertas a un trabajo justo y bien pagado. Es de suma importancia que escribas tus cualidades laborales y estudios en un curriculum personalizado y una buena carta de presentación. Un buen curriculum, puede hacer la diferencia entre obtener un buen trabajo u obtener un trabajo mal pagado y sobre te sobre-exploten.
  8. Ten cuidado con los fraudes. Algunas personas se aprovechan de la desesperación de otras personas para conseguir trabajo o de su ego, para mantenerlas subyugadas a un mal modo laboral. No dejes que te engañen, usen o hagan daño. Es mejor que recurras siempre a alguien con experiencia para que haga valer tu contrato y que éste se haya llevado a cabo legalmente y de manera racional. Siempre es mejor tomarse un tiempo para analizar las cosas, a caer en un mal paso y terminar peor de lo que ya estamos.

Consejos para conseguir trabajo en Lima

  • Es aconsejable que tu trabajo sea cerca de donde vives, pues así gastarás menos dinero en transporte público a menos que tengas transporte.
  • Si piensas viajar a otro país para trabajar, siempre procura investigar muy bien qué trabajos son los más seguros y disponibles para ti.
¿Te ha gustado?